Juan Espadas ofrece a Susana Díaz un puesto en el Senado

La expresidenta acepta la oferta y el candidato socialista a la Junta cambiará a los tres senadores por Andalucía

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, saluda a Susana Díaz antes de comparecer en el Parlamento andaluz.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, saluda a Susana Díaz antes de comparecer en el Parlamento andaluz.PACO PUENTES (EL PAÍS)

El próximo destino político de Susana Díaz será el Senado. El candidato socialista a la presidencia de la Junta, Juan Espadas, le ha ofrecido a la todavía secretaria general del PSOE de Andalucía ser senadora por la comunidad autónoma, una operación que quiere que se materialice ya en este mes de julio, según fuentes socialistas. Díaz ha asistido este miércoles al pleno del Parlamento andaluz, donde ha comparecido el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, a petición propia y de los grupos, y ha ocupado su asiento habitual, el que le corresponde como todavía presidenta del grupo parlamentario. A su izquierda se ha sentado la nueva portavoz socialista, Ángeles Férriz. Antes, ha estado charlando animadamente con Moreno en el salón de plenos, rodeada por numerosos fotógrafos.

Según fuentes socialistas, Díaz ha aceptado la oferta, que implica la renuncia de uno de los tres senadores del PSOE por la comunidad autónoma de Andalucía. Espadas le ha pedido al gaditano Fernando López Gil que dimita de su cargo para dejar un hueco vacío. López Gil no ha puesto ninguna objeción. La idea del candidato a la Junta, que ganó las primarias a Díaz con el 55% de los apoyos, es renovar también, pero más adelante, a los otros dos senadores por la comunidad, la malagueña Marisa Bustinduy y el sevillano y exportavoz del Gobierno de Díaz Miguel Ángel Vázquez.

Estos cambios se enmarcan en la renovación que pretende Espadas cuando sea elegido secretario general del PSOE. Eso se producirá, salvo sorpresa mayúscula, el próximo 23 de julio. El lunes 12 de julio el comité director del PSOE andaluz convocará las primarias para elegir al secretario general, puesto al que optará Espadas para ser también investido líder del partido. Si no hay ningún otro candidato que reúna los avales requeridos (un 2% del censo, alrededor de 900 firmas), el también alcalde de Sevilla será proclamado secretario general. En el supuesto de que haya más de un aspirante que logre los avales, el proceso se iría al 5 de septiembre, ya que agosto es inhábil. Hasta final de año tendrá que convivir con una ejecutiva regional diseñada y elegida por Susana Díaz, con la que por el momento no ha tenido ningún problema de interlocución. Espadas sí va a nombrar un comité organizador del congreso, al que le autorizó el último comité federal, con personas de su confianza.

La idea de Espadas es que Díaz sea elegida senadora por la comunidad en el próximo pleno del Parlamento, previsto para los días 21 y 22. Para que la elección sea incluida en el orden del día, el Senado debe comunicar antes la renuncia de López Gil. Díaz puede compatibilizar su puesto en el Senado con el de parlamentaria autonómica, aunque los cálculos de Espadas pasan por la renuncia de la expresidenta a su acta andaluza. Si en el momento en el que es elegida conserva su escaño, Díaz no tendría que pasar por la comisión de nombramientos. En teoría, este órgano evalúa la idoneidad de los cargos de designación parlamentaria, pero los grupos tradicionalmente respetan las propuestas que se eleven sin hacer ni una sola pregunta.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS