El juez del ‘caso Neurona’ encarga un peritaje sobre los trabajos pagados por Podemos

El magistrado concluye que la consultora prestó una parte de los servicios y que otros solo se dieron cuando el partido no podía asumirlos por “falta de medios”

Pablo Iglesias, durante un acto electoral de la formación en la Plaza España de Palma, el 15 de abril de 2019.
Pablo Iglesias, durante un acto electoral de la formación en la Plaza España de Palma, el 15 de abril de 2019.CATI CLADERA

El juez del caso Neurona da por “indiciariamente acreditado” que la consultora mexicana Neurona prestó una parte de los trabajos pagados por Podemos para las elecciones generales del 28 de abril de 2019. En un auto fechado el pasado 12 de noviembre, al que ha tenido acceso EL PAÍS, el magistrado Juan José Escalonilla concluye que la compañía realizó 48 vídeos para la página de Facebook de la formación y 48 diseños de “imágenes físicas y digitales para la campaña”. Pero, paralelamente, el instructor afirma que la empresa “únicamente” se encargó de la “cobertura de actos” cuando el partido no podía asumirlos por “falta de medios”, pese a que el contrato firmado “estipulaba como servicio” esa tarea. Por ello, ha ordenado un peritaje para valorar estos trabajos y compararlo con el precio abonado.

Tras interrogar a varios testigos y encargar informes a la Policía, el magistrado ha emitido ahora nuevas conclusiones sobre la línea de investigación principal de esta macrocausa, en la que otras seis derivadas han acabado archivadas. Escalonilla, responsable del Juzgado de Instrucción 42 de Madrid, ha manifestado en distintas ocasiones que existen indicios de que Podemos firmó un contrato “simulado” con Neurona para abonarle 363.000 euros por no hacer nada. Una tesis que rechaza el partido, que presentó toda una batería de archivos para intentar demostrarlo.

Con este contexto como telón de fondo, el magistrado analiza esos trabajos en su auto del 12 de noviembre y los divide en tres apartados. Sobre el primero, el juez considera acreditado que los trabajadores de Neurona hicieron 48 vídeos para la página de Facebook de la formación. Aunque, en este punto, Escalonilla matiza que no ha conseguido probar sí también se encargaron de los “copys” (textos rotulados en las imágenes), ya que dos testigos aseguraron que esa función no la asumió la empresa y un tercero dijo que a veces los hacía la compañía mexicana y a veces el equipo de redes sociales de Podemos.

El segundo apartado versa sobre “48 diseños, consistentes en imágenes físicas y digitales”. El juez considera acreditado que los hizo Waldemar Aguado, un empleado de Neurona. “El testigo Alfredo Almendro, coordinador del equipo de diseño gráfico, señaló que Waldemar Aguado se integró en el equipo de diseño de dicha campaña electoral. Pudiéndose determinar, en base a los metadatos existentes en los archivos aportados, la creación o realización por su parte de dichos 48 diseños gráficos, bien para su impresión, bien para la publicitación de dicha coalición electoral a través de medios digitales”, asegura el juez.

El revés a Podemos llega en el tercer apartado, donde se expone que Neurona no se encargó de la cobertura de los actos de la campaña, pese a que también lo “estipulaba el contrato”, y que “únicamente” lo hizo cuando el partido no podía asumirlo por falta de medios. En este punto, el magistrado destaca que un testigo afirmó que la compañía mexicana “no trabajó en la cobertura, ni en el streaming, sin perjuicio de que a algún acto sí fuera algún empleado de Neurona”. “En los mismos términos se pronunció el coordinador de todo el equipo de campaña, quien manifestó que los trabajadores de Neurona fueron a algún acto para grabarlo”, dice el magistrado, que añade: “De los metadatos obrantes en los archivos aportados por el partido, solo cinco vídeos aparecen como realizados por los trabajadores contratados por Neurona. Adicionalmente, consta la presencia de [un integrante de la consultora] en dos actos electorales más”.

Por todo ello, el juez ha encargado ahora elaborar una pericial para calcular “el precio o coste de los servicios prestados” por Neurona y que se han dado por acreditados. Este informe deberá incluir una valoración de los 48 diseños gráficos; del “trabajo de estrategia de segmentación previa a la edición o realización de los 48 vídeos, y su cantidad y calidad”, y el valor del coste de cobertura de los siete actos donde estuvo la consultora.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS