La justicia europea descarta devolver la inmunidad parlamentaria a Puigdemont

El Tribunal General de la UE considera que la orden europea por la que fue detenido está suspendida

Carles Puigdemont, antes de una entrevista en el Parlamento Europeo, el pasado marzo.
Carles Puigdemont, antes de una entrevista en el Parlamento Europeo, el pasado marzo.Francisco Seco (AP)

El Tribunal General de la UE ha descartado este viernes devolver la inmunidad parlamentaria que disfrutaba Carles Puigdemont como eurodiputado hasta que fue suspendida a raíz de un suplicatorio del Tribunal Supremo español. Puigdemont solicitó el pasado 1 de octubre recuperar la inmunidad como medida cautelar tras haber sido detenido en Italia. Pero el tribunal europeo rechaza esa posibilidad por considerar que la orden europea de detención y entrega está suspendida y que la posible detención temporal del expresidente de la Generalitat en algún país de la UE no supone un daño grave ni irreparable.

El auto que desestima devolverle la inmunidad, elaborado por el vicepresidente del Tribunal General, puede recurrirse. El eurodiputado catalán ya había intentado recuperar la inmunidad este pasado mes de mayo, pero su petición también fue rechazada por el mismo tribunal. En la misma situación quedan los eurodiputados Toni Comín y Clara Ponsatí, cuya inmunidad también fue retirada por el Parlamento Europeo a petición del Supremo.

Los tres eurodiputados habían invocado la detención de Puigdemont el pasado mes de septiembre en la isla italiana de Cerdeña como prueba de que pueden sufrir restricciones a la libertad de circulación o incluso ser extraditados y encarcelados en España. La defensa de Puigdemont reforzaba sus argumentos con el hecho de que el Supremo indicó a las autoridades judiciales italianas que tanto el proceso penal contra el expresidente como la euroorden de detención seguían en vigor.

El auto del Tribunal General de la UE rebate el supuesto riesgo de extradición que correrían los tres eurodiputados. Pero también enmienda la plana al Supremo español. La justicia europea señala que el proceso penal contra Puigdemont está suspendido como consecuencia de una consulta prejudicial ante el Tribunal europeo sobre las euroórdenes planteada por el propio Supremo y que todavía no ha sido resuelta.

El juez europeo señala que esa suspensión es automática y no requiere ninguna decisión del Supremo al respecto. El auto añade que la suspensión del proceso “lleva aparejada necesariamente la suspensión de la ejecución de las citadas órdenes”.

La justicia europea reconoce que a pesar de la suspensión de las órdenes cabe el riesgo de que en algún momento Puigdemont, Comín o Ponsatí sean detenidos durante sus desplazamientos por países de la UE. Pero el auto indica que la rápida puesta en libertad de Puigdemont en Italia, al día siguiente de ser detenido, confirma que “las autoridades judiciales de ejecución no tienen intención de ejecutar las órdenes de detención europeas dirigidas contra los eurodiputados antes de que el Tribunal de Justicia se pronuncie sobre esa petición”. El vicepresidente de la corte europea concluye que “dichos diputados no corren el riesgo de ser entregados a las autoridades españolas en esta fase” y, por tanto, su posible detención momentánea no supone un perjuicio grave ni irreparable.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS