El parón de la pandemia redujo las muertes en accidentes de tráfico en 2020 al mínimo histórico

El año pasado murieron 1.370 personas en siniestros en calles o carreteras, 22% menos que en 2019, un descenso casi parejo al de los desplazamientos de largo recorrido

Accidente múltiple en una carretera de Pontevedra el pasado octubre.
Accidente múltiple en una carretera de Pontevedra el pasado octubre.sxenick (EFE)

El año pasado fue un año excepcional también para la seguridad vial. El parón sin precedentes de la actividad que supuso la llegada de la pandemia en 2020 dejó huella en las calles y las carreteras. Los desplazamientos entre núcleos urbanos se redujeron un 25% y casi a la par descendieron también las cifras de víctimas mortales: un 21,9%, 385 personas menos que en el balance de 2019. Tráfico ha publicado este jueves estos datos, que contemplan todas los fallecimientos del año desde el momento de un accidente hasta 30 días después de que ocurra. El número de muertes del pasado ejercicio es el menor desde que se tienen registros, algo que ya apuntaban los datos provisionales difundidos el pasado diciembre.

Más información
Doce personas murieron en accidentes de tráfico el puente del 15 de agosto
Tráfico teme que los accidentes repunten por la euforia del fin de las restricciones de la pandemia

Por comunidades autónomas, el descenso de la cifra de mortalidad en vías urbanas e interurbanas se notó especialmente en la Comunidad de Madrid (105 muertos, un 34% menos que los de 2019), Cataluña (204, un 33% menos) y la Comunidad Valenciana (129, un 27% menos). En cambio, las cifras empeoraron de un año para otro en dos comunidades autónomas: Aragón (68 muertos, un 5% más, Castilla-La Mancha (96 muertos, un 3% más).

Tráfico destaca que esta reducción se produjo en un contexto de marcado descenso de los desplazamientos de largo recorrido por las restricciones de la movilidad impuestas por la pandemia de covid-19 —de marzo a 2019 al mismo mes de 2020 cayó un 31%—, aunque el parque automovilístico aumentó ligeramente, un 1%, alcanzando los 36.158.465 vehículos.

El dato de 2020, además del menos malo de todos los históricos, queda en consecuencia bien lejos de la media de accidentes de la última década, unos años marcados por un brusco descenso los primeros ejercicios (la mortalidad cayó un 17% en 2011 con respecto a 2010, y las cifras, a partir de 2012, nunca volvieron a superar las 2.000 víctimas mortales), aunque en 2016 repuntaron un preocupante 7,2% para volver a bajar desde 2018 hasta 2020, el último daño con datos completos publicados.

Aun siendo marcado en ambos casos, el descenso de 2020 no fue igual en las calles que en las ciudades. En las vías urbanas se notó más (un 24% menos en la cifra de víctimas mortales), que en las carreteras (21% menos), con 975 víctimas, el primer registro inferior a mil desde que hay datos. En este último ámbito, bajaron más las cifras de víctimas mortales en autopistas y autovías (un 35%) que en carreteras convencionales (16%).

Tráfico destaca que las distracciones siguen siendo el factor más presente en los accidentes mortales, casi en uno de cada tres, pero también el consumo de alcohol (27%) y la velocidad excesiva (25% de los casos). Además, estos tres factores han subido ligeramente con respecto a 2019. Por tipo de accidente, el más habitual en las carreteras es la salida de vía (42% de los casos) y las colisiones frontales (un 20%). Y si bien mejoraron las cifras sobre todo en el caso de los motoristas (un 34% menos), empeoraron un tanto las de muertes en bicicleta, con dos casos más que en 2019.



Sobre la firma

José Manuel Abad Liñán

Es redactor de la sección de España de EL PAÍS. Antes formó parte del Equipo de Datos y de la sección de Ciencia y Tecnología. Estudió periodismo en las universidades de Sevilla y Roskilde (Dinamarca), periodismo científico en el CSIC y humanidades en la Universidad Lumière Lyon-2 (Francia).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS