El Gobierno pide que se pase de las palabras a los hechos sobre el fin de los homenajes a etarras

El anuncio del colectivo de presos de ETA es recibido por gran parte de los partidos y asociaciones de víctimas como algo positivo, aunque insuficiente. PP, Ciudadanos y Vox ven en la iniciativa un intento de blanquear el pasado

La ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, este martes en Madrid.Foto: EUROPA PRESS/E. Parra. POOL

Gran parte de los partidos políticos y varias asociaciones de víctimas han recibido la petición del colectivo de presos de ETA (el autodenominado EPPK, por sus siglas en euskera) para que acaben los homenajes a públicos a los exreclusos y el reconocimiento del “dolor” que causan como un anuncio positivo, aunque con diferentes matices ―como la queja por la tardanza y el sufrimiento generado a las víctimas, o la reclamación de otros gestos—. El Gobierno ha pedido que se pase de las palabras a los hechos, mientras PP, Ciudadanos y Vox ven en la iniciativa un intento de “blanquear” el pasado.

El comunicado, emitido en la tarde de este lunes, ha ido sumando reacciones durante toda la jornada. El delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, deseó que el anuncio del colectivo de reclusos de la banda de ponerles fin se convierta en realidad y calificó de “intolerables” los recibimientos públicos a los presos de ETA, conocidos como ongi etorri en euskera. “Queremos que esas palabras se conviertan en hechos”, ha dicho Itxaso este martes en una entrevista en Onda Cero. El delegado del Gobierno vasco y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, han incidido en que, a pesar de ser una buena noticia, llega “tarde”. “Muchas víctimas se hubieran ahorrado un sufrimiento duplicado o multiplicado”, ha considerado el ministro del Interior, a preguntas de los periodistas, en un acto en Chinchón (Madrid).

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez ha recordado el apoyo del Ejecutivo a las víctimas y su postura de no amparar los reconocimientos a los presos de ETA. “El Gobierno está siempre al lado de las víctimas. Rechazábamos este tipo de comportamientos y de homenajes, que lo que hacían es reabrir el dolor de las víctimas. El Gobierno tiene siempre claro el compromiso con las víctimas con el mayor de los respetos y reconocimiento”, ha detallado la portavoz, informa José Marcos. En la conferencia de prensa tras el Consejo de Ministros, Rodríguez ha asegurado que el Gobierno nunca va a “recuperar el dolor de las víctimas para hacer ningún tipo de iniciativa política” y ha considerado que los que lo hagan “tendrán que responder”. Rodríguez ha compartido estas consideraciones sobre la proposición de ley de Ciudadanos, que se debate esta tarde en el Congreso, para prohibir los homenajes a los etarras excarcelados, y que PSOE y Unidas Podemos no apoyarán.

PP, Ciudadanos y Vox, sin embargo, ven las declaraciones de los integrantes de la izquierda abertzale una “manera de blanquear su pasado”. El líder del PP, Pablo Casado, ha exigido a Bildu “condenar explícitamente todos los crímenes de ETA” y ha señalado que detrás del anuncio relativo al fin de los ongi etorri hay una “especie de fabulación para blanquear” al coordinador de la formación independentista, Arnaldo Otegi, y a su “banda”. El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha enmarcado el movimiento del EPPK en su búsqueda por “normalizar” y “justificar” el apoyo que EH Bildu ha dado al Gobierno en los Presupuestos de 2022. “Es un enjuague entre el mundo de ETA y el PSOE”, ha afirmado.

El portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha admitido “el valor” que supone para “la normalización y para una convivencia normalizada” que “los propios causantes físicos de la violencia” de ETA, en referencia al Colectivo de Presos de la banda, pero ha considerado que “aún se necesitan de más gestos”, como el reconocimiento de “todo el daño causado” o del “carácter injusto” de este terrorismo.

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha recordado al colectivo de presos de ETA su exigencia de que colaboren en esclarecer judicialmente 300 atentados si es verdad que quieren aliviar el sufrimiento de las víctimas con su renuncia a actos de homenajes públicos de los terroristas excarcelados, informa Europa Press. Por su parte, la Fundación Fernando Buesa, la asociación Gogoran-Memoria Digna y Elkarbizi han considerado que la decisión del colectivo es una “victoria ciudadana”. Estas tres entidades llevaron a distintos ayuntamientos de Euskadi y Navarra un texto que bajo el título “Los victimarios en el espacio público” que reclamaba poner fin a los homenajes a presos de ETA al abandonar la cárcel y que fue aprobado, por ejemplo, en el Ayuntamiento de Vitoria y en el Parlamento navarro. Para estas tres asociaciones los recibimientos a presos de ETA “concentraban la indecencia e indignidad de considerar a quien había matado o había colaborado en matar como un ejemplo social al que recibir con honores”. Los colectivos recuerdan que hacer esos homenajes “tenía muy poco que ver con el afecto familiar y mucho con la reivindicación de un pasado terrorista”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La izquierda abertzale empezó a reconsiderar los recibimientos hace semanas. El secretario general de Sortu, Arkaitz Rodríguez, afirmó en octubre pasado que su compromiso con la paz y con las víctimas era real y para confirmarlo adelantó que estaban “reflexionando” para poner fin a los ongi etorri. La Guardia Civil investigaba hasta julio unos 150 actos de este tipo.



Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS