Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Más ministras que nunca en el Gobierno con más mujeres de Europa

España se convierte en el gran ejemplo de Ejecutivos paritarios. Solo falta que lo encabece una presidenta

Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera, en el Congreso de los Diputados en junio.
Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera, en el Congreso de los Diputados en junio.Emilio Naranjo (EFE)

La última crisis de Gobierno, conocida el sábado tras horas de goteo de nombres, deja un futuro Ejecutivo con 14 ministras y 8 ministros. Es un equipo con un 63,6% de mujeres, el que más presencia femenina tiene de Europa, de la historia de la España democrática y previsiblemente del mundo, aunque la falta de datos globales impide afirmar con rotundidad esto último. Hay más mujeres con poder, aunque se ha perdido una de las cuatro vicepresidencias que ostentan solo ellas: Carmen Calvo sale del Gobierno.

Solo en otros 14 países de los 35 que mide el Instituto Europeo de Igualdad de Género —la UE28 más siete invitados— gobiernan Ejecutivos paritarios, entendidos como aquellos en los que al menos el 40% de sus miembros son hombres o mujeres, según los datos del segundo trimestre de 2021, los últimos disponibles. España se sitúa a más de tres puntos y medio de la siguiente en la lista, Lichtenstein (60% de mujeres), y a una distancia considerable de los siempre modélicos nórdicos, como Suecia (52,2%) o Finlandia (52,6%). También queda lejos de las vecinas Francia (51,2%) o Portugal (40%).

Para conformar el nuevo Gobierno, Sánchez ha sacado de los ministerios a tres mujeres y cuatro hombres y ha incorporado a cinco féminas nuevas y dos varones. Habrá cuatro ministerios más que pasan de tener un hombre al frente a ser dirigidos por una mujer. En Justicia, Pilar Llop sustituye a Juan Carlos Campo. La actual presidenta del Senado fue delegada del Gobierno contra la Violencia de Género y es una jueza versada en esta materia, que llega a punto para el inicio de la tramitación parlamentaria de la futura Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, conocida como ley del solo sí es sí, la norma que gira en torno al consentimiento expreso de las mujeres en las relaciones sexuales y pone coto en parte a la prostitución. Ha sido impulsada desde Igualdad pero rematada en su primera vuelta por Justicia.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anuncia los cambios en el Ejecutivo. Borja P. de la Bellacasa / EFE / Moncloa | Vídeo: EPV

La hasta ahora alcaldesa de Puertollano, Isabel Rodríguez, asume Política Territorial y la portavocía del Gobierno, un cargo con mucha proyección pública que en los distintos Ejecutivos de Sánchez ha estado también antes ocupado por mujeres —Isabel Celaá o María Jesús Montero—. Diana Morant, alcaldesa de Gandia, ocupa el Ministerio de Ciencia e Innovación en lugar de Pedro Duque. Y otra alcaldesa, la de Gavà, Raquel Sánchez, será la ministra de Transportes en sustitución de José Luis Ábalos, uno de los pesos pesados que salen del Gabinete.

Será el Ejecutivo con más mujeres en una senda de paridad que inició el también socialista José Luis Rodríguez Zapatero, responsable de la ley de Igualdad de 2007 que ha promovido y empujado la presencia de mujeres en los parlamentos españoles. ¿Sería ajustado entonces decir que estamos ante el Gobierno más feminista de la historia? A algunos miembros del Gobierno de coalición, como el propio Sánchez o la ministra de Igualdad, Irene Montero (Unidas Podemos), les gusta calificar así al Ejecutivo, como un “Gobierno feminista”. Pero lo que hace a un Gobierno ser o no feminista son sobre todo las políticas que impulsa, no la presencia de más o menos mujeres en el Consejo de Ministros.

El Ejecutivo tiene pendientes la aprobación de algunas medidas con sello feminista, como la citada ley de libertad sexual o la reforma de la ley del aborto, que anunció esta semana Montero pero que aún no cuenta ni siquiera con un borrador. Otra, como el anteproyecto de ley trans que acaba de iniciar su recorrido gubernamental previo al trámite parlamentario, es considerada muy feminista por el ala de Podemos y algo menos por una parte del PSOE que encabezó Carmen Calvo, secretaria de Igualdad del PSOE y una de las caras más relevantes del feminismo en el partido. Calvo sale precisamente del Ejecutivo en esta última crisis, tras haber sido la mujer más poderosa del Gobierno. Su caída está relacionada directamente con el desgaste en la negociación de esta norma.

En resumen, España tendrá el Ejecutivo con más mujeres hasta la fecha, es ejemplo para el resto de Europa y del mundo, y tiene entre manos la negociación de algunas normas con perspectiva claramente feminista. Pero sigue quedando una barrera aún no franqueada, ¿para cuándo una presidenta del Gobierno?

Sobre la firma

Pilar Álvarez

La corresponsal de género del diario EL PAÍS está especializada en temas sociales (Igualdad, Violencia de Género, Educación) y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción