Urkullu pide un pacto al Estado en torno a un nuevo Estatuto blindado

El PSE, que gobierna con el PNV, advierte que caer en “obsesiones nacionalistas” solo “trae división”

El lehendakari, Íñigo Urkullu.  y la vicepresidenta, Idoia Mendia llegando este jueves al Parlamento vasco.
El lehendakari, Íñigo Urkullu. y la vicepresidenta, Idoia Mendia llegando este jueves al Parlamento vasco.L.RICO

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha emplazado a los partidos vascos a lograr un amplio consenso para actualizar el Estatuto de Gernika y abrir con ello la puerta un nuevo pacto con el Estado que blinde todas las competencias. El lehendakari ha defendido, durante el pleno de política general en el Parlamento vasco, la implantación de una nueva fórmula que ha denominado “Concierto Político”, tomando como punto de partida el vigente Concierto Económico, que obliga a las dos administraciones a sentarse para hacer cualquier modificación en sus competencias exclusivas. Apenas 24 horas después de la celebración de la mesa de diálogo catalana, Urkullu ha argumentado que ese instrumento, “con encaje constitucional” daría “seguridad jurídica al autogobierno” y contribuiría a resolver el “problema vasco”.

Más información
Euskadi culpa al Estado de la “erosión silenciosa y continua” del autogobierno vasco

En el primer pleno sin restricciones de presencia debido a la Covid, el lehendakari ha elevado el tono de las reivindicaciones a los partidos políticos, a los que ha emplazado a lograr un consenso amplio en torno al nuevo estatuto, pero también ante la administración del Estado, a la que ha acusado de ir cercenando progresivamente, a través de leyes orgánicas, algunas de las competencias exclusivas vascas. Con un discurso medido, Urkullu ha dicho que una fórmula de ese tipo serviría para avanzar en el relanzamiento “de la nación vasca”. Sin embargo, ha evitado citar el derecho a decidir, y tampoco ha hablado de autodeterminación.

El lehendakari ha devuelto al primer plano el debate sobre la actualización del autogobierno vasco, que llevaba aparcado desde el final de la anterior legislatura. Aunque sí ha explicado que la prioridad de su Gobierno es la recuperación económica, la segunda es “buscar un nuevo pacto con el Estado” en torno al autogobierno. La respuesta de los partidos ha sido desigual. Su socio de Gobierno, el PSE, ha alertado de las posibles turbulencias políticas y escaso realismo de recuperar “algunas obsesiones soberanistas”. Su portavoz, Eneko Andueza, ha recordado al presidente que cualquier actualización ha de encajar en la Constitución para que no se convierta en papel mojado.

Para Urkullu un instrumento como el “Concierto Político” se puede abrir paso en el orden constitucional si nace de un pacto con el Estado porque ya existe el Concierto Económico como una relación “singular y bilateral” que se ancla en los derechos históricos. Urkullu, en un salto hasta mediados del siglo XIX, ha explicado que esa fórmula permitiría “derogar definitivamente las leyes de abolición de los Fueros y retornar a la soberanía anterior a 1839”, consolidando un sistema político de convivencia que, según ha reiterado varias veces, demanda la mayoría de los vascos. Elkarrekin Podemos-IU ha expresado su voluntad de llegar a acuerdos con el Gobierno de coalición, pero su portavoz Miren Gorrotxategi ha mostrado su sorpresa por que en autogobierno se haya retrotraído a 1839. “Pensábamos que estábamos hablando de buscar soluciones del siglo XXI” y lo que ha planteado “no parece muy moderno”, ha ironizado.

Para la izquierda abertzale, el lehendakari y el PNV vuelven a encender la mecha de los fuegos artificiales sin concretar absolutamente nada. La portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco, Maddalen Iriarte, ha lamentado que el derecho a decidir haya “desaparecido” porque eso “condena a este pueblo a someterse”. En su opinión el 70% de la población vasca está a favor de ese derecho a decidir, -al sumar los votos del PNV y de EH Bildu en las últimas elecciones autonómicas-. El presidente del grupo PP+Cs, Carlos Iturgaiz, ha ofrecido su “mano tendida” al lehendakari, pero le ha exigido que se centre en las “prioridades” de los vascos como vencer a la pandemia y relanzar la economía y “descarte tentaciones de ruptura, que solo pueden conducir a la ruina”. La portavoz de Vox en el Parlamento Vasco, Amaia Martínez, ha advertido al presidente de que su partido “frenará la sed insaciable de autogobierno” por la que “rivalizan PNV y EH Bildu”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete



Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS