La crisis del PP de Madrid opaca la convención para relanzar el proyecto de Casado

García Egea responde a las críticas de Aguirre recordando el destrozo al partido por los casos de corrupción de su época

Pablo Casado, en una comparecencia el pasado jueves, en Berlín.
Pablo Casado, en una comparecencia el pasado jueves, en Berlín.STEFANIE LOOS (AFP)

El fenómeno Ayuso también sacude los planes internos del PP. La intención ya nada disimulada de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de presentarse para liderar también su partido en la Comunidad de Madrid e incluso de forzar que se adelante ese congreso regional está trastocando no solo el calendario previsto por la dirección nacional de su partido, sino que está eclipsando el teórico relanzamiento del proyecto de Pablo Casado en la convención nacional programada para finales de este mes en Valencia. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha intentado este lunes un imposible y su estrategia de obviar los planteamientos de Ayuso y las duras críticas de la expresidenta popular Esperanza Aguirre a la cúpula del PP no ha servido nada más que para evidenciar lo mucho que molestan ambas. Egea ha ratificado que el congreso regional del PP en Madrid no se piensa adelantar y a Aguirre le ha lanzado un dardo al recordarle que durante su época el partido “se destrozó” por múltiples casos de corrupción.

La reunión de este lunes del comité de dirección del PP, que preside Casado, tenía por objeto organizar la presión que los populares quieren redoblar sobre el Gobierno de Pedro Sánchez en el inicio del nuevo curso parlamentario, en especial a partir del pleno y la sesión de control de esta semana en el Congreso. Las iniciativas y las preguntas de los diputados populares versarán sobre los problemas por los precios récord del recibo de la luz, por las que consideran cesiones a los partidos separatistas e independentistas al reunirse esta semana la mesa bilateral del Ejecutivo central y el catalán o los apoyos de distintos sectores de la judicatura a la posición de bloqueo del PP en la renovación del Poder Judicial y los principales órganos constitucionales del país. Ese era el guion con el que bajó el número dos del PP a la conferencia de prensa posterior a la reunión del comité de dirección del PP. Pero los periodistas no le preguntaron por ninguna de esas cuestiones. Y las preguntas sobre la esperada convención nacional del PP han estado relacionadas con la crisis provocada en el partido en Madrid provocada por Ayuso.

La presidenta madrileña lleva días manifestando, ya abiertamente, que quiere dirigir no solo la Comunidad sino también el PP de Madrid, que lleva cinco años en manos de una gestora. En las últimas entrevistas y exposiciones se ha atrevido incluso a proponer que el cónclave para resolver esa situación se adelante sobre el calendario previsto. La dirección nacional del PP fijó una hoja de ruta para sus congresos y para los de las regiones uniprovinciales señaló el primer semestre de 2022. Esas fechas le parecen ahora muy lejanas y nada oportunas a Ayuso y a su equipo. Este lunes, en una entrevista en EsRadio, Ayuso ha apostado por elegir al nuevo líder del PP en Madrid lo más pronto posible y ha admitido que reclamaba esa anticipación para poder nombrar cuanto antes a los candidatos para las municipales de 2023.

“Tengo mucha esperanza en que podamos trasladar la ilusión del 4 de mayo a todos los ayuntamientos de la Comunidad. Hay que tener en cuenta que nuestros candidatos lo son de municipios de 200.000 habitantes”, ha manifestado Ayuso. “Necesitan su tiempo para asentarse”, ha justificado. Esa, sin embargo, no es la posición oficial de la dirección nacional del PP.

En vídeo, declaraciones de Teodoro García Egea, secretario general del PP, tras la reunión del comité de dirección del partido.EFE / VÍDEO: EFE

Tras la reunión del comité de dirección del PP, Teodoro García Egea ratificó que el calendario de congresos ya había sido aprobado y que no se va a modificar. “Es una regla que todos vamos a cumplir”, ha afirmado. La directriz de Génova 13 es que un congreso regional, como el madrileño, “ahora no toca”, y que lo que procede por parte de todos los dirigentes del partido es centrarse solo y exclusivamente en hablar y pregonar el relanzamiento del proyecto de Pablo Casado como líder de la oposición y futuro candidato a presidir el Gobierno. Desde el PP se emite casi a diario un único discurso con el apoyo de diversas encuestas: creen que se ha producido ya un cambio de ciclo, que el Gobierno de Pedro Sánchez está quemado y que ahora solo procede pedir que adelante elecciones y se vaya.

La idea de la convención nacional, con una ronda previa de actos que ya han comenzado a producirse por toda España, era terminar con una serie de mesas y discursos en Valencia, con la participación de invitados internacionales, de relevantes alcaldes populares que puedan presumir de su gestión y bajada de impuestos e incluso con la proyección de una reunión en la que participasen todos los líderes y presidentes autonómicos, los que estén en la oposición y los que ya gobiernan. Ayuso, sin embargo, aún no ha confirmado su presencia. Tiene previsto un viaje en esos días a Estados Unidos. Sobre ese punto, tampoco se pone de acuerdo con la cúpula nacional de su partido. Egea ha resaltado este lunes que en esa mesa deberán estar “presencialmente” todos los dirigentes que crean en el proyecto de Casado. Lo dijo cuando se le preguntó específicamente por la posible ausencia de Ayuso.

Más información

Al secretario general del PP solo le preguntaron los periodistas por Ayuso, por el PP de Madrid, por ese congreso y por las críticas de la expresidenta madrileña, Esperanza Aguirre, en una entrevista en El Mundo, en la que califica a algunos dirigentes con cargos en Génova 13 de “niñatos” y reconoce que echa en falta en los despachos relevantes personas de más de 55 años que aporten pensamiento e ideas. Unas críticas que formulan en privado más dirigentes y barones populares. A Egea esas alusiones no le han agradado nada. Primero contestó reseñando que Aguirre hace mucho que no pisa ni la sede del partido ni esos despachos, porque entonces comprobaría que allí lo que se hace es “trabajar por lo que España necesita”. Y luego fue más allá y concedió que sí estaba de acuerdo con la expresidenta en el enorme “destrozo” que hicieron los numerosos casos de corrupción que afectaron a su gobierno y al partido durante la etapa en la que ella presidió esas dos instituciones ―partido y comunidad―, que es lo que ahora demanda Ayuso.

Egea, además, aprovechó para matizar unas declaraciones que él mismo hizo antes del verano en TVE y que se interpretaron como un apoyo a la intención de Ayuso de presidir también el PP de Madrid. Egea le mostró entonces su “total apoyo”. Pero este lunes precisó que lo mismo habría hecho si le hubieran preguntado entonces por las opciones del alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, al que muchos en el PP quieren contraponer a Ayuso para regular su creciente poder y tirón electoral, o incluso mencionó que lo habría dicho también de otros regidores madrileños, como el de Alcalá, Majadahonda o Boadilla. Después de muchos minutos sin hablar nada más que de Ayuso y la crisis del PP de Madrid, Egea remachó que no pensaba ocupar más tiempo sobre esos asuntos porque en la dirección nacional están centrados en otras cosas. “Y me quedo aquí”, resolvió para cortar nuevas cuestiones sobre el mismo tema.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción