El Gobierno recibe con alivio la carta de Junqueras, mientras que el PP defiende que no cambia nada

Ábalos avisa de que el Ejecutivo “no está por ese referéndum [pactado], sino por la integridad territorial de España”

El alcalde de Madrid y portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, este lunes, al llegar un acto organizado por la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM).

El gesto de distensión que el Gobierno esperaba desde las filas del independentismo ha llegado tras dos semanas de críticas durísimas por la intención de Pedro Sánchez de indultar a los presos del procés. Y lo ha hecho justo en la semana en que la derecha se ha vuelto a citar, dos años después, en la plaza de Colón de Madrid para mostrar su rechazo frontal a la gestión del conflicto político en Cataluña. La carta de Junqueras publicada este lunes por el diario Ara y adelantada por La Sexta, en la que legitima los indultos y cuestiona la vía unilateral que el independentismo ha priorizado durante los últimos años, con su colofón en el referéndum y declaración ilegales secesionistas de 2017, ha sido recibida con alivio en La Moncloa. La dirección del PP defiende, en cambio, que la tribuna no cambia nada, aunque algunos barones populares sí han valorado positivamente ―aunque como un gesto aún insuficiente― el posicionamiento del líder de ERC. Pablo Casado avisa de que el PP se opondrá a un referéndum pactado.

José Luis Ábalos, ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, ha celebrado lo que considera “una reacción a la política de diálogo que defiende el Gobierno”. “Nuestra convicción se fundamentaba en la necesidad de dotarnos de la audacia política necesaria, del valor y coraje para una decisión de este tipo, y pedíamos también que en Cataluña hubiera voces, que en su momento defendieron el independentismo de forma unilateral, que se dirigieran con el valor necesario a su electorado y plantearan la realidad”, ha valorado el número tres del PSOE, que también ha subrayado la “autocrítica y revisión de lo actuado” que, a su juicio, ha hecho ERC a través de Oriol Junqueras.

Sobre la vía escocesa, es decir, un referéndum de autodeterminación pactado en que los catalanes votasen a favor o en contra de la independencia, Ábalos ha dejado claro que el Gobierno “no está por ese referéndum, sino por la integridad territorial de España”. “El marco que defienden [los independentistas] debe estar dentro de la legalidad. No pedimos que renuncien a lo que piensan, simplemente que lo defiendan por la vía de la legalidad. Trataremos de buscar una solución dentro de la legalidad para mejorar la convivencia y en un marco de reencuentro”, ha remarcado Ábalos. “El mayor riesgo es no hacer nada”, ha sentenciado en una alusión implícita a la posición del PP, que recoge firmas contra los indultos como ya hizo contra el Estatut en 2006.

Varios barones del PSOE también han recibido con agrado el posicionamiento del líder de ERC. Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana, ha celebrado este acercamiento. “Es un avance asumir, por fin, que la unilateralidad es estéril. Se necesita coraje para el acuerdo. Y acuerdo para la concordia. Es tiempo de diálogo y de recordar a Amos Oz [escritor israelí]: ‘No hay acuerdos felices’. Peor es el desacuerdo. Toca reconectar emocionalmente”, ha afirmado. Puig ve en la carta de Junqueras “un paso positivo que va en la posición correcta de intentar buscar vías de encuentro”. “Necesitamos que ese diálogo exista y que podamos ir posicionándonos en favor de una convivencia fértil”, ha abundado.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, también ha reaccionado a la carta de Junqueras. “La política no son solo gestos, pero son muy necesarios. Y este es muy importante. Hay que salirse al encuentro dentro de la Constitución”, ha dicho. Fernández Vara mostró su malestar el pasado 26 de mayo con la posibilidad de conceder la medida de gracia sin que los líderes del procés encarcelados mostrasen arrepentimiento. “Resulta evidente que no debe ser indultado quien no quiere serlo porque no respeta ni cree en las leyes que lo hacen posible. E igualmente es evidente que los problemas que tiene nuestro país de construcción de un modelo de convivencia no se resolverán mientras nadie quiera”, se pronunció entonces.

La postura del PP

Para el Partido Popular, en cambio, la carta de Junqueras no cambia nada y no permite justificar la medida de gracia a los presos del procés. “Ya son demasiados engaños y mentiras de los independentistas y del Gobierno”, ha manifestado el líder del PP, Pablo Casado, que recuerda que hace unos meses el republicano rechazó los indultos. Casado avisa de que el PP se opondrá a que se celebre en Cataluña un referéndum pactado con el Estado sobre su encaje en España, como plantea ECR. “Si quieren algún tipo de modificación de la Constitución tendrán que venir al Parlamento español y plantear una reforma del modelo de Estado, no se puede hacer por la puerta de atrás para permanecer en La Moncloa. Rechazamos el referéndum de autodeterminación, como lo haríamos frente a cualquier petición de cualquier partido de cualquier parte de España”, ha zanjado Casado.

De la misma manera, el portavoz de la ejecutiva nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha defendido que el posicionamiento del líder independentista encarcelado “no alivia los indultos”. “Lo que alivia es el reconocimiento cierto y la petición de disculpas por la comisión de esos delitos. Sin arrepentimiento hacia atrás y sin arrepentimiento hacia el futuro, parece difícil que podamos creer en la sinceridad del señor Oriol Junqueras”, ha argumentado el alcalde de Madrid, que también ha hecho énfasis en que el líder de ERC no renuncia a la independencia “y por tanto a quebrar nuestro modelo constitucional de convivencia”, aunque los partidos independentistas son legales en España.

El PP subraya como hecho más relevante que no ve arrepentimiento en la carta de Junqueras. El líder de ERC no lo hace explícito, pero sí admite que la respuesta del independentismo “tampoco fue entendida como plenamente legítima por una parte de la sociedad, también de la catalana” y asegura que extiende la mano “a todos aquellos que se hayan podido sentir excluidos” por las acciones del independentismo. Los populares siguen adelante con la manifestación contra los indultos que se celebrará este próximo domingo en Madrid junto a Vox y Ciudadanos en la plaza de Colón, y aseguran que ya han recogido más de 35.000 firmas contra la medida de gracia.

Martínez-Almeida ha argumentado que la vía unilateral no triunfó por la fortaleza del Estado de derecho español y no porque Junqueras hubiera querido que fracasara. Y tampoco cree que el líder de ERC, si tuviera la ocasión, no volviera a reincidir. “Si para lograr la independencia considera que nuevamente tienen que violar flagrantemente nuestro ordenamiento jurídico, tengo el convencimiento de que lo harán”, ha expresado el alcalde madrileño.

El portavoz de la ejecutiva nacional de los populares ha ido más lejos en la reclamación a Junqueras y le pide que renuncie a la independencia de Cataluña. “La pregunta no es si Oriol Junqueras renuncia al unilateralismo en estos momentos. La pregunta es: ¿ERC y Oriol Junqueras renuncian a la independencia y a quebrar el modelo constitucional? La respuesta es no, porque Pere Aragonès fijó en su discurso de investidura la fecha de 2023 para volver a hacerlo. No nos distraigamos con sus tácticas, porque lo cierto es que no renuncia a la independencia de Cataluña y por tanto a quebrar nuestro modelo constitucional de convivencia”.

Fuera de la dirección popular, algunos barones sí han valorado el gesto del líder de ERC, aunque les sigue pareciendo insuficiente. El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, se alegra de que Junqueras “haya visto la luz y vea que la independencia es una utopía y no se va a producir nunca”. Ahora bien, considera que “eso no resta que se hizo un daño a nuestro modelo constitucional”. “El proceso de ruptura fue traumático. No se puede obviar. Si queremos ser un país serio, debemos hacer valer nuestras normas. No hablamos de una persona, hablamos de dirigentes que asumieron la quiebra de nuestro modelo constitucional”. Moreno Bonilla, uno de los barones moderados del PP, ha confirmado que no estará en la manifestación de Colón por motivos personales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción