Espadas perfila su núcleo duro en el PSOE andaluz mientras se agudiza la división en las provincias

El granadino Noel López, alcalde de Maracena, será el nuevo secretario de Organización regional

De izquierda a derecha: el secretario general del PSOE-A, Juan Espadas; el secretario general del PSOE de Granada, José Entrena, y el alcalde de Maracena (Granada), Noel López.PSOE-A / EUROPA PRESS Vídeo: europa press

El secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas, empieza a perfilar ya el núcleo duro de su ejecutiva regional y ha elegido al granadino Noel López, también alcalde como él, secretario de Organización regional, puesto sobre el que recae el control y la gestión diaria del partido. Espadas ha despejado esta incógnita tres semanas antes del 14º Congreso Regional, que se celebrará en Torremolinos (Málaga) el 6 y 7 de noviembre. Es la primera vez en 27 años que este cargo recae en un dirigente de Andalucía Oriental.

La fuerte división en la mayoría de las agrupaciones provinciales, que celebran sus congresos en diciembre, preocupa a muchos dirigentes porque puede empañar un cónclave andaluz que se pretende de impulso del proyecto de Espadas. Pero él no participa de esa inquietud: “Esto ya no va de señalar con el dedo. Hay una pulsión de cambio legítima y puede haber alternativas diferentes. Esto va de primarias”, ha afirmado a EL PAÍS.

El futuro número dos del PSOE andaluz es alcalde de Maracena (Granada, 22.000 habitantes) desde 2007, tiene 43 años y es funcionario de carrera con estudios en Educación Social. Su trayectoria orgánica empezó en las Juventudes Socialistas, donde fue secretario de Organización de Granada. Según varias fuentes socialistas, dejará la alcaldía granadina en unos dos meses para dedicarse de lleno al trabajo en el partido.

López, como otros muchos que integran la nueva mayoría del socialismo andaluz dirigida por Espadas, tomó partido en el pasado por la expresidenta de la Junta, Susana Díaz, frente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las primarias socialistas de 2017 de las que el segundo salió elegido secretario general del partido. Una división que el 40º Congreso Federal celebrado la semana pasada ha enterrado definitivamente con una apuesta por la reunificación.

Espadas intenta ahora una operación similar: cerrar las heridas que abrieron las primarias socialistas andaluzas, que ganó con el 55% de los apoyos a Susana Díaz en el mes de junio. Y lanzar un proyecto político “solvente y socialdemócrata”, ha dicho este martes el candidato a la Junta, que logre sacar de la abstención a los 400.000 votantes que en diciembre de 2018 no votaron al PSOE andaluz en las elecciones autonómicas, pero que en abril de 2019 sí lo hicieron por Pedro Sánchez en las generales. Las encuestas, como la reciente del Centro de Estudios Andaluces, apuntan a un PSOE aún más a la baja.

Espadas ha aprovechado una conferencia organizada por Europa Press en Granada, presentada por el poeta Luis García Montero, para anunciar la elección su nuevo secretario de Organización. Y ha reconocido que ya antes de celebrarse el congreso regional, “si hay ganadores o perdedores”, el PSOE de Granada, que dirige José Entrena, es “uno de los ganadores”. La elección del Noel López, alcalde de Marecena, de otra generación política y biológica a la de Espadas (55 años), es un claro guiño a Andalucía oriental, donde Espadas, todavía alcalde de Sevilla, es un gran desconocido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Esta agrupación, junto a la de Jaén, apoyó de manera clara a Espadas en su carrera por el liderazgo andaluz y no salió contenta del reparto reciente de cargos en el Congreso Federal, donde los sevillanos tienen cuatro de los nueve sillones del PSOE andaluz en la dirección. La Secretaría de Organización del PSOE de Andalucía, el puente de mando del partido, ha estado en manos de dirigentes gaditanos y sevillanos en los últimos 27 años, coincidiendo con la larga etapa en la Junta de Andalucía, y ese hecho condicionó no pocas decisiones políticas y, sobre todo, presupuestarias del Gobierno autónomo de los tres últimos presidentes socialistas y también secretarios generales. Esta apuesta por visualizar otro PSOE menos centralista es similar a la que despliega el PP de Andalucía, donde sus principales referentes son de Málaga.

Espadas pretende un Congreso Regional de éxito como el del federal y está llevando el peso de la negociación con las provincias para formar una nueva ejecutiva. “Encajar las piezas es complejo”, ha admitido este martes. Antes de que se celebre el congreso irá desvelando otros nombres de la ejecutiva regional, que ya tiene decididos, y apostará porque dirigentes de Andalucía Oriental tengan “un especial protagonismo”. Otros nombres se concretarán en el congreso, pero el núcleo duro se sabrá. “No será un congreso de los de la última noche”, ha añadido.

El temor de muchos dirigentes es que el cónclave de Torremolinos se convierta en un guirigay de luchas provinciales. Salvo en las provincias de Granada y en menor medida, de Almería, en las otras seis hay batalla por hacerse con la secretaría provincial y donde los que apoyaron a Espadas en las primarias están divididos en diferentes tribus, cada una con sus particularismos; y en las que los que apoyaron a Susana Díaz no tienen la mayoría, pero sí pueden condicionar las direcciones provinciales.

Varios candidatos se postulan para liderar el PSOE de Cádiz, Sevilla, Huelva, Córdoba, Jaén y Málaga. Espadas lo ve con naturalidad. “Aflora ahora lo que sabíamos que iba a llegar. Ha habido una renovación regional que tiene sus réplicas en las provincias”, ha dicho a este periódico. “Esto no va ya de señalar con el dedo”, afirma Espadas, quien subraya que no intervendrá, aunque desaconseja “aventuras personales para hacer ruido”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS