El diputado de Podemos Alberto Rodríguez atribuye su acusación en el Supremo a “un montaje policial”

La Fiscalía rebaja de seis a tres meses de cárcel la petición de pena para el parlamentario, acusado de dar una patada a un policía durante una manifestación en 2014

El ex secretario de Organización de Podemos y diputado Alberto Rodríguez durante su juicio en el Tribunal Supremo este martes. En vídeo, declaraciones a su salida.EFE (J.J. GUILLÉN / EFE)

La Fiscalía ha acordado rebajar, de seis meses de prisión a tres meses y 10 días, la petición de pena para el diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez, que se ha sentado este martes en el banquillo del Tribunal Supremo por, presuntamente, agredir a un policía durante una protesta contra la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) celebrada en La Laguna (Tenerife) en enero de 2014. El Ministerio Público ha comunicado su decisión, basada en las dilaciones indebidas que ha sufrido el proceso, en su turno de conclusiones definitivas de la vista oral, tras escuchar la declaración de Rodríguez, del agente supuestamente agredido y del resto de testigos citados para el juicio. El diputado ha negado las acusaciones ante el tribunal y las ha atribuido a “un montaje policial”. El juicio ha quedado visto para sentencia.

Rodríguez, que está aforado ante el Supremo por su condición de parlamentario, está acusado de un delito de atentado contra agente de la autoridad y otro leve de lesiones. Los hechos se produjeron el 25 de enero de 2014, pero según ha denunciado la defensa, el proceso estuvo “paralizado” sin razón aparente durante años y, cuando se reactivó, la causa tuvo que remitirse al Supremo porque Rodríguez ya era diputado. El Ministerio Público ha admitido este retraso y ha accedido a reducir la petición de pena casi a la mitad. “No puede pasar que estemos en 2021 juzgando hechos de 2014, con nula complejidad”, ha advertido la fiscal.

Más información
El Supremo cita a declarar como imputado al ‘número tres’ de Podemos por atentado a la autoridad y lesiones

El relato de la Fiscalía sitúa al ex secretario de Organización de Podemos entre un grupo de asistentes a la protesta contra la llamada Ley Wert que, supuestamente, lanzaron a la policía diversos objetos, como piedras, botellas de agua y tomates. Según el Ministerio Público, el ahora diputado de Podemos propinó una patada a un agente que, a consecuencia del golpe, sufrió una contusión en la rodilla izquierda y necesitó asistencia médica y cinco días de recuperación.

El policía supuestamente agredido, que ha declarado como testigo en el juicio, ha asegurado que conocía de vista a Rodríguez porque era “habitual” de las movilizaciones en la isla de Tenerife. En un momento de la protesta y sin que mediara un forcejeo, según la versión del policía, el ahora diputado le dio una patada. Aunque ya se estaban produciendo detenciones de otros manifestantes, el agente, a preguntas del Ministerio Público, ha asegurado que no detuvo entonces a Rodríguez para “no perder la línea” de protección que había organizado la Policía. “No fue una patada que me impidiera seguir trabajando y consideré que ponerme a intentar agarrarle o impedir que se fuera hubiera sido peor que mantener la línea”, ha afirmado. La supuesta patada le produjo una contusión que le “enrojeció” el lateral de una rodilla. “Por la noche ya no tenía nada”, ha aclarado el agente.

Su versión no ha podido ser ratificada con ningún otro testimonio porque el otro policía citado por el Ministerio Público el jefe de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que intervino en el dispositivo, ha asegurado que no recuerda haber visto a Rodríguez “en ningún momento”. El diputado ha admitido que sí estuvo en la manifestación y así lo demuestran algunos de los vídeos exhibidos en la sala a petición de la defensa, pero ha asegurado que los altercados con la policía se produjeron antes de que él llegara a esa zona. “Desde donde yo estaba se escuchaba jaleo y notábamos que estaba pasando algo, pero estábamos a mucha distancia. Nos enteramos después”, ha explicado.

Durante la protesta se produjeron varias detenciones, pero Rodríguez no fue arrestado ni, según ha asegurado al tribunal, identificado por la Policía. Su nombre y su DNI, sin embargo, sí figuraban en el atestado definitivo enviado al juzgado. Según el agente supuestamente agredido, aunque no le recababan el DNI en ese momento, otros compañeros le tenían identificado de manifestaciones anteriores, por lo que tenían sus datos y los incluyeron en el atestado cuando el agente les contó que le había agredido.

Para el diputado de Unidas Podemos esta inclusión de su nombre a posterior obedece a un “montaje policial” con el que se pretende “criminalizar la protesta”. “Se dice esta persona, pues venga, como tenemos sus datos lo metemos ad hoc, con calzador”, ha denunciado el acusado, que asegura que esta práctica se da “con desgraciada normalidad”. “Criminalizar la protesta sirve para evitarla. Si la gente siente que vas a una manifestación y si tienes mala suerte vas a acabar en un calvario judicial, mucha gente dirá, pues no voy”, ha expuesto Rodríguez ante el tribunal en su turno de última palabra.

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS