La Conferencia Episcopal se aleja de la tesis del PP y aboga por el “diálogo” en los indultos

La cúpula de los obispos ve clara, sobre la polémica de los indultos, la necesidad del perdón y la misericordia, pero siempre respetando la legalidad vigente

Luis Argüello, portavoz de la Conferencia Episcopal, en una imagen retrospectiva. En vídeo, sus declaraciones.F. ALVARADO / EFE | VÍDEO: EUROPA PRESS

El obispo Luis Argüello, portavoz de los obispos españoles y secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), se resiste a responder con claridad a las preguntas de la prensa de si la jerarquía eclesial se posiciona a favor o en contra de los indultos a los presos del procés que el Gobierno aprobó este martes. “Usted quiere un titular que diga sí o no”, ha respondido entre risas Argüello a un periodista este jueves durante la rueda de prensa que la CEE ha ofrecido tras la reunión de su Comisión Permanente.

La publicación la semana pasada de una carta de los obispos catalanes —entre los que figuraban el cardenal de Barcelona y presidente de la conferencia, Juan José Omella— en la que se apreciaba un cierto respaldo a la medida del Ejecutivo ha generado un tema de discusión en el que los prelados de otras partes de España no piensan igual. “[En la CEE] formamos parte obispos de diversos lugares de España, con diversas sensibilidades y con diversas opiniones sobre cómo podría organizarse la vida política y social”, ha precisado el secretario. Por eso, durante la reunión de la comisión de estos últimos días, los obispos han profundizado conjuntamente durante hora y media para extraer unas conclusiones comunes. Su postura: a favor de que se cumpla la ley y de que se fomente un clima de fraternidad que logre abordar el problema. No obstante, no han matizado públicamente si, de manera general, creen que los indultos son una herramienta para resolver el conflicto o una medida que lo empeora.

La cúpula de los obispos ve clara, como indica la nota que publicaron las 10 diócesis catalanas, la necesidad del perdón y la misericordia, pero siempre respetando la legalidad vigente. “Estamos, como los obispos catalanes, por el diálogo. Estamos por que se respete la justicia, lo cual supone el respeto por la división de poderes”, ha precisado Argüello. La CEE solo ha añadido un pero sobre el problema catalán: “No se puede resolver solo desde el sentimiento. No vale decir: ‘yo me siento esto o lo otro’. No vale ni para la identidad nacional ni para la antropológica. No sirve: ‘Yo me siento y me cambio el DNI’. No se puede elevar el sentimiento a categoría jurídica. Las categorías jurídicas tienen sus propias reglas de juego”.

La cúpula eclesial, además, ve contraproducente que, tras efectuarse los indultos, sigan fomentándose las posturas rígidas. “Ahora que los indultos se han producido y que las personas indultadas han salido a la calle y han hecho manifestaciones, tendríamos que subrayar que las actitudes inamovibles no ayudan a construir la sociedad”. La CEE ha señalado como camino a seguir un diálogo entre ambas partes que incorpore sus insatisfacciones y desacuerdos para que se pueda abordar el problema desde un marco compartido. “Hay que ver en qué medida esa insatisfacción responde a argumentos legítimos o en qué medida sea una insatisfacción interesada. Seguramente haya de las dos cosas”.

El secretario también ha aprovechado para recordar que este tipo de conflictos pueden empeorar la situación de miles de personas desfavorecidas, sin recursos. “Hay que pensar en la situación de los más débiles. Este diálogo no puede hacerse olvidando las consecuencias que puede tener en las personas que peor lo pasan en cualquier lugar de la realidad española, en sus diversas nacionalidades y regiones”, ha añadido Argüello.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción