Un hombre clave en Moncloa sigue con título de ministro

Félix Bolaños recibe la cartera del Ministerio de Presidencia de manos de la exvicepresidenta primera, Carmen Calvo

Carmen Calvo, exvicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, en la entrega de su cartera ministerial a Félix Bolaños.
Carmen Calvo, exvicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, en la entrega de su cartera ministerial a Félix Bolaños.EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL (Europa Press)

Félix Bolaños ha recibido este lunes la cartera del Ministerio de Presidencia de manos de la exvicepresidenta primera, Carmen Calvo. Ambos, que han trabajado juntos estos tres años en casi todos los proyectos relevantes y sensibles que ha aprobado el Ejecutivo, se dedicaron palabras muy cariñosas durante el acto protocolario.

“Este es el traspaso más amoroso en la historia española. Félix es un amigo. Me voy agradecida y tranquila”, destacó la vicepresidenta. El nuevo ministro agradeció a Pedro Sánchez su confianza y bromeó recordando las veces que se ha alegrado de no ser ministro.

Fue en ese momento de su discurso cuando lanzó un mensaje que muchos interpretaron como una mención indirecta a Iván Redondo, el jefe de Gabinete saliente, que no estaba presente en la toma de posesión. “Estas cosas ni se deben pedir ni se pueden rechazar”, afirmó Bolaños en su discurso. Diversas fuentes del Gobierno conocedoras de cómo se planificó el cambio de titulares en diversos ministerios coincidieron en asegurar que Iván Redondo pidió el puesto ministerial de Bolaños y Sánchez lo rechazó, y que de ese desencuentro surge su salida del Ejecutivo.

Más información

El entorno de Redondo insiste en que no pidió nada y se fue por propia voluntad. En cualquier caso el propio Bolaños, en una conversación informal posterior con la prensa, aseguró que esa frase no era en absoluto una mención indirecta a Redondo, sino una reflexión sobre su sensación al recibir la propuesta.

Durante la toma de posesión, trascendió que Bolaños aplazaría unas semanas la aprobación del proyecto de Ley de memoria histórica, que Calvo había dejado listo y se iba a llevar este martes al Consejo de Ministros.

El entorno del nuevo ministro aclaró que se trata más bien de una parada técnica y que se pospondrá hasta que Bolaños tome las riendas del ministerio y pueda estudiar esa y otras normas.

A la toma de posesión del nuevo ministro de Presidencia sí acudió medio Gobierno, con una decena de ministros y hasta el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, lo que demostraba la importancia de Félix Bolaños como nuevo hombre clave de La Moncloa.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción