Falsedades, medias verdades y contradicciones del manifiesto de Colón

Rosa Díez acusa al Gobierno de violar la Constitución, pero la ley fundamental recoge la posibilidad de indultos con carácter individual

Rosa Díez antes de leer el manifiesto de la concentración de Colón contra los indultos a los independentistas catalanes. En vídeo, fragmento del discurso de Díez en Colón.Foto: ANDREA COMAS | EP

El escritor Andrés Trapiello, el presidente del grupo S’hacabat!, Yeray Mellado, y la líder de la extinta UPyD, Rosa Díez, han leído un manifiesto en tres partes en la protesta de este domingo en la madrileña plaza de Colón contra los indultos a los independentistas catalanes condenados por el Tribunal Supremo. En la concentración, convocada por el grupo Unión 78 en defensa de la Constitución, se han visto varias banderas preconstitucionales. Estas son otras contradicciones, falsedades, medias verdades y opiniones del manifiesto.

Rosa Díez: “El Gobierno está violando la Constitución”. FALSO

“Si en estas condiciones el Gobierno indulta a los delincuentes estará violando la Constitución. Nos llamamos Unión 78 para recordar la necesidad de defender nuestra Constitución de los ataques llevados a cabo por quienes tienen el deber de hacerla respetar, comenzando por el Gobierno nacional. No vamos a tolerar más tiempo callados ni encerrados en casa nuevos ataques a la justicia y a la división de poderes; no vamos a callar ante los autoindultos de un presidente que, asociado a delincuentes separatistas, traiciona sus obligaciones constitucionales”, ha dicho Rosa Díez. Es falso. La Constitución recoge la figura del indulto. Formalmente lo otorga el Rey —de hecho, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso ha interpelado directamente al Monarca a no firmarlo—, a quien, según la ley fundamental, corresponde “ejercer el derecho de gracia con arreglo a la ley”.

Díez: “Sin solicitud y arrepentimiento no cabe indulto”. FALSO

“Consideramos que tales indultos representan un grave atentado contra la democracia, perpetrado por el propio Gobierno de España. Lo dice la ley, lo informan los fiscales, lo ha reiterado el Tribunal Supremo: sin solicitud y arrepentimiento no cabe indulto”, ha asegurado Rosa Díez. El arrepentimiento, no obstante, es un dato a tener en cuenta, pero no un requisito legal indispensable para el indulto, del que puede beneficiarse “cualquier persona que esté condenada en sentencia firme y haya comenzado a cumplir la pena”. La ley establece tres vías para abrir el expediente: que lo solicite el condenado o alguien en su nombre; sin que haga falta su consentimiento; a propuesta del tribunal sentenciador o de la Fiscalía o directamente desde el Gobierno.

El Tribunal Supremo ha argumentado, entre otros motivos, esa falta de arrepentimiento para oponerse a los indultos a los independentistas catalanes, pero la sala de lo militar del Alto Tribunal no lo exigió, por ejemplo, en 1993, cuando informó a favor de esta medida de gracia para el teniente coronel Antonio Tejero por el 23-F alegando razones de “conveniencia pública”. El Gobierno de entonces, presidido por Felipe González, lo rechazó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Díez equipara indultos y amnistía, pero no son lo mismo

“No vamos a consentir que Sánchez amnistíe de forma encubierta al golpismo catalán”, ha proseguido Rosa Díez. La amnistía y el indulto son figuras diferentes. El indulto es una medida individual que perdona la pena, pero no el delito. La Constitución, de hecho, prohíbe los indultos generales. La amnistía sí es una medida de naturaleza colectiva.

Trapiello: Sánchez dijo que no indultaría a los independentistas condenados. CIERTO

“Basta ya de decir un día que no se indultarán a los sediciosos catalanes y al siguiente lo contrario. A ver si lo entienden de una vez: nadie es facha por decir hoy lo mismo que decía el presidente de Gobierno hace unos meses”, ha dicho el escritor Andrés Trapiello, que ha leído la primera parte del manifiesto de Colón. Efectivamente, tras la sentencia del Supremo, Pedro Sánchez aseguró en 2019 que los condenados cumplirían las penas “en su totalidad” y negó varias veces que “el debate del indulto” estuviera sobre la mesa.

Polémicos paralelismos. ETA y el independentismo

El escritor Andrés Trapiello ha comparado el movimiento de protesta contra los indultos con ¡Basta ya!, colectivo vasco surgido en 1999 frente al terrorismo de ETA. “No nos ha convocado ningún partido político de derechas o de izquierdas, nos ha convocado una plataforma de ciudadanos hecha a imagen y semejanza de aquella que se formó en el País Vasco para decir ‘¡Basta ya!’ Y eso estamos diciendo aquí también: Basta ya”, ha declarado.

También Rosa Díez ha hecho una comparación similar. “Tras destruir todos los consensos, Pedro Sánchez necesita el voto de los delincuentes condenados por sedición y malversación, como los de esos otros que lo fueron por terrorismo y están tan orgullosos de su historia criminal”, ha dicho, en alusión a Bildu y ETA. En España, la ley de partidos, aprobada en 2002, reserva al poder judicial la potestad para disolver formaciones en casos de conductas que vulneren de forma “reiterada y grave” los principios democráticos, como emplear el terrorismo y la violencia para lograr objetivos políticos.

Lea la primera parte del manifiesto, leída por el escritor Andrés Trapiello. Si no puede verla, pulse aquí.

Lea la segunda parte del manifiesto, leída por el presidente de la asociación S’ha Acabat!, Yeray Mercado. Si no puede verla, pulse aquí.

Yeray Mercado:

Lea la tercera y última parte del manifiesto, leída por la fundadora de Unión 78, Rosa Díez. Si no puede verla, pulse aquí.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Además de reportajes, realiza entrevistas y comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter. Especialista en memoria histórica, ha escrito los libros 'Valientes' y 'Vidas Robadas', y la novela 'Recuérdame por qué te quiero'. También es coautora del libro 'Chapapote' sobre el hundimiento del Prestige.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS