El defensor del Pueblo, sobre la devolución de menores a Marruecos: “Hacemos un llamamiento al ministro del Interior para que respete la ley”

Francisco Fernández Marugán asegura que no se están cumpliendo los derechos humanos con el procedimiento iniciado en Ceuta

Francisco Fernández Marugán, defensor del Pueblo, en una imagen de archivo.
Francisco Fernández Marugán, defensor del Pueblo, en una imagen de archivo.Samuel Sánchez

El defensor del Pueblo considera que la repatriación a Marruecos de los menores no acompañados que permanecían en Ceuta desde la entrada masiva del pasado 17 de mayo no cumple los requisitos legales establecidos ni respeta los derechos humanos. En dos días han sido repatriados 30, según el Gobierno ceutí, pero hay más de 700 acogidos que podrían seguir el mismo camino. En una entrevista con EL PAÍS, Francisco Fernández Marugán (Cáceres, 74 años) hace “un llamamiento al ministro del Interior para que respete la ley”. El exdiputado socialista habla al teléfono desde el arcén de una carretera camino a Santiago de Compostela.

Más información

P. Su institución calificó el viernes como ilegales estas devoluciones de menores desde Ceuta a Marruecos. ¿Qué aspectos de la ley no se están cumpliendo?

R. Llevamos desde 2001 diciendo que el proceso de repatriación ha de ser claro y transparente. Lo que está sucediendo en este momento en Ceuta no es ni lo uno ni lo otro. Hacemos un llamamiento al ministro del Interior para que respete la ley. Los deberes legales implican brindar una información exhaustiva de lo que se ha acordado y que se tenga muy en cuenta la situación de un colectivo tan vulnerable como el de los menores. La ley dice que hay que tener en cuenta los intereses y las circunstancias del menor. Hay un procedimiento reglado y las operaciones de este tipo se han de llevar a cabo teniendo en cuenta estos aspectos. Lo único que estamos viendo son fotografías de unas personas que son metidas en un autobús y trasladadas al otro lado de la frontera. El Gobierno tiene la obligación legal de explicar lo que ha hecho y lo que ha acordado. Mientras no suceda, incurre en una vulneración de la ley en España.

P. ¿Es necesario el aval de la Fiscalía y del área de protección del menor para llevar a cabo este procedimiento?

R. Sí. El mundo de los menores es un mundo protegido. Y esa protección ha de dar lugar a una información. Yo me pregunto: ¿Al fiscal de menores de Ceuta se le ha hecho alguna petición de información? ¿Ha podido el fiscal de menores comprobar lo que se ha hecho en todo este tiempo? Han pasado tres meses desde la llegada de estos ciudadanos, cuando Marruecos abrió la frontera con Ceuta. ¿Se ha podido disponer de algún procedimiento que fuera más preciso, más detallado? Nos hemos encontrado con un acuerdo relativamente cerrado entre España y Marruecos sin que nadie explique los contenidos del mismo. Esta es una sociedad democrática. La transparencia y la igualdad tienen que estar encima de la mesa. Eso requiere procedimientos reglados que en este, como en otros casos, no se respetan. Se está produciendo una vulneración de derechos con este episodio. Si uno se decide a trasladar abruptamente a los menores a Marruecos tiene que informar con detalle y de forma individualizada, tomando en consideración los intereses del menor. La devolución no puede ser masiva.

P. Interior asegura que se está estudiando caso a caso. ¿Le consta que se haya hecho un procedimiento individualizado como estipula la ley para los menores que han sido repatriados en las últimas horas?

R. Vemos que salen quince menores en un autobús, pero nadie dice cómo se hacen las cosas. Organizaciones que trabajan sobre el terreno en virtud de un acuerdo con la ciudad autónoma dicen que no se les ha consultado. El fiscal de menores ha abierto un proceso de información porque se sabe poco. La decisión, desde mi punto de vista, se ha tomado precipitada y equivocadamente.

P. Usted no tiene por tanto información de esta operación ni de su desarrollo.

R. No. La tarea del Defensor del Pueblo es ser vigilante del cumplimiento de los derechos humanos.

P. ¿Se están cumpliendo los derechos humanos con estas devoluciones de menores?

R. No. También fui a los sitios donde están alojados estos menores en Ceuta y ya había preocupación con la situación. El despliegue de la administración española es absolutamente insuficiente. Y el Ministerio del Interior ha de clarificar dónde y en qué condiciones se lleva ahora a estos menores. Hay que tener en cuenta la opinión de estos jóvenes. El colectivo más sensible y más vulnerable de esta crisis migratoria en Ceuta es el de los menores que llegaron desde Marruecos. No hay nada fehaciente que demuestre que estas devoluciones se han llevado a cabo con arreglo al procedimiento establecido para la repatriación de estos ciudadanos. Si se ha hecho precipitadamente y mal, debería corregirse y suspenderse de inmediato.

P. Si continúan estas devoluciones de menores a Marruecos, ¿qué hará el defensor del Pueblo?

R. No lo sé. Confío en que las suspendan.

P. ¿Y si no sucede?

R. Seremos contundentes y persistentes. Seguiremos diciendo que está mal hecho y sin obedecer al procedimiento adecuado.

Sobre la firma

Quino Petit

Es redactor jefe de Nacional en EL PAÍS. Antes fue redactor jefe de 'El País Semanal', donde ejerció como reportero durante 15 años en los que ha publicado crónicas y reportajes sobre realidades de distintas partes del planeta, así como perfiles y entrevistas a grandes personajes de la política, las finanzas, las artes y el deporte.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción