Bolaños, a Vox: “La Transición fue ejemplar, me alegro de que la reivindiquen”

El ministro de Presidencia asegura que el PSOE jamás pondrá en cuestión la etapa de salida de la dictadura

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, este jueves, su llegada al acto de toma de posesión de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional.
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, este jueves, su llegada al acto de toma de posesión de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional.Alejandro Martínez Vélez - Europ (Europa Press)

Después del choque entre los socios de la coalición por la interpretación de la enmienda a la Ley de Memoria Democrática que pactaron sobre la Ley de Amnistía de 1977, el Gobierno se enfrenta ahora a las críticas de la oposición, en especial PP y Vox, que entienden que el PSOE está poniendo en cuestión la Transición. El ministro de Presidencia y máximo responsable de la ley de memoria, Félix Bolaños, ha tenido un cruce dialéctico este viernes en el Senado sobre todo con el representante de Vox, José Manuel Marín, que le acusaba de romper el consenso de la Transición y de recuperar las dos Españas. “¿Usted cree que esta ley de memoria histórica nos hace mejores?”, le espetó Marín, que llegó a pedir la dimisión de Bolaños. “¿De verdad la Segunda República fue lo más luminoso de nuestro pasado? La izquierda nunca se ha creído la reconciliación. Siempre han querido reescribir la historia olvidando los crímenes de la izquierda desde 1931 sin los cuales no se puede entender la Guerra Civil, que empezó en 1934 con la revolución de Asturias”, clamó.

El ministro de Presidencia, que comparecía en la Comisión Constitucional para explicar las líneas generales de su departamento, esperó a la réplica, y en un tono pausado e irónico agradeció primero las peticiones de dimisión —”que la ultraderecha me pida la dimisión significa que estamos haciendo las cosas bien, se lo agradezco enormemente”— para dar inmediatamente después la bienvenida a Vox a la defensa de la Transición, algo que en la visión de Bolaños indica que están rectificando y ya no reivindican el franquismo. “Me ha encantado oír hablar al representante de Vox de la Transición como un periodo de encuentro. Interpreto aquí un propósito de enmienda de Vox, que hace poco decía que nosotros éramos el peor Gobierno en 80 años, por tanto reivindicaba la dictadura. La Transición fue ejemplar, supuso un modelo de diálogo y dejó atrás el periodo negro de la dictadura. Hablar bien de la Transición es hablar bien de la democracia. Lo que no se puede hacer es legitimar a la dictadura”, remató Bolaños.

“La memoria democrática de Pinocho Sánchez muestra el rostro revanchista de un gobierno reaccionario”, le había dicho el senador de Vox. “Le tengo que afear la forma grosera de hablar del presidente del Gobierno. A mí no me van a encontrar en el barro porque entonces parecemos todos iguales”, contestó el ministro, que logró así el aplauso entusiasta de los senadores socialistas.

El PSOE está ahora concentrado en intentar alejarse de la interpretación de la enmienda que ha hecho Unidas Podemos; esto es, que sortea la Ley de Amnistía y abre un resquicio para juzgar los crímenes del franquismo, y en reivindicar la Transición y el pacto Constitucional. Bolaños también tuvo en este asunto un cruce, aunque más suave en el tono, con la senadora del PP, Carmen Salanueva. “Pretenden deslegitimar a la derecha identificándola con el fascismo. Es intolerable”, había arrancado ella. “Sigue manteniendo que la inercia del Franquismo llegó hasta el 82. Es un despropósito. La enmienda [a la ley de memoria] es un espantajo. Ya no sacan a Franco porque ya no sirve. Ahora atacan a la Transición y la Constitución”.

Bolaños parecía realmente molesto con esta acusación: “Reitero el compromiso absoluto de este Gobierno con la Constitución y sus valores y el reconocimiento a la Transición que dio paso a una democracia que nos ha traído los mejores años de prosperidad, y que es un ejemplo en el mundo. En esto estamos de acuerdo, señora Villanueva, vamos a preservarlo. Y eso que Alianza Popular no votó ni Constitución ni la amnistía [se abstuvo en esta última y también lo hizo una parte del grupo en la primera] pero el tiempo pasa, los partidos cambian y yo reconozco que ustedes están comprometidos con la Constitución, admítalo usted también con nosotros”.

Mientras Bolaños se concentraba así en el debate con la oposición, sus aliados de la mayoría le pedían ir más allá en la Ley de Memoria Democrática, en especial ERC, que reclamó de nuevo que se deroguen los apartados e y f del artículo 2 de la ley de Amnistía, que han sido utilizados para bloquear cualquier intento de juzgar a represores franquistas porque incluyen en la amnistía los delitos cometidos por las autoridades, funcionarios o policías. Esto es lo que dicen esos artículos: “En todo caso están comprendidos en la amnistía: e) Los delitos y faltas que pudieran haber cometido las autoridades, funcionarios y agentes del orden público, con motivo u ocasión de la investigación y persecución de los actos incluidos en esta Ley. f) Los delitos cometidos por los funcionarios y agentes del orden público contra el ejercicio de los derechos de las personas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS