El Gobierno vasco asume la competencia de prisiones

La consejera Beatriz Artolazabal confirma a las direcciones de los tres centros penitenciarios, Zaballa, Martutene y Basauri

La consejera de Justicia, Beatriz Artolazabal, descubre el cartel que visualiza el traspaso de las prisiones al Gobierno autonómico.
La consejera de Justicia, Beatriz Artolazabal, descubre el cartel que visualiza el traspaso de las prisiones al Gobierno autonómico.MITXI mitxifotografo@gmail.com

Los tres centros penitenciarios vascos, Zaballa (Álava), Basauri (Bizkaia) y Martutene (Gipuzkoa), lucen desde este viernes el escudo del Gobierno vasco que los identifica como infraestructuras de la Administración autonómica. Los tres centros han cambiado sus rótulos identificativos, sustituyendo el logo del Ministerio de Interior por el símbolo del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales. En el de Basauri, se ha producido este cambio a las ocho de la mañana. Desde este viernes, Euskadi gestiona a 1.387 internos (778 en la prisión de Zaballa, 326 en Basauri y 283 en la de Martutene), de los que 80 son mujeres. El número de presos de ETA que ha llegado a Euskadi es también creciente y suman ya 66 de los 184 de la banda. El resto están en las comunidades limítrofes y poco a poco van a ir llegando a las tres prisiones vascas. Las tres cárceles albergan a 374 presos en régimen abierto. La plantilla que asume la función pública vasca es de 593 personas, de las que 469 son hombres y 124 mujeres. La transferencia —que se limita a la gestión de las prisiones, pero no a la política penitenciaria, que seguirá en manos del Gobierno central— ha llegado solo con la oposición del PP, Ciudadanos y Vox, que interpretan que servirá para sacar “a la calle a los terroristas”.

La consejera Beatriz Artolazabal ha presidido el acto simbólico junto a parte de su ya nuevo equipo, como la directora de Basauri, Vicenta Alonso; el de Zaballa, Benito Aguirre, y la de Martutene, Marian Moreno; además de la viceconsejera Ana Agirre; el director de Justicia, Eugenio Artetxe; y el asesor en materia penitenciaria, Jaime Tapia. “Hoy es un día histórico al hacerse realidad, 40 años después, una muy significativa competencia del Estatuto de Gernika. Hoy es también un día más en la vida de los centros penitenciarios vascos. Un día histórico, pero también una jornada más de trabajo y servicio público con el objetivo de que internos e internas no noten diferencia en su día a día”, ha explicado. La consejera ha considerado clave en este recorrido de futuro “saber aprovechar el trabajo bien hecho en los centros penitenciarios vascos”. Con esta base, ha incidido, se puede trabajar para “hacer realidad las mejoras que una gestión más cercana van a traer emparejadas, como ha sucedido en estas décadas de autogobierno con otras transferencias”.

La consejera Artolazabal ha adelantado algunos de los ejes de la nueva gestión que quiere implantar el Gobierno vasco como la perspectiva de género, la atención a las víctimas y la defensa de los derechos humanos. “Queremos modernizar la justicia y su cercanía a los colectivos más vulnerables”, así como “la vocación por lograr la reinserción sociolaboral de presos y presas desde una perspectiva formativa”, ha adelantado. El Parlamento vasco aprobó este jueves en el parlamento vasco la Agencia Vasca para la Reinserción Laboral, Aukerak, que está llamada a integrar laboralmente a los presos. Fue aprobada con los votos de todos los grupos salvo PP, Ciudadanos y Vox. “El modelo penitenciario, cuyas bases fueron aprobadas con amplio consenso en el Parlamento vasco, empieza hoy a dar sus pasos. Sin prisa, pero sin pausa. Tenemos clara la hoja de ruta y sabemos el destino al que queremos llegar. El espejo en el que nos miramos con orgullo es el sistema vasco de Justicia Juvenil. Sus valores y su experiencia nos inspiran”, ha declarado la consejera este viernes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS