Villarejo asegura en el Congreso que se encontró con Rajoy en la sede del PP para cerciorarse de que “estaba detrás” de la Kitchen

El comisario jubilado afirma en la comisión parlamentaria que una mujer “del entorno muy próximo” al expresidente, que no identificó, hacía de enlace

Jose Manuel Villarejo, a su llegada a la comisión parlamentaria del Congreso, este miércoles.

El comisario jubilado José Manuel Villarejo dio este miércoles un paso más en sus acusaciones contra el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy en su comparecencia en la comisión parlamentaria de investigación sobre la Operación Kitchen, el espionaje ilegal al extesorero del PP Luis Bárcenas iniciado en 2013. En su anterior comparecencia en el Congreso, en mayo, Villarejo había asegurado que intercambió mensajes de teléfono con Rajoy sobre aquel operativo parapolicial. Este miércoles, a preguntas del diputado socialista Felipe Sicilia, aseguró que tuvo un encuentro, en marzo de 2014, con el entonces presidente en la sede su partido, en la calle Génova, de Madrid, como se apunta en una grabación desconocida hasta ahora y que dio a conocer horas antes el diario Público.

El comisario detalló que con ese encuentro buscaba cerciorarse de que Rajoy “estaba detrás” de aquel operativo, urdido presuntamente desde el Ministerio del Interior para sustraer a Bárcenas los documentos comprometedores para el PP que este pudiera conservar en aquel momento. “Yo tenía dudas de si las instrucciones que recibía venían directamente del presidente”, añadió.

El policía afirmó que ese supuesto encuentro con Rajoy se produjo en el despacho de la entonces secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, después de acceder al edificio “camuflado” en el vehículo de la dirigente popular y llegar por el garaje directamente a la planta donde esta la sala. “Estaba esta señora, Cospedal; una señora más que no recuerdo su nombre, salvo su nombre de pila, del entorno muy próximo al señor Rajoy; y había un letrado”, afirmó, aunque no concretó las identidades de estas dos últimas personas. Sobre el abogado se limitó a decir que era el defensor de “un tesorero, Bárcenas o el señor [Álvaro] Lapuerta”. Según la grabación conocida este miércoles, supuestamente era Javier Iglesias, abogado cercano al PP y que también compareció en el congreso.

En este audio, Villarejo aseguraba a su interlocutor, el entonces secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, también imputado en el caso Kitchen, que durante aquella reunión en el despacho de Cospedal entró Rajoy: “Y en ese momento viene el presi. ‘Qué tal, mire solamente para saludarle... Es que el amigo Javier Iglesias goza de toda la simpatía del mundo. A trabajar’, eso fue todo. Ese fue todo el mensaje”. A preguntas del diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, aseguró que con Cospedal estuvo aquel día poco más de media hora. El comisario añadió que, además de en ese día, se ha encontrado con Rajoy en “tres o cuatro ocasiones más”, pero matizó que en esos casos no mantuvo ninguna conversación con él “sobre el tema”, en referencia al espionaje a Bárcenas. En su anterior comparecencia, en mayo, Villarejo ya había dicho que había tenido encuentros con el expresidente —”dos o tres”, dijo entonces— en actos públicos.

En su comparecencia de este miércoles, Villarejo reiteró, como ya hizo en mayo, que había intercambiado mensajes SMS de teléfono con el expresidente. “Fundamentalmente, me hacía preguntas concretas. ‘¿Hay algo nuevo?’ ‘¿Se ha visto esta persona [en referencia a Bárcenas] con Pedro J. [Ramírez, entonces director de El Mundo]?’. Mis respuestas eran tan cortas y tan breves como las preguntas”, detallado. En mayo afirmó también que el cruce de mensajes con Rajoy se limitó a preguntas cortas y respuestas “monosilábicas”. Aquella declaración provocó entonces que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, instructor del caso Kitchen, le llamara a declarar días después. Ante el juez, el comisario insistió en ese relato, pero ante la falta de nuevas pruebas, el juez decidió no continuar la investigación sobre esos supuestos contactos.

Varios diputados pusieron en duda la veracidad de las nuevas revelaciones de Villarejo. Edmundo Bal, de Ciudadanos, le espetó: “Me da la sensación que esto usted se lo inventa”. Y Mikel Legarda, del PNV, le criticó sus “contradicciones” y “datos inconsistentes” para concluir que las afirmaciones del comisario “no prueban nada”.

Antes de sus comparecencias en el Congreso, Villarejo no había implicado en sus múltiples declaraciones judiciales a Rajoy en la trama urdida por el Ministerio del Interior. En una entrevista publicada en noviembre del año pasado en EL PAÍS, Villarejo había afirmado que trató sobre el caso Kitchen con diferentes cargos del PP y del Gobierno, pero nunca con el expresidente: “El único con el que no hablo yo personalmente, pero sí a través de intermediarios, es con el señor Rajoy”, dijo.

Sobre la firma

Óscar López-Fonseca

Redactor especializado en temas del Ministerio del Interior y Tribunales. Llego a EL PAÍS en marzo de 2017 tras una trayectoria profesional de más de 30 años en Ya, OTR/Press, Época, El Confidencial, Público y Vozpópuli. Es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS