El rechazo a los indultos se disipa en el PSOE tras un mes de asimilación

Zapatero califica la medida de gracia de “valiente” y “muy positiva para España”

Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero en un acto de homenaje a Alfredo Pérez Rubalcaba, este lunes. Foto: Cézaro De Luca / Europa Press. En vídeo, Zapatero y González responden a los periodistas a la entrada del acto. EP

La inquietud con que el PSOE recibió los planes de Pedro Sánchez de indultar a los presos del procés, sobre todo en las comunidades del interior del país, se ha disipado y ha dado paso a una aceptación generalizada. Por más que en algunos casos sea a regañadientes. José Luis Rodríguez Zapatero calificó este lunes la medida de gracia como “una valiente decisión que será muy positiva para España” a su llegada a un homenaje a Alfredo Pérez Rubalcaba, exvicepresidente del Gobierno y titular de varias carteras ministeriales en diversos gobiernos socialistas, fallecido en 2019. El otro expresidente del Gobierno socialista, Felipe González, entiende que no provocará un cambio constitucional. “No creo”, dijo escuetamente antes del inicio del acto, al que también asistió el expresidente Mariano Rajoy (PP). González, que en mayo afirmó que no se daban las condiciones para dar los indultos, insistió en la necesidad de respetar “las reglas del juego”, la Constitución y el ordenamiento jurídico.

A la asimilación de la medida, que sigue generando descontento entre algunos de los principales líderes territoriales, pero con un tono mucho más rebajado, han contribuido las explicaciones del Gobierno el último mes y, sobre todo, la reacción de la derecha. La marcha de Colón que congregó el 13 de junio en Madrid al PP, Vox y Ciudadanos ha cohesionado a las filas socialistas. Las iniciativas que el partido de Pablo Casado ha presentado en parlamentos autonómicos y ayuntamientos contra la concesión de la medida de gracia también tuvo el efecto contrario y no ha abierto fisuras en el PSOE, salvo excepciones contadas. “La respuesta no puede ser más Colón, ha de ser más Constitución y Constitución es más diálogo”, señaló el secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, apelando al apoyo de todos los partidos políticos, “fundamentalmente la oposición”, a la que considera una medida “a favor del reencuentro”. El también presidente de la Comunidad Valenciana insistió en que “más allá de los interesados, lo importante es el interés general de la ciudadanía”. La razón que mueve al Ejecutivo a otorgar los indultos contra el criterio de la Fiscalía y del tribunal sentenciador es política, como adelantó EL PAÍS: “Fomentar la convivencia en Cataluña”.

El más crítico volvió a ser el secretario general de los socialistas castellano-manchegos, Emiliano García-Page, aunque de una forma muchísimo más suave a la de las últimas semanas. “Mañana me va a doler todo el cuerpo”, ironizó el presidente de Castilla-La Mancha, con una mano vendada por un accidente doméstico, sobre la aprobación de los indultos. “Ojalá mañana [por este martes] pueda empezar un curso, al menos en el ámbito político y en el de la convivencia, distinto. Ojalá. Y que algunos entiendan cuál es el único camino posible, y que no entiendan lo contrario”, afirmó. “Lo que hay que celebrar es la unidad, no la separación, ni la independencia”, remachó en un acto de homenaje a la comunidad educativa. García-Page opinaba a finales de mayo que la decisión de los indultos podía “resultar estéril, porque sea la muestra de cómo pueden volver a las andadas sin consecuencias”. Entonces dejó bien claro su rechazo a que se concediesen debido a la falta de arrepentimiento de los líderes independentistas condenados por sedición y malversación: “Lo deseo con toda mi alma y desde mis más profundas convicciones”. Este lunes optó por rebajar el perfil a la espera de comprobar cómo se desarrollan los acontecimientos. El presidente de Aragón, Javier Lambán, otro de los barones más contundentes con el independentismo, guarda silencio desde hace semanas mientras se recupera de una operación. El extremeño Guillermo Fernández Vara también optó por la discreción.

“Bienvenido sea el diálogo y la concordia. Bienvenidas sean las soluciones y la pluralidad”, se pronunció a favor Francina Armengol. La presidenta de Baleares volvió a ser una de las más firmes defensoras de conceder los indultos. “La política se arregla desde la política. Ante una situación de enconamiento absoluto, de una crispación que no ayuda a nadie, que hace mucho mal a los ciudadanos de Cataluña y del resto de España, hay que apostar por el diálogo y la búsqueda de soluciones. Y si una vía es la de los indultos, bienvenidos sean”, justificó. “Los políticos estamos para arreglar los problemas, no para crear más. Por ejemplo, que se recojan firmas contra los indultos creo que genera más problemas”, sentenció sobre la estrategia seguida por el PP. Génova contempla poner fin a la campaña tras lograr en dos semanas 300.000 apoyos frente a los cuatro millones que obtuvo en dos meses en 2006 contra el Estatut.

Más información
La Asamblea del Consejo de Europa apoya los indultos y pide retirar la solicitud de extradición de Puigdemont

En la misma línea, la presidenta de Navarra, María Chivite, coincidió en la oportunidad que pueden abrir los indultos. “Creo que es un buen gesto que esperemos que tenga un buen resultado”, observó la presidenta de la comunidad foral. Chivite confía en que “contribuyan al diálogo”.

La calma alcanzada los últimos días en el partido era un escenario que no manejaban en Ferraz cuando Sánchez adelantó sus intenciones sin esperar a que el Tribunal Supremo se pronunciara. Nadie en el partido duda de que el comité federal, máximo órgano del PSOE entre congresos, cerrará filas el 3 de julio con el presidente del Gobierno tres días después de su comparecencia en el Congreso para explicar los indultos.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS