Un “río atmosférico” dejará lluvias abundantes en el puente de Todos los Santos

Las temperaturas bajan el viernes, pero el resto del fin de semana serán suaves por la llegada de vientos ábregos

Una mujer camina por el paseo marítimo de Cabanas (A Coruña), el 15 de octubre.
Una mujer camina por el paseo marítimo de Cabanas (A Coruña), el 15 de octubre.Cabalar (EFE)

Se acabó el tiempo anticiclónico, es decir, seco y estable, que ha reinado buena parte de este mes. El cambio se producirá justo para el puente de Todos los Santos, que estará marcado por lluvias abundantes y generalizadas, avanza el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo. La causa es la retirada del anticiclón hacia el sur, lo que permitirá la llegada de vientos templados y muy cargados de humedad tras recorrer todo el Atlántico. Son los llamados ábregos o vientos llovedores para la gente del campo, que “constituyen ríos atmosféricos que transportan grandes cantidades de vapor de agua desde zonas tropicales y subtropicales a latitudes medias”, explica el experto. Las lluvias serán copiosas sobre todo en la vertiente atlántica y, aunque las temperaturas caerán el viernes, los ábregos harán que el ambiente no sea frío e incluso en el Mediterráneo se registren valores altos para esta época del año.

Estas lluvias “salvarán los muebles de un octubre en el que, hasta la fecha, tan solo había llovido aproximadamente una cuarta parte de lo normal en el conjunto de España”, explica Del Campo. ¿Cuánta agua va a dejar? “En la mitad sur de Galicia, buena parte del centro, Castilla-La Mancha, Extremadura y oeste de Andalucía, así como el sur del Pirineo aragonés, se acumularán entre unos 50 y 100 litros por metro cuadrado en todo el episodio, superando los 100 litros en la mitad norte de Extremadura y oeste de Castilla-La Mancha”, responde el portavoz.

Además de las lluvias, se esperan rachas muy fuertes de viento, sobre todo en zonas costeras y de montaña, mientras que Canarias “quedará al margen” de este panorama de paraguas. Este jueves aún “continuará el ambiente estable en general”, pero un sistema frontal muy activo, asociado a una borrasca profunda que se encuentra en el Atlántico Norte, “abrirá la espita para el cambio del tiempo” y dejará las primeras lluvias por la tarde en Galicia y puntos cercanos de Asturias y León.

Esta es la previsión del puente, día a día:

Viernes 29. Este sistema frontal irá avanzando de oeste a este y dejando precipitaciones en la mayor parte de la Península, aunque es probable que no alcancen a la Comunidad Valenciana, Murcia, este de Andalucía y Baleares. Sin embargo en Galicia, oeste de Castilla y León, Extremadura y en el extremo occidental de Andalucía serán localmente fuertes y persistentes y se pueden acumular más de 15 litros en una hora o más de 40 litros en 12 horas. Esta previsión se traduce en un mapa de avisos con nivel amarillo, el nivel más bajo, por lluvia en Andalucía, Aragón, las dos Castillas, Extremadura, Madrid y Galicia, esta última comunidad también en naranja, el segundo nivel de alerta de una escala de tres, por vientos. En cuanto a las temperaturas, el aumento de la nubosidad hará que la madrugada del viernes sea más templada que las de días anteriores, mientras que hará algo más de frío por el día, sobre todo en la mitad occidental peninsular. En el Mediterráneo, en cambio, las temperaturas diurnas subirán un poco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Evolución de la precipitación prevista de jueves a martes.
Evolución de la precipitación prevista de jueves a martes.CESAR ROdRÍGUEZ BALLESTEROS / AEMET

Sábado 30. Este día, el más lluvioso, harán acto de presencia los ábregos, que regarán buena parte del país, incluso las regiones mediterráneas peninsulares y Baleares, aunque de forma más débil. El centro y la mitad sur recibirán las lluvias más abundantes, en algunos casos con tormentas. “En el sur de Castilla-La Mancha y del oeste de Andalucía pueden llegar a acumularse más de 50 o 60 litros en todo el día”, puntualiza Del Campo. Los avisos se amplían a media España: Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, las dos Castillas, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia Navarra y Comunidad Valenciana. Todos los avisos son amarillo, salvo Extremadura, donde es naranja. En las temperaturas, se invertirán los papeles y bajarán en el Mediterráneo, mientras que subirán en el resto de la Península.

Domingo 31. Jornada plenamente otoñal en la mayor parte de la Península, con lluvias abundantes sobre todo en la mitad occidental, aunque serán menos frecuentes en Baleares y puntos del sureste. Habrá un ascenso térmico generalizado, con máximas que pueden incluso superar los 25 o 27 grados en las regiones mediterráneas, y desaparecerán las heladas nocturnas, ya que no se bajará de los cinco grados en ningún punto de la Península. Los avisos, todos amarillos, se reducen a Andalucía, las dos Castillas y Extremadura.

Lunes 1. Este día, festivo en toda España, aumenta la incertidumbre en el pronóstico, aunque “es posible que continúen los cielos nubosos con lluvias en buena parte de la Península, pero más débiles e intermitentes y menos intensas que en días anteriores”. Afectarán, sobre todo a la zona centro y mitad sur.

Se espera que este episodio comience a remitir a partir del martes 2, cuando las precipitaciones se concentrarán en el extremo norte peninsular y Baleares, con cielos despejados en el resto y un descenso térmico acusado que se notará sobre todo el norte, con posibles heladas a mediados de semana.


Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS