Pablo Casado, sobre la renovación institucional: “No hemos empezado a hablar de nombres”

El líder del PP defiende que las personas propuestas para el Tribunal Constitucional y otros órganos no hayan ocupado un cargo político recientemente

El presidente del PP, Pablo Casado (derecha), con el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, en la XIV edición del Premio Europeo Carlos V, el 14 de octubre.
El presidente del PP, Pablo Casado (derecha), con el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, en la XIV edición del Premio Europeo Carlos V, el 14 de octubre.Manuel Ángel Laya (Europa Press)

El presidente del PP y líder de la oposición, Pablo Casado, ha afirmado este lunes durante una entrevista en Onda Cero que su partido y el Gobierno no han “empezado a hablar de nombres” para la renovación de los órganos constitucionales que se han comprometido a pactar; entre ellos, el Tribunal Constitucional. No obstante, Casado ha señalado que espera que esta semana “se puedan poner nombres sobre la mesa”, y ha defendido que estos no sean “políticos en ejercicio o que acaban de dejar” un cargo político, con mención expresa al Tribunal Constitucional y ante la posible candidatura del exministro de Justicia Juan Carlos Campo. El jueves pasado y apenas 24 horas después de que el PP ofreciera desbloquear las negociaciones sobre las instituciones con el mandato expirado (salvo la del Consejo General del Poder Judicial), se alcanzó el primer gran acuerdo con el Ejecutivo: la renovación del Tribunal Constitucional, El Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo y la Agencia de Protección de Datos.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha quedado fuera del acuerdo porque el PP se niega a abordar esa negociación si antes no hay un compromiso de cambiar la ley para que sean los jueces, y no el Parlamento, quienes elijan directamente a sus miembros. Casado ha insistido hoy en esa exigencia: “Si Pedro Sánchez se compromete a modificar la ley, habrá renovación del CGPJ”. En el sistema actual de elección, son las Cámaras legislativas las que designan a los 20 miembros del gobierno de los jueces, aunque 12 de esos miembros son elegidos de entre los nombres propuestos por los propios jueces. El líder popular considera que no puede acceder a renovar ese órgano (que lleva casi tres años con el mandato prorrogado, y con una relación de fuerzas que corresponde a cuando el PP gobernaba con mayoría) si hay “una percepción de politización” y el método de designación no se ajusta a lo que pide Europa.

Sobre el Tribunal Constitucional, en cambio, Casado ha defendido la pertinencia de que los poderes ejecutivo y legislativo intervengan en la elección porque “no se trata de un órgano judicial” sino “político”; aunque a continuación ha matizado que no quería decir que esté al servicio de los partidos políticos, sino que no es un órgano estrictamente judicial sino de garantías constitucionales. Respecto a por qué el PP no cambió el sistema para el CGPJ cuando gobernaron con mayoría absoluta, ha afirmado: “Yo estoy elegido por primarias en mi partido con un mandato y con un programa que tengo que cumplir. Y soy el primero que alaba lo que hicieron el señor Aznar y el señor Rajoy. Hicieron una reforma que fue más allá en la despolitización, pero no llegó al máximo”.

Casado ha manifestado que el PP puede llegar a otros acuerdos políticos con Sánchez, pero si este hace un “giro a la moderación”: “Que diga que mañana rompe con Podemos, que mañana rompe con los independentistas y que reniega de pactar con Bildu, y ahí estará el Partido Popular”, ha dicho. En su opinión, la intención manifestada por Pedro Sánchez en el 40º congreso del PSOE, celebrado este fin de semana, de abolir la reforma laboral del PP y la conocida como ley mordaza no lo hace “más moderado ni más socialdemócrata”, sino “más radical”. Una respuesta a la principal consigna de los socialistas durante la convención, que ha sido, precisamente, la reivindicación de la socialdemocracia. Sobre la imagen de unidad que ha proyectado el PSOE, el líder popular ha afirmado: “Me parece muy bien que las cabezas que tenía colgadas en su chimenea ahora le aplaudan, pero el PP no es su comparsa”.

Finalmente, Casado ha cerrado la puerta a una posible reforma constitucional: “Como abramos ahora la Constitución, con la que está cayendo en Cataluña, estaremos cometiendo un error”. Este mismo jueves por la mañana, Pedro Sánchez ha defendido su voluntad de reformarla en una entrevista en la Cadena SER, pero lo ha desestimado por no contar con el acuerdo del Partido Popular, cuyos votos son necesarios para superar la mayoría cualificada requerida.

Ley del aborto

El líder del PP se ha referido también a su posición sobre el aborto, aunque sigue sin aclararla por completo. Casado ha afirmado que esperará a que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el recurso que el PP tiene presentado contra la ley de plazos actual, y mientras tanto ―si llega al Gobierno― aprobará una ley “de maternidad”, “de manera que haya medidas fiscales, de conciliación laboral, de vivienda, que ayuden a las mujeres a ser madres”. “Hasta que el Tribunal Constitucional no resuelva ni el recurso al aborto ni a la eutanasia, nosotros vamos a poner leyes que ayuden a lo que verdaderamente nos importa, que es que en España hay un déficit muy grande de demografía y es lo que nos interesa, que la gente pueda tener niños, y quien quiera que lo haga con ayudas públicas”. Se trata de “medidas que no son penales, no son de castigo”, ha especificado.

Fuentes oficiales del PP aseguraron hace días a EL PAÍS que el partido planea, si llega a La Moncloa, derogar la ley vigente del aborto, aunque esta reciba el aval del Constitucional. “Ya diga el tribunal una cosa o la otra, cuando lleguemos al Gobierno vamos a impulsar una ley alternativa”, dijeron esas fuentes. Desde la dirección del PP subrayaron que sustituirán “las leyes radicales de Sánchez por leyes en positivo”, y eso será así “diga lo que diga el Tribunal Constitucional”, con una acción “en paralelo”. Casado ha precisado este jueves que esperará a que el Constitucional resuelva su recurso, pero no aclara qué hará después de la decisión judicial.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS