El juez que investiga la entrada de Brahim Gali en España imputa al exjefe de Gabinete de González Laya

El ‘número dos’ del Ejército del Aire declarará como testigo por el ingreso del líder del Polisario en la base de Zaragoza sin pasar el control de pasaportes

Camilo Villarino, durante su toma de posesión como director del gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, en julio de 2017, con Alfonso Dastis como ministro de Exteriores.
Camilo Villarino, durante su toma de posesión como director del gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, en julio de 2017, con Alfonso Dastis como ministro de Exteriores.Ministerior de Exteriores

El titular del juzgado de instrucción número 7 de Zaragoza, Rafael Lasala, que investiga las circunstancias que rodearon la entrada en España del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, ha citado como investigado (antigua condición de imputado) a Camilo Villarino, el que fuera jefe de Gabinete de la entonces ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, para el próximo 1 de septiembre, según fuentes jurídicas. El juez investiga si se pudo cometer un presunto delito de prevaricación y encubrimiento por no someter a control de pasaportes al líder saharaui, acogido en España para tratarse de una grave afección de la covid-19. La presencia de Gali en España sirvió como desencadentante de una grave crisis diplomática, aún no cerrada, con Marruecos. El pasado 17 de mayo, el país magrebí abrió la frontera con Ceuta provocando la entrada de más de 10.000 inmigrantes irregulares, muchos ellos menores de edad.

La imputación del diplomático Villarino había sido solicitada por el abogado que presentó la denuncia, Antonio Urdiales, quien reclamó también la declaración como investigados del segundo jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, el teniente general Francisco Javier Fernández Sánchez, y del exjefe de la base aérea de Zaragoza, el general José Luis Ortiz-Cañavate. El juez, sin embargo, ha decidido citar al teniente general como testigo “y no como investigado por no constar indicios de que supiera que la persona que llegaba a España tuviera o no pasaporte diplomático o estuviera exento por cualquier causa del control de pasaporte y de aduana”. Y rechaza llamar en cualquier condición al exjefe de la base aérea, “por ser suficientemente expresiva su contestación” en el escrito al juzgado.

Más información
La acusación pide imputar al exjefe de Gabinete de Laya por la entrada de Gali en España
El juez que investiga la entrada de Gali en España pide información a la Audiencia Nacional

En la respuesta que remitió al juzgado el pasado 22 de junio, el general Ortiz-Cañavate reconoció que la base aérea de Zaragoza dispone “de un procedimiento operativo por el cual los pasajeros de aeronaves extranjeras procedentes de países fuera de la zona Schengen deben pasar el control de pasaportes, acción que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el aeropuerto civil”, pero que “en este caso [el avión que traía a Gali], no se siguió el procedimiento habitual debido a la orden recibida del Estado Mayor del Ejército del Aire”.

A su vez, el segundo jefe del Estado Mayor del Aire, el teniente general Fernández Sánchez reconoció que fue él quien dio instrucciones al jefe de la base para que se eximiera a los pasajeros del vuelo en el que venía el líder del Polisario de pasar el control de pasaportes, por indicación del jefe de Gabinete de la ministra de Asuntos Exteriores. Villarino reconoció al juez que el segundo jefe del Estado Mayor del Aire le preguntó si querían (el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación) “que se hiciera trámite de aduanas o inmigración”. “Quien suscribe”, agrega el diplomático en su escrito, “le contestó que no era preciso, siendo esta respuesta perfectamente coherente tanto con la práctica establecida como con la legislación vigente aplicable”.

Como el segundo jefe del Ejército del Aire le dijo al juez que sus comunicaciones con el jefe de Gabinete de la ministra de Exteriores “se realizaron telefónicamente, tanto verbales como a través de la aplicación WhatsApp”, el juez ha reclamado la entrega de los mensajes intercambiados.

Villarino fue cesado como director de Gabinete tras la toma de posesión del nuevo ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y está a la espera de incorporarse a su nuevo destino como embajador en Moscú. El juez ha descartado retirarle el pasaporte como solicitaba la acusación.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS