Una ola de calor con algunos récords

El viernes y el sábado fueron el segundo y el tercer día más cálidos de los registrados en el conjunto de España desde 1941, y una veintena de estaciones de la Aemet han igualado o superado sus mayores temperaturas hasta la fecha

Una persona se refresca en una de las fuentes del centro de la Córdoba, este sábado, el día más cálido de la ola de calor.
Una persona se refresca en una de las fuentes del centro de la Córdoba, este sábado, el día más cálido de la ola de calor.Salas (EFE)

El último día de la ola de calor que durante varias jornadas ha asfixiado con temperaturas extremas España ha llegado al fin. El episodio meteorológico deja récords tanto de máximas absolutas como de mínimas más altas entre las temperaturas registradas entre el 13 y el 15 de agosto, los dos días más cálidos del episodio. El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Rubén del Campo, ha explicado que al observar los datos preliminares, pendientes de su verificación y de que finalice la ola, “este episodio podría ser uno de los más adversos vividos en España en lo que a intensidad se refiere, es decir, las temperaturas tanto máximas como mínimas han sido muy elevadas”. El portavoz incide en que se ha visto afectada una importante extensión de territorio, pero que la duración de esta ola de calor (de unos seis días) no ha sido especialmente larga, puesto que se han dado otros episodios de temperaturas extremas en España que “han llegado a durar más de 15 e incluso 20 días”.

El episodio se salda con los dos días más cálidos registrados desde 1941. Fueron el día 14 —el segundo más tórrido— y el 13 —el tercero—, confirma el climatólogo de la Aemet César Rodríguez Ballesteros. El primer puesto es reciente en el tiempo: “El primero fue el 10 de agosto de 2012, en el seno de una ola de calor que también fue muy intensa”, recuerda Del Campo.

El pasado viernes, 12 localidades españolas llegaron o superaron los 45 grados. El sábado fueron 26, y ese día hasta 230 estaciones de la agencia meteorológica midieron 40 grados o más. El domingo, siete estaciones alcanzaron o superaron los 45 grados y alrededor de 210 estaciones registraron 40 de temperatura máxima, seis de ellas en Canarias.

Las mínimas también han sido elevadas, superiores a 25 grados en amplias zonas del mediterráneo, zona centro y mitad sur de la Península. Entre el viernes 13 y el sábado 14 de agosto, alrededor de 85 estaciones han detectado noches tórridas, con una temperatura mínima igual o superior a los 25 grados. En la madrugada entre el sábado y el domingo, fueron un centenar, e incluso algunas estaciones no bajaron de los 30 grados. Asimismo, en algunas zonas del Mediterráneo se produjeron fenómenos locales como los reventones cálidos, asociados a tormentas secas, que elevaron las temperaturas de madrugada por encima de los 38 o incluso los 40 grados. Así ocurrió entre el sábado y el domingo en zonas próximas del litoral de la provincia de Castellón.

Los récords

Durante esta ola de calor se han igualado o batido récords de temperaturas máximas absolutas en una veintena de estaciones de la red principal de Aemet. En algunos casos se han superado incluso dos o tres días. Los más destacables son los 46,9 grados de Córdoba el pasado sábado, que ha igualado su registro máximo del 13 de julio de 2017. Se trata del valor más alto medido, por el momento, en las estaciones de la red principal de la agencia. Ese mismo día, la estación automática de Montoro (Córdoba) registró 47,4 grados, y superó así en una décima su anterior récord, también del 13 de julio de 2017. “Es la temperatura más alta medida en el país de manera confiable con la red principal de Aemet y su red moderna de estaciones automáticas”, ha confirmado Del Campo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las máximas han sido de récord también en Albacete base aérea y capital, Ávila, Cuenca, Segovia, Soria, Calamocha (Teruel), Teruel capital, Toledo, Granada, Madrid (Barajas, Cuatro Vientos, Retiro, Getafe, Torrejón), Pamplona, Murcia, y base aérea de Alcantarilla (Murcia). Con respecto a las temperaturas mínimas, en Jaén el pasado viernes no sé bajo de 30,2 grados. Asimismo, se han batido récords otra vez en Getafe, Madrid Retiro, Albacete base aérea y Albacete capital.

Las temperaturas bajan en toda España

Este lunes la ola de calor ha empezado a remitir, menos en Canarias, donde durará hasta el miércoles. De hecho, la máxima más alta alcanzada este lunes se ha registrado en la estación de La Aldea de San Nicolás, Tasarte (Gran Canaria), con 45,2 grados, según los datos parciales de la Aemet. Este lunes también ha seguido haciendo mucho calor en Andalucía, con 44,7 grados en Albox (Almería) y en la estación del aeropuerto de Sevilla. Se han alcanzado los 44 grados también en Santa Cruz de Tenerife y en localidades de Córdoba, Sevilla y Málaga.

Las temperaturas seguirán bajando el martes sobre todo en el tercio sur peninsular y no se alcanzarán los 40 grados en prácticamente ningún punto, aunque se superarán los 38 en el Guadiana y Guadalquivir. En la mitad norte no se llegará ni a 30 grados de máxima, salvo en puntos del nordeste, donde se podrían superar los 32. En estas zonas, la madrugada entre lunes y martes se prevé más fresca, con mínimas incluso inferiores a 10 grados en puntos de la mitad norte, sobre todo de la meseta. En el área mediterránea, así como en buena parte de Andalucía y Extremadura, la madrugada de lunes a martes seguirá siendo relativamente cálida y no se bajará de los 20 grados, pero no será extremadamente calurosa como las que se han vivido durante la ola de calor.

Más información
Los vecinos de Azuébar pueden volver a sus casas al estabilizarse el incendio que ha arrasado 500 hectáreas
El fin de la ola de calor lleva la luz a su precio más bajo entre semana en un mes

En los primeros días de esta semana las precipitaciones serán muy escasas. Podrán producirse lluvias débiles en el cantábrico y alguna tormenta ocasional en las regiones mediterráneas. Pese a la bajada de temperaturas, continuará el tiempo anticiclónico con rachas de vientos fuertes o muy fuertes en la mitad norte y Baleares. Este viento, de componente norte, será más fresco, y retirará el aire cálido que se ha mantenido sobre la Península, llevando a un alivio del calor. Pese a esta bajada de temperaturas, el riesgo de incendios sigue muy alto o extremo en casi todo el país, tras unos días de calor que ha secado aún más la vegetación.

En Canarias la ola se prolonga

En Canarias, en cambio, la ola de calor continuará previsiblemente hasta el miércoles. Después de una madrugada que se espera cálida, con mínimas nocturnas por encima de los 25 grados, la Aemet ha activado para este martes el aviso rojo de riesgo extremo por altas temperaturas de hasta 40 grados en el este, sur y oeste de Gran Canaria, en el oeste de La Palma y en el este, sur y oeste de Tenerife. El resto del archipiélago, en cambio, estará bajo aviso naranja (riesgo importante). También habrá fuertes rachas de viento y calima, que reducirá notablemente la calidad del aire y la visibilidad. Solo a partir del jueves las temperaturas serán más suaves.

Además, en el archipiélago habrá rachas fuertes de viento, aunque las temperaturas empezarán a bajar a partir del martes. Durante estos días, la presencia de calima reducirá notablemente la calidad del aire y la visibilidad. Solo a partir del jueves las temperaturas serán más suaves.

Rubén Del Campo explica que por el momento no se prevé que España sufra una nueva ola de calor en los próximos días, aunque los pronósticos apuntan a una segunda quincena de agosto más calurosa de lo normal. De hecho, el miércoles volverán a subir las temperaturas, y se registrará un ambiente cálido en lo que resta de semana, con temperaturas superiores a 36 grados en el nordeste, centro y sur peninsular. “Son valores altos para esta época, entre unos tres y cinco grados por encima de lo habitual, pero en principio no parece que se vayan a cumplir los requisitos de intensidad, extensión y duración necesarios para hablar de ola de calor”, ha explicado. Las precipitaciones serán escasas, aunque habrá lluvias débiles a partir del miércoles en el Cantábrico y en los Pirineos, y habrá posibles chubascos tormentosos en las regiones mediterráneas y en el interior de la mitad oriental por la llegada de vientos de procedencia marítima, de carácter húmedo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS