Casado acusa a Sánchez de usar los fondos de ayuda europeos “para su agenda electoral”

“Nunca ha habido una generación tan egoísta con sus hijos como la de este Gobierno”, afirma el líder del PP

El presidente del PP, Pablo Casado, este martes en Ávila, tras visitar la zona afectada por un incendio que ha quemado cerca de 22.000 hectáreas. En vídeo, declaraciones de Casado.EUROPA PRESS | VÍDEO: EUROPA PRESS

Pablo Casado ha criticado con dureza al Gobierno este miércoles en un acto sobre los fondos de ayuda europeos junto al presidente del grupo del PP Europeo, el alemán Manfred Weber, en la sede nacional del partido. El líder de la oposición ha acusado a Pedro Sánchez de usar esos fondos “para su agenda electoral”, de “mentir a Europa y a España” y de “agujerear el bote salvavidas europeo para dar de beber a sus socios”, entre los que citó a Podemos, “aliado de las dictaduras latinoamericanas”, los “independentistas” y Bildu, “que sigue justificando el asesinato político que perpetró ETA”.

Casado presentó un escenario catastrófico en el que España está “mucho peor que otros países pese a que la pandemia es global”. “Los españoles se están empobreciendo. Hay un millón de personas que acuden a las colas del hambre y la tasa real del desempleo está en el 24%”, dijo. “Nunca ha habido una generación tan egoísta con sus hijos como la de este Gobierno”, añadió. La tasa oficial de paro, según los datos de la EPA, es del 15,26%. España batió récords en julio con 19,59 millones de afiliados a la Seguridad Social y la mayor caída del paro registrada en la serie histórica. El mercado laboral encadena varios meses de buenos datos, teniendo en cuenta que con los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), a los que todavía están acogidos unos 300.000 trabajadores, muchos no acuden a sus puestos y más de 200.000 autónomos necesitaron recurrir a las ayudas especiales que la Seguridad Social habilitó por la pandemia.

Tanto Casado como Weber se atribuyeron la patente de la idea de las ayudas europeas —”fue el PP europeo el que impulsó la mayor movilización de fondos para la reconstrucción”, dijo el líder popular— y pidieron “transparencia” en su gestión. “Lo que ha propuesto el Gobierno es el plan ni-ni: no ha habido ni conversaciones con las autonomías, ni con la patronal, ni con los sindicatos ni con la oposición. Ni ratificación parlamentaria, ni oficina de seguimiento de los fondos”, criticó Casado.

Según el líder del PP, el Gobierno español “es el más radical de toda la Unión Europea y el más radical de la historia de España”. Aseguró que “no cumple las directrices del Estado de derecho”, la “libertad de prensa” y la autonomía de los jueces y aclaró que no piensa renunciar a su propuesta de modificar la ley para cambiar el método de elección del Consejo General del Poder Judicial, que lleva en funciones desde diciembre de 2018 al no llegar el PP y el PSOE a un acuerdo para su renovación. El presidente del Supremo, Carlos Lesmes, ha mediado con Casado y Félix Bolaños, ministro de Presidencia, para intentar lograr un acuerdo, de momento, sin éxito. Por otro lado, la primera decisión del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid fue cambiar la ley para hacerse con el control de Telemadrid y colocar al frente a José Antonio Sánchez, quien se ha jactado públicamente de ser del PP. La oposición pidió a los tribunales que tomaran medidas cautelares al considerar ilegal el procedimiento.

Casado planteó que los fondos europeos se destinen a la gratuidad de la educación de 0 a 3 años —una vieja propuesta que recogen los programas electorales de varios partidos, incluidos el PSOE y el PP—; un plan de vivienda joven “de apoyo a la familia y a la maternidad”; la implantación de la mochila austriaca [un mecanismo que facilita la movilidad laboral y permite a los trabajadores disponer de una especie de hucha que podrán usar si son despedidos o se jubilan], un plan que cree nuevas infraestructuras, una rebaja fiscal para los sectores más afectados por la pandemia y la “digitalización de toda la burocracia de la Administración”. El líder del PP aseguró que el plan del Gobierno para esos fondos es de consumo y corto plazo, aunque hace unos días criticó, a su vez, el proyecto España 2050, un documento elaborado por el Ejecutivo tras consultar a 100 expertos para fijar objetivos de creación de empleo, cualificación de los trabajadores, acceso a la vivienda, inversión en innovación, sanidad y educación. “Escucho mucho hablar de 2050. Hay que hablar de 2021″, declaró entonces Casado.

Weber, por su parte, aseguró que “no hay culpables del coronavirus” y que la única forma de superar la epidemia es comprender que “todos van en el mismo barco”. El presidente del grupo del PP europeo pidió también mayor transparencia en la gestión de los fondos europeos y pidió que no se utilicen para “campañas partidistas”.

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Los jueves publica una columna en Madrid, Kilómetro cero. Durante la semana comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter y realiza entrevistas para la serie Conversaciones a la contra. Especialista en memoria histórica, ha escrito dos libros, Valientes y Vidas Robadas (Aguilar).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS