Juan Espadas se impone a Susana Díaz en las primarias del PSOE andaluz como futuro candidato a la Junta

El actual alcalde de Sevilla logra más del 55% de los votos y supera en casi 17 puntos a la actual secretaria general regional que confirma que no se presentará a la reelección

Juan Espadas y Susana Díaz, en la sede del PSOE-A, se saludan tras conocerse los resultados de las primarias en la sede regional del partido. En vídeo, las declaraciones de ambos.PACO PUENTES / VÍDEO: EUROPA PRESS

El sevillano Juan Espadas se ha impuesto a Susana Díaz en las elecciones primarias del PSOE andaluz celebradas este domingo, en las que ha obtenido 16,7 puntos de ventaja sobre su principal contrincante. El alcalde de Sevilla, un gran desconocido para gran parte de los militantes socialistas, aspirará también a la secretaría general de su partido en el congreso regional de finales de año y abre una nueva etapa en el socialismo andaluz —dirigido por Díaz desde 2013―, en la que persigue pasar página de la división con la dirección federal y construir un nuevo proyecto que permita al PSOE recuperar la Junta de Andalucía, que perdió tras las elecciones de 2018. En Ferraz, sede central socialista, la victoria de Espadas, que ha superado el 55% de apoyo de los militantes, ha supuesto un gran alivio. Un triunfo de Díaz, que este domingo ha obtenido el 38,43% de los votos, se interpretaba como una derrota de Pedro Sánchez y un inequívoco síntoma de debilidad.

Díaz ha reconocido su derrota y decidido dar un paso al lado, aunque no ha presentado su dimisión. “No me voy a presentar a la secretaría del PSOE de Andalucía”, ha adelantado con un semblante serio y arropada por su equipo desde la sede de la formación en Andalucía. La dirigente socialista se ha puesto al servicio de Espadas, pero ha confirmado que seguirá en su puesto de secretaría general. Cómo será esa colaboración es algo que, según ha señalado la dirigente socialista, deberán concretar en los próximos días. Durante la campaña, el alcalde de Sevilla ya advirtió de que si vencía pediría hacer cambios dentro del grupo parlamentario socialista.

“Hoy comienza una nueva etapa”, ha señalado Espadas, cuya euforia y la de su equipo han disipado el desánimo dejado minutos atrás por los responsables de la candidatura de Díaz. La dirigente socialista ha bajado con su equipo y ha saludado al alcalde justo antes de que fuera a intervenir. El ganador de la noche ha insistido en el mensaje de unidad y reencuentro que ha constituido el eje de su campaña. El alcalde de Sevilla, además de erigirse en ganador, también ha dejado claro esta noche que se presentará a la secretaría general y que se mantendrá al frente de la alcaldía de Sevilla mientras tanto.

El congreso regional tardará en llegar seis meses y Espadas quiere que su nominación como candidato se vea cuanto antes en el PSOE andaluz, sobre todo, en el grupo parlamentario compuesto por 33 diputados de 109 de la Cámara. Díaz es la presidenta y la dirección del grupo está copada por sus afines. Los cambios en el Parlamento son una decisión que compete a la ejecutiva regional, donde Díaz tiene la mayoría, pero su decisión de ayudar al nuevo candidato del PSOE andaluz a la Junta podría allanar una cohabitación con la dirección regional saliente que, a priori, no parecía fácil, según vaticinan dirigentes de la candidatura del alcalde de Sevilla. Espadas ha reconocido que tiene previsto hacer ajustes en el grupo parlamentario y ha insistido en que no habrá bicefalia.

Por primera vez en su historia, los 45.374 militantes llamados a las urnas han decidido en voto secreto e individual a su candidato a la presidencia de la Junta, en unas elecciones que aún no tienen fecha y que tocarían a finales de 2022 si no hay adelanto. Espadas se impuso en la mayoría de las capitales andaluzas, las que tienen mayor número de militantes. A falta de la proclamación de los resultados definitivos, ha ganado en cuatro de las ocho capitales: Almería, Granada, Cádiz y Jaén. En estas dos últimas, el tercer candidato, Luis Ángel Hierro, también superaba a Díaz, quedando en segundo lugar.

Díaz se ha impuesto en tres de las ocho provincias, aunque solo en Almería la diferencia con Espadas ha sido significativa. Ahí ha logrado el 61,21% de los votos. En Córdoba ha ganado con el 49,5%, mientras que en Málaga ha sacado casi el 48,5%. Espadas se ha impuesto en las de Cádiz (66,8%), Granada (61,4%), Jaén (65,8%), Huelva (59,8%) y Sevilla (54,3%). Aunque es prematuro sacar lecturas provinciales, los datos logrados por el regidor hispalense indican que algunas de las actuales mayorías cambiarán de signo cuando se celebren los congresos provinciales del PSOE. El caso de Sevilla es el más significativo por cuanto hasta ahora, se daba por hecho de que Díaz tenía el control férreo de esta agrupación, la de mayor número de militantes de Andalucía.

La participación ha sido superior al 75%. “Ha sido una jornada transparente y una campaña de ejemplo, donde los tres candidatos han demostrado madurez y ejemplaridad”, ha reconocido esta noche el secretario de organización, Juan Cornejo, que ha dado la enhorabuena a Espadas, a quien también ha felicitado Pedro Sánchez por teléfono. Quien será su contrincante en la carrera a la presidencia de la Junta, su actual responsable, Juan Manuel Moreno, también se ha puesto en contacto con él.

Más información
Juan Espadas, un alcalde enemigo del conflicto
Sánchez se la juega en las primarias andaluzas
Así le hemos contado en directo las primarias del PSOE andaluz

Toda la campaña de Espadas desde que se convocaron las primarias ha girado en la necesidad de un cambio de liderazgo en el PSOE andaluz, convencido de que con Díaz de cartel electoral los socialistas no recuperarán la Junta de Andalucía. Ese mensaje ha calado en los militantes socialistas, frente al esgrimido por Díaz de la necesidad de un PSOE autónomo, sin “injerencias” de Ferraz. Las encuestas publicadas pronostican que de celebrarse ahora elecciones autonómicas, el PP de Juan Manuel Moreno será el partido más votado y tendría mayoría absoluta con Vox, mientras que las izquierdas (PSOE, Unidas Podemos y los de Teresa Rodríguez) no suman suficientes escaños. Desde el PP no han ocultado que preferían a Díaz como candidata.

La campaña de las primarias ha servido para testar cómo está el PSOE andaluz. Y el análisis compartido por muchos dirigentes es que la federación andaluza, antaño una máquina electoral siempre a punto, está aletargada, atomizada, sin un proyecto regional ni modelo de organización donde desde hace años no hay reflexión colectiva. “Estamos peor de lo que creíamos”, afirma una diputada. Esta situación se agravó tras perder la Junta en diciembre de 2018 y se intensificó aún más con el cierre de las casas del pueblo por la pandemia. “No hay un proyecto común de jardín, sino de agrupaciones provinciales que son como macetas, cada una gobernada por virreyes locales”, asegura un dirigente.

La ejecutiva federal fue la que forzó el adelanto de las primarias para elegir al candidato a la presidencia de la Junta con el pretexto de que el presidente, Juan Manuel Moreno, puede convocar elecciones en cualquier momento. Moreno ha dicho que descarta esa eventualidad y asegura que agotará el mandato, si bien algunos dirigentes populares opinan todo lo contrario y creen que octubre sería un buen momento.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS