Día de la Memoria, día de la división

El PP y Vox mantienen su desvinculación de los actos institucionales por incluir entre las víctimas a las de otras vulneraciones de derechos humanos

Portavoces parlamentarios y miembros de la Mesa en la ofrenda floral del Día de la Memoria.
Portavoces parlamentarios y miembros de la Mesa en la ofrenda floral del Día de la Memoria.L. RICO

Los partidos políticos y las instituciones siguen sin dar muestras de unión en el Día de la Memoria, 11 años después de pactar su celebración. Esa jornada, que se institucionalizó en 2010 y se conmemora cada 10 de noviembre, vuelve a reproducir la división, con actos diferentes organizados por el PP y Vox, pero también por las diferentes instituciones, como el Parlamento, el Centro Memorial de Víctimas, las tres diputaciones, el Instituto Vasco de la Memoria y la Convivencia —Gogora— y varios ayuntamientos. Lejos de trasladar que los vascos avanzan hacia la normalización de la convivencia diez años después del final de ETA, partidos e instituciones proyectan una imagen de fragmentación cada vez que se habla de memoria y víctimas.

Lo que el 24 de mayo de 2010 fue posible, la fotografía en el Parlamento vasco con los responsables de todos los partidos e instituciones que fijaba la celebración para el 10 de noviembre, como la única fecha del calendario en la que “las balas y las bombas no dejaron un rastro de dolor”, en 2013 se convirtió en imposible. El PP se separó con un acto distinto en el que solo homenajearon a las víctimas del terrorismo. Otros partidos como Aralar optaron por conmemorar también a las de otros tipos de violencia. Desde entonces el PP no ha querido “mezclar a las víctimas” de ETA, el Gal y el Batallón Vasco Español con “las de otras violencias”. Sin embargo la coalición EH Bildu, que no firmó el acuerdo en 2010 por estar ilegalizada, sí ha participado después con la coalición.

El acto del Parlamento vasco este 2021 ha consistido en una ofrenda floral ante la escultura Gauerdiko Iparrorratza-Brújula de Medianoche, una obra dedicada a las víctimas y que se encuentra junto a la entrada principal de la sede del Parlamento Vasco, en Vitoria-Gasteiz. Junto a la escultura y al pebetero, el lehendakari, los miembros de la Mesa del Parlamento y los portavoces parlamentarios, han ido depositando flores. En el transcurso de la ceremonia, dedicada a la memoria de las víctimas, se han guardado dos minutos de silencio y se ha escuchado el himno Agur jaunak eta andreak. La ceremonia ha contado con la presencia de representantes de todos los grupos del Parlamento salvo el PP+Cs y Vox, formaciones que consideran que este tipo de actos blanquean a EH Bildu.

Las puertas exteriores del Parlamento Vasco permanecerán abiertas con el fin de que representantes institucionales y ciudadanos puedan participar en la ofrenda floral a lo largo del toda la jornada.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha puesto el foco en el “compromiso cívico de la sociedad vasca en favor de la paz” a lo largo de las tres décadas de movilizaciones ciudadanas frente al terrorismo de ETA. El Gobierno vasco ha dedicado el Día de la Memoria a agradecer a los “cientos de miles de personas anónimas”, ha dicho Urkullu, que con “pequeños gestos y su gran compromiso” contribuyeron decisivamente al final de ETA. Representantes de asociaciones pacifistas como Gesto por la Paz, la Asociación por la Paz de Euskal Herria, Artesanos de la Paz, Denon Artean, Elkarri, Lokarri, Bakea Orain, el colegio Askartza Claret, el colegio Escolapios de Bilbao, Foro de Ermua… han recibido el reconocimiento institucional por su labor en la consecución de la paz y la libertad frente a ETA. “Gracias a todos ganamos la batalla”, ha proclamado el mandatario vasco.

El lehendakari Urkullu junto a representantes de asociaciones pacifistas en el acto del Día de la Memoria.
El lehendakari Urkullu junto a representantes de asociaciones pacifistas en el acto del Día de la Memoria.Javier Hernández
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Gracias al esfuerzo “silente, pero no silenciado” de miles de personas, ha añadido Urkullu, fue posible ganar “la batalla de la dignidad y la vida, de la deslegitimación de la violencia”. Se ganó “la batalla de los derechos humanos, la paz y la libertad, la batalla del respeto, el diálogo, el pluralismo y la diversidad. La batalla de los principios y valores éticos y democráticos”, en palabras del lehendakari. Fue una victoria, ha añadido, que se ganó después de muchos años, que arrancó con la iniciativa que un grupo de personas que el 28 de junio de 1978 promovió una movilización en Portugalete contra ETA bajo el lema Estamos hartos de violencia y asesinatos. Paz y libertad, y culminó hace diez años con la declaración de ETA anunciando el fin de la lucha armada.

El salón del Trono de la Diputación de Gipuzkoa ha sido el escenario elegido por el Gobierno vasco para celebrar el Día de la Memoria, al que se han sumado el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso; la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, representantes del Ejecutivo autónomo, autoridades judiciales e institucionales, víctimas del terrorismo como Caty Romero o Gorka Landaburu, así como representantes políticos del PNV, EH Bildu, PSE-EE, PP y Elkarrekin Podemos.

En Bilbao, las víctimas han sido homenajeadas este miércoles ante el monolito situado junto a la pérgola situada en el Parque de Doña Casilda, en el distrito bilbaíno de Abando, informa Mario de Jaime Moleres. El acto, cargado de emoción y simbolismo, se ha iniciado con una ofrenda floral por parte de las víctimas. Con acompañamiento musical de la banda Municipal de Txistularis, ha incluido la lectura del texto de homenaje A quien arrancaron de nuestro lado, realizado por los alumnos de Jesuitak Indautxu, acompañado de un viejo canto en euskera. El homenaje ciudadano se ha completado con la lectura de todos los nombres de las víctimas del terrorismo y de la violencia política de Bilbao.

En este acto celebrado en Bilbao tampoco ha participado ningún representante del PP. En cambio, esta formación sí se ha sumado, junto al resto de partidos, incluido EH Bildu, al homenaje que ha organizado esta mañana el Ayuntamiento de San Sebastián.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS