Eduardo de Castro

Ciudadanos escenifica la expulsión del presidente de Melilla y pide su inclusión como no adscrito en la Asamblea

La formación que lidera Inés Arrimadas ha dirigido un escrito a los afiliados melillenses informando del cese del fundador del partido en la ciudad autónoma

Eduardo de Castro, de Ciudadanos, toma posesión en el salón dorado del Ayuntamiento de Melilla como presidente de la ciudad autónoma, en julio de 2019.
Eduardo de Castro, de Ciudadanos, toma posesión en el salón dorado del Ayuntamiento de Melilla como presidente de la ciudad autónoma, en julio de 2019.

El presidente de Melilla, Eduardo de Castro, ha sido definitivamente expulsado de Ciudadanos. En una carta recibida este viernes por la Mesa de la Asamblea de la ciudad autónoma, la formación que lidera Inés Arrimadas solicita cursar su baja como diputado naranja y su paso al grupo de no adscritos. Según el escrito, al que han tenido acceso medios locales, el partido había requerido a De Castro que renunciase a su acta de concejal, lo que supondría su cese en favor de la siguiente persona en la lista y su dimisión como presidente.

En abril, el partido anunció que el Comité de Garantías había procedido a cesar de militancia a De Castro por no haber informado de su imputación en un caso por presunta prevaricación. Entonces, De Castro anunció que recurriría la decisión y se negó a abandonar su puesto como diputado en la Asamblea o a dimitir como único presidente que Ciudadanos mantenía a nivel autonómico.

Más información

La comunicación recibida este viernes entierra cualquier duda con respecto a la afiliación del presidente melillense, que no ha respondido a la solicitud de cursar su baja como concejal. “Tal como anuncié, presentaré la demanda correspondiente por vulneración de derechos”, ha anunciado De Castro en su cuenta de Twitter. También ha convocado a la Mesa de la Asamblea para revisar la situación que se abre ante su permanencia como no adscrito en virtud del pacto antitransfuguismo. Fuentes de Ciudadanos no consideran que De Castro incurra en este momento en los supuestos de transfuguismo, informa Elsa García de Blas.

Eduardo de Castro, hasta ahora único diputado que consiguió Ciudadanos en la Asamblea de Melilla (25 diputados) en las elecciones municipales de 2019, dirige un Ejecutivo con una mayoría de consejeros de Coalición por Melilla (cuatro diputados) y PSOE (ocho diputados). Su decisión de romper la disciplina de partido y no apoyar al PP (10 diputados) y a su número uno, Juan José Imbroda, para investir al candidato de la lista más votada con el apoyo de Vox (dos diputados) le valió la desaprobación del entonces líder de la formación naranja, Albert Rivera, y arrebató el Ejecutivo a los populares tras 20 años de gobierno ininterrumpido.

En declaraciones a EL PAÍS, De Castro acusó en abril a la directiva del partido de haber roto la comunicación desde, al menos, noviembre de 2019 y tras haberle sido abierto un primer expediente disciplinario tras la investidura, en julio de 2019, por supuesta desobediencia.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50