Un grupo de ladrones roba un furgón con ordenadores y móviles de la familia Pujol

El asalto al vehículo que transportaba los efectos personales en poder de la Audiencia Nacional a Barcelona se produjo en noviembre de 2020 y un juzgado de Madrid investiga los hechos

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol a su llegada al homenaje que la entidad Amics de Jordi Pujol le rindió recientemente en Barcelona.
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol a su llegada al homenaje que la entidad Amics de Jordi Pujol le rindió recientemente en Barcelona.Marta Pérez (EFE)

Un grupo de ladrones a bordo de un vehículo asaltó el pasado noviembre un furgón de MRW con ordenadores, tablets, pendrives y teléfonos móviles de la familia Pujol. Los efectos personales de la familia de expresident viajaban desde Madrid, donde habían sido analizados en la Audiencia Nacional por la causa que investiga el patrimonio del clan Pujol, hasta Barcelona. Toda la información que contenían los dispositivos había sido ya estudiada y clonada. La información ha sido adelantada por La Sexta y confirmada por este periódico a través de fuentes cercanas a la familia.

El robo se produjo el día 23 de noviembre en la avenida Entrevías de Madrid. El furgón debía llegar a las oficinas del gabinete jurídico que defiende a la familia Pujol. Estos llevaban mucho tiempo solicitando la devolución de todo ese material por la información privada o referente a otros asuntos que no tenían que ver con los hechos investigados, pero hasta el año pasado el juez se había negado con el argumento de que podían acceder a todos esos documentos mediante la nube.

Según el relato de La Sexta, corroborado por estas fuentes familiares, un grupo de encapuchados en un coche con cristales tintados cerró el paso del furgón de MRW en un semáforo en rojo. Rompieron las lunas, sacaron al conductor a la fuerza, le apuntaron con revólveres y le obligaron a tumbarse boca abajo en el suelo. A continuación se marcharon en el furgón y el coche de los cristales tintados. Pocas horas después, el vehículo que transportaba los efectos de los Pujol apareció calcinado en un descampado. Fue la propia empresa de transportes la que denunció los hechos.

La mayor parte de los objetos robados estaban bajo custodia de la Audiencia Nacional desde 2014 y se analizaron para incorporar información relevante a la macrocausa por blanqueo que se sigue contra la familia del expresident. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) había recopilado todo este material en diversos registros de las propiedades de la familia de Pujol. Además del material informático, el conductor informó de que también transportaba una caja llena de relojes de alta gama. Este robo se investiga en el juzgado de instrucción Número 8 de Madrid, pero no ha habido grandes avances en estas pesquisas.

En Barcelona, otro juzgado investiga las tres intrusiones que tuvieron lugar el 27 de febrero de 2013 en la casa donde en ese momento residían la hija pequeña y la exmujer de Jordi Pujol hijo, sin que tampoco se tengan noticias de progresos en esta causa, de acuerdo un con reciente escrito de la defensa del clan.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS