Luis Salvador desafía a la dirección de Ciudadanos y reafirma que favorecerá al PSOE para que se haga con la alcaldía de Granada

José Antonio Huertas, concejal de Cs a quien la dirección de Arrimadas ha propuesto como alcalde, descarta postularse en declaraciones a EL PAÍS

El exalcalde de Granada, Luis Salvador, junto a su compañero José Antonio Huertas.
El exalcalde de Granada, Luis Salvador, junto a su compañero José Antonio Huertas.Álex Cámara - Europa Press (Europa Press)

La dirección nacional de Ciudadanos ha perdido el control de sus dos únicos concejales en el Ayuntamiento de Granada, y el PSOE acaricia, contra su criterio, la alcaldía de esta ciudad andaluza. Luis Salvador, exalcalde de Cs, que renunció a su cargo la semana pasada tras haber perdido el apoyo del PP al cumplirse dos años de su mandato, se reafirma en conversación con EL PAÍS en que va a “favorecer que gobierne la lista más votada, el PSOE”. El otro edil de Cs, José Antonio Huertas, afirma también a EL PAÍS que no tiene ninguna intención de postularse como alcalde, como ha propuesto Ciudadanos, y en su lugar va a votar “en el mismo sentido que Luis Salvador, para promocionar que la lista más votada salga elegida”. Los dos concejales de Cs desafían a la dirección de Inés Arrimadas, que pretendía otra salida y que la alcaldía quedara en manos de Huertas con apoyo del PP, aunque tampoco los populares estaban por la labor.

Más información
Un quinto diputado de Ciudadanos abandona el grupo en las Cortes valencianas

El vicesecretario de Comunicación de Cs, Daniel Pérez, anunció esta mañana que el partido había alcanzado un acuerdo con la dirección nacional del PP para mantener la alcaldía en manos del centro derecha, y que José Antonio Huertas (Cs) era su propuesta de nuevo regidor. El PP aseguró después que no daba por bueno ese pacto, y en su lugar proponía a un candidato popular, Francisco Fuentes. La decisión de la cúpula de Inés Arrimadas se ha ido al traste no solo por la falta de acuerdo del PP, sino porque Salvador y Huertas, sus dos ediles, tienen la llave del Ayuntamiento y apuestan por dejarlo en manos del PSOE.

Tras escuchar la apuesta de la dirección nacional de Cs, Luis Salvador insiste en que el PSOE debe gobernar Granada (233.648 habitantes), al haber sido la lista más votada en las últimas elecciones municipales. “Tanto José Antonio Huertas como yo favoreceremos a la lista más votada, que es la del PSOE”, insiste rotundo. Salvador, que renunció a su cargo el pasado 1 de junio tras haber perdido el apoyo del PP y de dos de sus ediles, que se fueron al grupo de no adscritos, considera que estos concejales, “que eludieron sus responsabilidades, salieron del Gobierno y trataron de bloquear el Ayuntamiento, están deslegitimados para volver a ser los representantes que saquen adelante los designios de este Ayuntamiento”. Por lo tanto, no solo apuesta por dar al PSOE la alcaldía, sino que también se compromete con dar un apoyo estable a los socialistas. “Garantizaremos la estabilidad, de manera que no sea un Gobierno en minoría acorralado por la oposición, sino que garanticemos que pueda funcionar el Ayuntamiento con una estabilidad estos dos años”.

El exalcalde de Cs asegura que favorecerá que gobierne el PSOE, pero deja abierto cuál será el sentido de su voto en la investidura, sabiendo que tiene dos opciones: sirve tanto que él como Huertas voten a favor del candidato socialista, Francisco Cuenca, como que se abstengan. Esto es así porque la izquierda cuenta con 13 votos de un total de 27 concejales (10 del PSOE más tres de Izquierda Unida) y la derecha con 12 (7siete del PP más dos ex de Ciudadanos que abandonaron el partido, junto a otros tres de Vox). Salvador no descarta, además, entrar en el futuro Gobierno socialista de Granada. “Ya veremos la fórmula a posteriori”, responde preguntado por esa posibilidad. No obstante, sí rechaza algunas responsabilidades de antemano: “Yo entiendo que no tengo que tener el foco, no tendré ninguna tenencia de alcaldía, no entraré en la junta de gobierno local y no tendré ninguna secretaría de área”.

Las palabras de Salvador y Huertas evidencian que la dirección de Inés Arrimadas ha perdido el control de sus dos únicos ediles en Granada. El vicesecretario de Comunicación de Cs anunció pasada la una de la tarde de este lunes un acuerdo con el PP que ni Salvador ni Huertas suscriben y que el PP también ha negado. “Esta mañana, la secretaria general de Ciudadanos, Marina Bravo, ha contactado con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y desde la sensatez, la lógica y la responsabilidad de dos partidos que piensan en el interés de los ciudadanos han decidido que hay que poner punto y final a esta situación y dar una respuesta”, explicó Daniel Pérez en rueda de prensa. “La respuesta pasa por el cumplimiento de pacto de Gobierno alcanzado hace dos años entre el PP y Cs. La propuesta que hemos puesto sobre la mesa es que sea José Antonio Huertas, actualmente vicealcalde, quien se presente y que con los votos de Cs y del PP podamos retomar la situación de normalidad”, anunció.

Sin embargo, en declaraciones a EL PAÍS, Huertas descarta postularse: “No voy a presentarme como candidato a la alcaldía. Para dar estabilidad a Granada entendemos que tiene que ser otro candidato”. Cs ya había perdido antes a otros dos de sus cuatro concejales, que se fueron al grupo de no adscritos y ahora actúan alineados con el PP.

El PP de Granada también desmintió haber alcanzado un pacto con Ciudadanos, y propuso en su lugar como candidato a alcalde al edil popular Francisco Fuentes. Tras el anuncio de Cs de que su candidato sería José Antonio Huertas, el PP granadino emitió un comunicado en el que “desmiente que haya firmado acuerdo alguno” con Cs, aunque se alegra del paso atrás “de la dirección nacional de Cs en su pretensión de entregar la ciudad al PSOE”, informa Javier Arroyo. Asimismo, fuentes de la dirección nacional del PP negaron que existiera un acuerdo entre Teodoro García Egea y Marina Bravo, y afirmaron que el PP es un partido “de territorio” y por eso “lo que ocurra en Granada lo decidirá el PP de Granada”.

El desencuentro entre el PP y Ciudadanos y, sobre todo, la decisión de los dos concejales de Cs de apartarse del criterio de la dirección nacional de su partido propician que, salvo sorpresa, el PSOE recupere una plaza relevante en Andalucía. La sesión de investidura tendrá lugar el próximo miércoles a las once de la mañana, y si Salvador y Huertas cumplen su palabra, Francisco Cuenca, candidato socialista, se convertirá dos años después de las elecciones en alcalde de Granada.




Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS