El tercer presupuesto en cinco años

El Gobierno cierra el segundo acuerdo de la coalición sobre las cuentas del Estado. Los presupuestos del último Ejecutivo de Rajoy fueron prorrogados cuatro veces

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez (i), y el vicepresidente Pablo Iglesias tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado del año 2021.
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez (i), y el vicepresidente Pablo Iglesias tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado del año 2021.Borja Puig de la Bellacasa (EFE)

El Gobierno del Partido Socialista (PSOE) y Unidas Podemos ha cerrado el segundo pacto de la coalición para unos Presupuestos Generales del Estado (PGE), los de 2022. Si prosperan, serán los terceros presupuestos desde 2018. El anterior Ejecutivo —presidido por el PP de Mariano Rajoy y con Cristóbal Montoro como ministro de Hacienda— aprobó sus últimas cuentas, las de 2018, en junio de aquel año. Pero lo hizo en pleno traspaso de poderes, cuando Pedro Sánchez acababa de llegar a La Moncloa a través de una moción de censura. El Gobierno del PSOE, así, asumió esos presupuestos para ese año, y después tuvo que prorrogarlos dos veces: para 2019 (porque el Congreso rechazó los que elaboró el PSOE en solitario) y para 2020, tras la repetición electoral. España fue gobernada por tanto, durante casi tres años, por un presidente socialista que aplicaba unos Presupuestos del PP, hasta que, en 23 de diciembre de 2020, el actual Ejecutivo de coalición consiguió cerrar sus primeras cuentas.

Inestabilidad a partir de 2015

En octubre de 2015 el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, presentó a la Cámara baja los presupuestos para el año 2016, que fueron aprobados con el apoyo del PP —que gobernaba con mayoría absoluta— y Unión del Pueblo Navarro. Pero, a partir de las elecciones de diciembre de 2015, la aritmética parlamentaria para la aprobación de las cuentas del Estado se complicó con la entrada de nuevos partidos como Unidas Podemos y Ciudadanos.

Rajoy ganó las elecciones y fue investido presidente con el apoyo de Ciudadanos y la abstención de los socialistas. El Gobierno popular prorrogó sus presupuestos de 2016 hasta junio de 2017, cuando consiguió aprobar las nuevas cuentas con el apoyo de Ciudadanos, PNV, Foro Asturias, UPN, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Al año siguiente tuvo que hacer exactamente lo mismo: estirar los presupuestos de 2017 hasta junio de 2018. Sin embargo, a principios de ese mes y en mitad de la aprobación de los presupuestos de Montoro, se produjo la moción de censura del PSOE que echó al PP del Gobierno y convirtió en presidente a su líder, Pedro Sánchez. De modo que, con los socialistas en el Gobierno, el Parlamento dio el aval definitivo a unas cuentas elaboradas por el anterior Ejecutivo de Rajoy gracias al apoyo de los mismos partidos que validaron las cuentas en 2017.

Al año siguiente, Sánchez trató de obtener la mayoría suficiente para aprobar sus propios números para 2019, pero su proyecto fue rechazado con el voto en contra de PP, Ciudadanos, Podemos y los partidos independentistas catalanes. De modo que se volvieron a prorrogar las cuentas de Montoro.

Las cuentas tras la pandemia

A finales de 2019, el Ejecutivo en funciones del PSOE —aún en negociaciones para lograr un pacto de investidura con Unidas Podemos— prorrogó una última vez los presupuestos del PP, para poder afrontar el año 2020. Tras la formación de Gobierno en enero de ese mismo año, y una vez superada la fase más dura de la pandemia de covid, Sánchez —ya coaligado con el Unidas Podemos de Pablo Iglesias— consiguió sacar adelante por fin sus propias cuentas, las de 2021. El Parlamento las aprobó en diciembre de 2020, con el voto a favor del 54% de los diputados: PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, EH Bildu, Más País, PDeCAT y los escaños únicos de Compromís, Nueva Canarias, Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y Teruel Existe. Votaron en contra el PP, Vox, Ciudadanos, Junts per Catalunya, BNG y CUP.

Tras varias semanas de un negociación que encalló fundamentalmente por la falta de acuerdo sobre la política fiscal y la ley de vivienda, este martes PSOE y Unidas Podemos han llegado a un acuerdo para las nuevas cuentas, que se aplicarán ―si el Congreso les da su respaldo— en 2022. Comienza ahora la fase de negociación con el resto de grupos políticos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS