Desconvocada la marcha en apoyo al etarra Parot por la presión de las instituciones y colectivos de víctimas

Damnificados por ETA homenajean en Vitoria a los 39 fallecidos a manos del terrorista, condenado a 4.000 años de prisión

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Beatriz Artolazabal, y el delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, durante homenaje a las 39 víctimas de Henri Parot.
La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Beatriz Artolazabal, y el delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, durante homenaje a las 39 víctimas de Henri Parot.Adrián Ruiz-Hierro (EFE)

La red de apoyo a los presos de ETA, Sare, ha suspendido este viernes la marcha en favor del etarra Henri Parot, condenado a 4.000 años de cárcel por la comisión de múltiples atentados en los que murieron 39 ciudadanos y 240 resultaron heridos, y que estaba prevista para este sábado en la localidad de Mondragón (Gipuzkoa). En su lugar, el colectivo ha convocado diversas concentraciones en las plazas de numerosas localidades en contra de la legislación que habilita penas de 40 años, en vez de un tope de 30 para determinados delitos, entre ellos los de terrorismo. Parot lleva 31 años en prisión.

La presión de todas las instituciones, pero sobre todo de las asociaciones de víctimas, ha hecho reconsiderar la decisión de Sare de mantener la marcha, aunque la razón que han esgrimido es “evitar la confrontación”. PP y Vox mantienen sus respectivos actos para este sábado en Arrasate-Mondragón en apoyo a las víctimas del terrorismo, especialmente a las del etarra Parot. Actos que habían contraprogramado a la marcha homenaje al terrorista, y que celebrarán junto a la fábrica en la que ETA mantuvo secuestrado al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara durante 532 días.

La marcha a favor de Parot contaba con todos los parabienes legales, después de que ni el Tribunal Superior de Justicia vasco, por la vía administrativa, ni la Audiencia Nacional, por la penal, encontraran razones suficientes para desautorizarla. El juez José Luis Calama, instructor de la Audiencia Nacional, rechazó el jueves prohibirla al considerar que no puede restringir el derecho fundamental de reunión sin que “exista constancia” de que se “haya producido o se vaya a producir” delito alguno. La Audiencia Nacional había ordenado a la Ertzaintza que vigilara el acto para evitar actos de enaltecimiento del terrorismo.

Un portavoz de la red ciudadana Sare ha explicado en una conferencia de prensa en San Sebastián: “Según han transcurrido los días, vamos comprobando, con preocupación, cómo este acto algunos quieren convertirlo en una confrontación con quienes pacíficamente tienen intención de participar en él. Desde la responsabilidad que siempre hemos querido defender, hoy tenemos que anunciar que no alimentaremos ningún espacio de confrontación. Que a quienes tenían intención de venir a Arrasate a confrontar, atendiendo las proclamas de la ultraderecha, no les vamos a posibilitar esa confrontación”. La decisión de dar marcha atrás una convocatoria que no tenía ningún problema legal ha sido adoptada por una plataforma a cuyo frente está el exconsejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, de EA. Azkarraga, un hombre de convicciones profundamente soberanistas, pero que siempre ha sido muy crítico con ETA, estuvo al frente de la consejería entre 2001 y 2009.

Homenaje a las víctimas de Parot

Los gobiernos central y vasco se han mostrado satisfechos, frente al Centro Memorial de Víctimas de Vitoria, de que la izquierda abertzale haya dado marcha atrás por la “presión social y política”, y han reivindicado esa presión como instrumento para que la conversación pública sobre las víctimas se imponga a la del odio y a la de los victimarios. El exterior de ese centro ha sido el escenario del homenaje conjunto que han tributado las instituciones a los damnificados por los atentados de Parot. La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal; el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso; y el director del Memorial, Florencio Domínguez, se han turnado para leer un comunicado conjunto en el que han coincidido en la necesidad de poner el foco y la atención “sobre las víctimas” y “en ningún caso sobre su victimario”.

El homenaje ha terminado con la lectura de los nombres de las víctimas de Parot por el presidente de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Tomás Caballero. Con cada nombre leído, otra víctima de ETA dejaba una flor blanca bajo un mosaico con sus fotografías. “Una sociedad sana no puede permitir que una persona que ha causado tanto dolor tenga reconocimiento público”, ha dicho Caballero tras admitir que se ha llevado una alegría al conocer la cancelación del acto. “Es una decisión higiénica”, ha valorado.

Sare, en vez de hacer autocrítica y rectificar la convocatoria en apoyo al etarra, ha denunciado que la falta de responsabilidad está en los demás. “Se han dado actitudes carentes de responsabilidad y con las cuales se han reforzado las posiciones de quienes vienen rechazando cualquier cambio en positivo en la política penitenciaria, que pretenden paralizar bajo presión y manipulación”, han manifestado. La plataforma ha sustituido la marcha de Mondragón por varias concentraciones contra la ley orgánica 7/2003, que a su juicio, supone la aplicación encubierta de cadenas perpetuas a un número aproximado de 15 presos. Esa ley eleva a 40 años, en lugar de 30, el máximo de tiempo de cumplimiento efectivo de penas de cárcel en determinados delitos, entre ellos los asesinatos terroristas. Entre los afectados está Parot.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción