Un juez de la Audiencia Nacional investigará la muerte de los dos reporteros españoles asesinados en abril en Burkina Faso

La apertura de la causa permitirá que los familiares de David Beriain y Roberto Fraile se puedan personar y opten a las ayudas para víctimas del terrorismo

Roberto Fraile y David Beriain, asesinados en abril en Burkina Faso mientras grababan un documental, en una imagen de 2016 decida por la familia de Beriain.
Roberto Fraile y David Beriain, asesinados en abril en Burkina Faso mientras grababan un documental, en una imagen de 2016 decida por la familia de Beriain.Sergio Caro

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno instruirá la causa por el asesinato de los reporteros españoles David Beriain y Roberto Fraile en Burkina Faso, después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional terminara sus diligencias previas en julio y decidiera presentar querella por un delito de asesinato terrorista.

Según adelanta Cadena SER y ha confirmado en fuentes jurídicas Europa Press, tras realizar las pesquisas oportunas en un primer momento, se optó por judicializar el asunto dado que de esa manera se facilita la asistencia a los familiares de las víctimas. Esto permite que se puedan personar en la causa, que tengan acceso a lo que se instruya y facilita que obtengan las ayudas que se destinan a víctimas del terrorismo y que están contempladas en la Ley de Víctimas del Terrorismo.

Además, el hecho de que el asunto llegue al Juzgado Central de Instrucción número 2 hará, según estas fuentes, que se agilice cuantas diligencias crea oportunas tanto el Ministerio Público como el propio instructor, y que van desde el envío de nuevas comisiones rogatorias a ordenes de detención y entrega.

Hasta el mes de julio, cuando finalmente se interpuso la querella, se realizó lo más urgente teniendo en cuenta que por plazos la Fiscalía contaba con seis meses para las primeras pesquisas. Fruto de ese trabajo se interpuso querella y se constató que fueron víctimas del terrorismo ya que los informes de Guardia Civil y Policía atribuyen el asesinato al Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), la filial de Al Qaeda en el Sahel.

En abril, cuando la Fiscalía de la Audiencia Nacional abrió esas diligencias para investigar el asesinato de los periodistas tras un ataque por hombres armados al grupo del que los españoles formaban parte y que realizaba un documental los esfuerzos de lucha contra la caza furtiva. Al tratarse de un presunto delito de terrorismo cometido contra españoles en territorio extranjero, el órgano competente para investigar estos hechos es la Audiencia Nacional.

En el mes de julio se conoció que la Interpol había remitido un informe a la Fiscalía de la Audiencia Nacional en el que ofrecía detalles relativos al asesinato de los dos periodistas, y que se habían detectado mensajes de bots cercanos a grupos yihadistas en los que se señala que los periodistas habían sido asesinados “por ser cristianos” y que añadían: “Ojalá hayan sido los nuestros”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS