Discurso de Navidad

Moreno apuesta por retrasar lo más posible las elecciones andaluzas en 2022

El presidente de la Junta dice huir del extremismo y saca pecho de su gestión de la pandemia en su discurso de final de año

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha pronunciado su discurso de la Navidad desde una taberna de Granada capital Foto: EL PAÍS | Vídeo: EPV

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, se muestra decidido a celebrar “lo más tarde posible” las elecciones autonómicas previstas para 2022. El líder del PP atribuye buena parte del éxito de su gestión a la estabilidad política que le ha dado su socio de gobierno, Ciudadanos, a quien agradece “la lealtad y la responsabilidad”. Las palabras de Moreno, pronunciadas en el tradicional mensaje de finde año emitido este jueves, llegan justo en un momento en el que la ruptura del pacto de gobierno entre PP y Ciudadanos en Castilla y León ha dejado a la comunidad andaluza como el único territorio en el que ambas formaciones parecen dispuestas, por ahora, a mantener intactos sus lazos.

Aunque Moreno ya aseguró hace apenas un mes que los comicios andaluces podrían ser en junio u octubre, en su discurso de la noche de este jueves ha asegurado que aún no ha decidido la fecha, pero que su deseo es agotar al máximo la legislatura que culmina en diciembre de 2022. “El tiempo que quede hasta las elecciones no vamos a estar de brazos cruzados. Tenemos trabajo por delante y cuestiones muy importantes a las que atender”, ha explicado el presidente, que ha asegurado que aún tiene “muchos retos por delante”. Además, se ha reivindicado a sí mismo como un moderado que busca “el espíritu de la Transición” y el acuerdo: “Andalucía tiene hoy un Gobierno estable, y creo que esa calma política ha contribuido en gran medida a alcanzar éxitos que antes solo soñábamos”.

Después del tsunami provocado por Ciudadanos en Murcia, las elecciones madrileñas posteriores y el reciente anuncio de ruptura de pacto y adelanto electoral del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), todas las miradas se han clavado en el pacto andaluz, ya el único que sigue vivo entre ambas formaciones. Moreno ha hecho referencia —aunque no expresa— a sus compañeros de Gobierno desde hace tres años para agradecerles que “buena parte” del éxito de su legislatura se debe a la estabilidad política alcanzada.

Con todo, la referencia a los comicios andaluces y a sus socios ha sido breve en un discurso que ha estado centrado especialmente en la pandemia y la recuperación económica que, según Moreno, experimenta su comunidad. Aunque el presidente ha pedido a los andaluces ser “prudentes”, también ha afirmado que “el nivel de ocupación en planta y en UCI se mantiene, de momento, en niveles que son asumibles”. “Hace un año, de cada 100 personas contagiadas había que ingresar a diez. Ahora, de cada 100 contagios solamente dos personas entran en el hospital”, ha abundado.

No es la única cuestión en la que el presidente ha sacado pecho. En su discurso ha hecho mención expresa al contrato estable de 12.000 sanitarios “de refuerzo” y la renovación de los contratos a 7.000 profesionales de la Educación que “en principio, tenían carácter excepcional”. Sus palabras llegan justo en un momento en el que los sindicatos calientan las calles de Andalucía, disconformes con la no renovación de los contratos de los otros 8.000 profesionales de la Sanidad, de los 20.000 que la Junta contrató para hacer frente a la pandemia. “Sé que no siempre se puede dar solución a todas las demandas, pero tened por seguro que el Gobierno que presido hace todo lo posible”, ha aseverado Moreno. El presidente ha ligado esta promesa a que el Gobierno de España renueve para Andalucía el Fondo Covid para 2022, incidiendo en una reclamación de la que su Ejecutivo ha hecho bandera: “Andalucía debe recibir del Estado el mismo dinero que el resto de los españoles. Es lo justo”.

Autónomos, agricultores, ganaderos, fuerzas y cuerpos de seguridad y transportistas también han aparecido en un discurso en el que la elección del escenario no era casual. Después de apostar por llevar sus apariciones navideñas a distintos puntos de la comunidad —el año pasado fue desde un hospital—, este año ha escogido la taberna Granados de Granada, como guiño al sector de la hostelería. Precisamente, ese sector no ha encajado especialmente bien las restricciones que, a lo largo de 2021, ha sufrido, debido a la pandemia. Ahora, con la duda de si la actual ola de covid traerá nuevas restricciones a Andalucía, Moreno ha apostado por pedir “confianza” en su Gobierno. Las urnas que se instalarán en un día por definir, pero antes de final de 2022, tendrán la última palabra.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús A. Cañas

Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS