Las contradicciones de Toni Cantó al aceptar el puesto creado para él en el Gobierno de Ayuso

El exdirigente de Ciudadanos tiene abundante hemeroteca contra los “chiringuitos” creados ‘ad hoc’ para lucro personal de los políticos

El exdiputado valenciano de Ciudadanos Toni Cantó, en un acto de campaña electoral del Partido Popular el pasado mayo en Madrid. En vídeo, lo que Toni Cantó decía de los chiringuitos en 2019.Vídeo: MARISCAL / EFE

La hemeroteca es tozuda. Toni Cantó, exdiputado de UPyD y de Ciudadanos, tiene en el pasado reciente numerosas declaraciones críticas con los “chiringuitos” creados ad hoc para colocar a políticos. Ahora él mismo aceptará el nuevo puesto de director del área de la Oficina del Español del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Se trata de un órgano de nueva creación que Isabel Díaz Ayuso ha puesto en marcha para convertir a la región en la capital del idioma en Europa, y con el que ha buscado un encaje a su fichaje estrella para las pasadas elecciones, que no pudo ir al final en su lista porque no se empadronó a tiempo en Madrid.

Más información
Ayuso crea la Oficina del Español para colocar a Toni Cantó en el Gobierno de la Comunidad de Madrid

Cantó ha llegado a describir en el pasado como “chiringuito” al Ministerio de Igualdad, además de al Instituto de la Mujer o al Servicio Andaluz de Empleo. También ha calificado así a una entidad catalana para la promoción del catalán, Plataforma per la Llengua, que guarda claros paralelismos con la nueva oficina para promocionar el español que dirigirá en Madrid. En su pasado reciente ha batallado contra los enchufes de políticos y personas afines para cargos públicos.

En abril de 2019, cuando era candidato de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, Cantó propuso una “ley antienchufes” en esa comunidad, con la que proclamaba: “La época dorada de los enchufes y de los contratos a dedo en la Comunidad Valenciana se va a terminar”. “Temblad, enchufados del PP y el tripartito valenciano”, avisaba el actor y político en la red social Twitter, de la que es un usuario muy activo. En mítines de campaña, el candidato aseguraba también entonces: “Vamos a eliminar los chiringuitos. Ese dinero va a ir a educación, a sanidad, a dependencia y bajaros los impuestos. Ni un niño en barracones”. En su nuevo puesto en Madrid, para el que no consta que tenga formación adecuada, tendrá previsiblemente un salario de más de 70.000 euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En noviembre de ese mismo año, el exdiputado se pronunciaba así en la televisión valenciana La 8: “La lengua termina mostrándose siempre como un chiringuito más; aquí hay unos señores que en nombre de la lengua valenciana se enriquecen”.

Numerosos usuarios en las redes han destacado que su primer tuit agradeciendo a Ayuso el nombramiento para la promoción del español estaba escrito con el uso incorrecto de varias comas. “Gracias Isabel Díaz Ayuso por la confianza. El español es la segunda lengua más hablada del mundo y genera muchas oportunidades para crear riqueza y empleo; la izquierda y el nacionalismo que la arrinconan, no han querido aprovecharlas. Madrid, lo hará”, decía el mensaje, que después ha eliminado y ha publicado de nuevo corregido.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS