INMIGRACIÓN

Un intento de entrada de inmigrantes en Melilla deja 20 guardias civiles heridos leves

Más de 150 personas intentaron bordear el Dique Sur de la ciudad autónoma durante la madrugada de este martes

Un policía y un guarda de seguridad vigilan a un grupo de inmigrantes indocumentados que saltaron la valla de Melilla en agosto del año pasado.
Un policía y un guarda de seguridad vigilan a un grupo de inmigrantes indocumentados que saltaron la valla de Melilla en agosto del año pasado.Paqui Sánchez / EFE

El intento de entrada de un grupo de migrantes en Melilla durante la madrugada de este martes ha dejado 20 agentes de la Guardia Civil heridos leves. Los hechos se han registrado a las 5.15 horas de la madrugada cuando un grupo de más de 150 personas a la carrera han intentado bordear el Dique Sur de la ciudad autónoma, pero todos ellos han sido rechazados en un dispositivo de la Guardia Civil y la Policía Nacional con la colaboración activa de las fuerzas de seguridad de Marruecos. Los inmigrantes, en su mayoría subsaharianos y marroquíes, esgrimieron palos y piedras contra los agentes .

Según ha informado un portavoz de la Delegación del Gobierno en Melilla, “salvo complicaciones se tratarían de contusiones y el pronóstico de todos ellos es leve”, aunque a seis de ellos “se les ha dado la baja médica”. La representación del Ejecutivo en la ciudad autónoma, que asegura que ningún migrante ha podido pasar finalmente a la ciudad española, ha destacado que el intento ha estado marcado por “la violencia utilizada por los migrantes que portaban palos y el lanzamiento de piedras”. La Delegación ha informado también de que en su mayoría se trata de migrantes subsaharianos, aunque también han participado magrebíes. Además, La Policía Local de la ciudad autónoma ha colaborado en el operativo cortando la carretera del Dique Sur.

Este intento de entrada sucede menos de un mes después del inicio de la crisis migratoria de Ceuta que llevó a que 9.000 inmigrantes cruzaran la frontera entre Marruecos y la ciudad autónoma en un solo día ante la pasividad de las fuerzas fronterizas marroquíes. El inicio de la crisis vino provocado por la acogida en España del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, algo que el reino alauita consideró una provocación. Rabat ejerció una presión nunca vista sobre España y la Unión Europea después de que el entonces presidente estadounidense Donald Trump reconociera, en diciembre de 2020, la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

El pasado jueves, el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que expresaba su “rechazo” y “lamentaba” el papel de Marruecos en la reciente crisis diplomática de Ceuta. La Eurocámara consideró que Rabat “desencadenó” los episodios de la ciudad autónoma y reiteró “la posición consolidada de la Unión en relación con el Sáhara Occidental”, que está basada “en el pleno respeto de la legalidad internacional”, de acuerdo con las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50