La policía desmantela un bar ilegal que organizaba timbas de póker y cachimbas para menores en Málaga

La Tetería Narcos se anunciaba en redes sociales y se centraba sobre todo en clientes jóvenes

Anuncio de las timbas de póker distribuido en redes sociales por la Tetería Narcos. Vídeo: EPV

“Mañana, partida de póker. Quien quiera venir que me hable. La entrada a 10 euros”. “Abrimos a las 20.30 y cerramos a las 11.30. Todas las shishas [cachimbas o pipas de agua] hoy a siete euros”. Con estos mensajes se anunciaba en redes sociales un local clandestino en Málaga que se hacía llamar Tetería Narcos. En su interior se celebraban timbas ilegales con apuestas de dinero en metálico y se ofrecía un servicio de cachimbas para fumar a lo largo de toda la noche. La mayoría de clientes eran menores de edad, según comprobó la Policía Local de Málaga, que desmanteló el local después de que los agentes especializados en el rastreo en redes sociales y fuentes abiertas de internet consiguieran ubicar el local y, más tarde, conocer su funcionamiento con vigilancias sobre el terreno.

Fueron los miembros del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga quienes hallaron imágenes y vídeos donde el responsable del recinto ilegal anunciaba las partidas de póker y los precios. La ubicación no se hacía pública, pero los policías consiguieron hallar el sitio en la barriada de Palma-Palmilla. Hasta allí se desplazaron para hacer un seguimiento del entorno y conocer quiénes accedían al establecimiento. Principalmente eran jóvenes que, para entrar, debían avisar vía teléfono móvil para que les abrieran desde el interior, donde se desarrollaban las timbas nocturnas sin atender a las medidas preventivas contra el coronavirus y donde el consumo de tabaco y el uso de narguiles era habitual.

Con toda la información sobre la mesa, el domingo 10 de octubre un grupo de agentes uniformados junto a otros de paisano se adentraron en el local para inspeccionar su interior. Allí encontraron a 13 jóvenes de entre 15 y 23 años de los que diez eran menores de edad. Todos participaban en una partida de póker con apuestas en metálico y uno de ellos portaba una navaja de ocho centímetros de hoja y otro una arma extensible. Todos fueron denunciados por no llevar mascarilla ni mantener la distancia de seguidad. La Policía Local remitió luego un informe de los hechos a la Fiscalía de Menores y también informó por carta a los padres de los chavales.

Según la información facilitada por la Policía Local, el responsable de la Tetería Narcos es un joven de 23 años que aseguró que el establecimiento era un antiguo bar, propiedad de su abuelo, que fue cerrado años atrás. El hombre ha sido sancionado, entre otras razones, por carecer de documentación para el uso de cachimbas, la falta de permiso para instalar una máquina tragaperras y tenencia de sustancias estupefacientes, pues portaba marihuana. Además, los policías intervinieron dos maletines con fichas y barajas de póker, así como 90 euros, cifra obtenida por el organizador al recaudar la entrada a las timbas. Finalmente, el local fue desalojado y precintado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS