DEFENSA

Estados Unidos hará sus maniobras en África fuera del Sáhara Occidental

La confirmación del alto mando estadounidense refuta la afirmación del presidente del Gobierno marroquí de que parte de las maniobras conjuntas con EE UU tendría lugar en la excolonia española

Soldados estadounidenses embarcan en un avión en la base naval de Rota (Cádiz) con destino a Tombuctú (Malí), el 16 de abril.
Soldados estadounidenses embarcan en un avión en la base naval de Rota (Cádiz) con destino a Tombuctú (Malí), el 16 de abril.Africom

Estados Unidos ha confirmado este martes que sus maniobras militares African Lion 21, que tendrán lugar a partir del próximo lunes en Marruecos, Túnez y Senegal, se desarrollarán en zonas del sur de Marruecos fuera del Sáhara Occidental, según explicó a la agencia Efe un portavoz del Comando Central de las Fuerzas Armadas (Africom). Dicha fuente explicó que los ejercicios, que figuran entre los más importantes del continente africano y en los que España no participará, se extenderán “desde la base aérea de Kenitra, en el norte de Marruecos, hasta las áreas de entrenamiento de Tan Tan y Guerir Labuji, en el sur”, informa Efe.

La confirmación del alto mando estadounidense refuta la afirmación del presidente del Gobierno marroquí, Saadedín Otmani, de que parte de las maniobras conjuntas con EE UU tendría lugar “por primera vez en el Sáhara Occidental”.

La privilegiada relación bilateral de EE UU y Marruecos ha quedado de manifiesto a lo largo de los últimos meses, pero no se remonta al reconocimiento por parte de Donald Trump de la soberanía marroquí sobre el Sáhara, en diciembre. El gesto de aprobación hacia Rabat del Departamento de Estado norteamericano, durante el reciente conflicto de Gaza, pudo interpretarse en Rabat como una toma de partido, pero la matización del Africom sobre la localización de los ejercicios como mínimo desarma los intentos de instrumentalización del territorio de la antigua colonia española.

Las buenas relaciones bilaterales entre EE UU y Marruecos, prueba de la importancia geoestratégica del país norteafricano, se remontan al momento de la independencia de Francia, cuando Rabat optó por EE UU en un intento de marcar distancias con respecto a su archirrival Argelia, en la órbita de la Unión Soviética. El vínculo se estrechó durante la Guerra Fría. Marruecos es la llave que permite el acceso al Mediterráneo, donde Estados Unidos dispone de varias bases militares, navales y aéreas.

Por su parte, la ONU, en un ejercicio de equidistancia, ha animado este martes a España y Marruecos a dialogar para resolver la actual crisis y defendido la postura del organismo internacional sobre el Sáhara Occidental, es decir, una solución política mutuamente satisfactoria. “Cuando hay tensiones entre dos Estados miembros, ya sean España y Marruecos u otros, siempre animamos a un diálogo abierto entre las dos partes para resolver cualquier cuestión originada por la crisis”, ha dicho el portavoz Stéphane Dujarric.

La ONU, subrayó el portavoz, sigue conduciéndose en lo relativo al Sáhara Occidental por las resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad. “Esta sigue siendo nuestra postura”, insistió el portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, cuestionado por la situación tras el reconocimiento de la soberanía marroquí en el Sáhara Occidental por parte de EE UU en el tramo final del mandato de Donald Trump.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50