El juez prorroga la investigación del ‘caso Neurona’ en contra del criterio de la Fiscalía

El ministerio público, que todavía no se ha pronunciado sobre el archivo de la causa, insiste en que se han “acreditado” los trabajos de la consultora a Podemos

El exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, el pasado 22 de enero en un acto previo a la campaña por las elecciones autonómicas de Castilla y León.
El exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, el pasado 22 de enero en un acto previo a la campaña por las elecciones autonómicas de Castilla y León.Javier álvarez

El magistrado Juan José Escalonilla ha decidido prorrogar seis meses más la investigación del caso Neurona, donde Podemos permanece imputado como persona jurídica por contratar a la consultora mexicana Neurona para las elecciones generales de abril de 2019. El juez adopta esta medida en contra del criterio de la Fiscalía, que mantiene que ya deben darse por concluidas estas pesquisas porque, aunque todavía faltan pruebas por practicar que se han aprobado, se ha “acreditado” que la compañía prestó los servicios para los que se le pagó.

El ministerio público había respondido así este mismo jueves al juez, que preguntó la pasada semana a las partes si prorrogaba el plazo de una instrucción que se prolonga desde hace un año y medio. Pero, tras recibir el escrito de la Fiscalía —que se pronunció en la misma línea que la formación política—, Escalonilla ha descartado la posibilidad de dar por acabada la causa. Según el magistrado, amplía el plazo para dictar una comisión rogatoria a México para interrogar a dos trabajadores de Neurona, como le ordenó la Audiencia Provincial de Madrid. Aunque, según Podemos y la fiscal, esa prórroga no era necesaria porque esas declaraciones ya se habían aprobado hace semanas.

A su vez, aunque el ministerio público no se pronuncia todavía sobre si debe archivarse el caso Neurona, sí abre la puerta a pedirlo en un futuro —cuando se reciban y practiquen las pruebas pendientes: como la pericial encargada sobre el valor de los trabajos de la consultora y la comisión rogatoria para interrogar a dos empleados de la empresa—. De hecho, en un escrito del pasado 3 de enero, la fiscal ya desinflaba aún más la instrucción de Escalonilla, que llegó a abrir hasta siete líneas de investigación, seis de las cuales ya se han cerrado. Entre las partes a las que se dio carpetazo se encontraban el supuesto pago de sobresueldos y las presuntas irregularidades en la reforma de la sede y la caja de solidaridad.

El magistrado solo mantiene activa la línea de investigación centrada en la contratación de la consultora mexicana Neurona para las elecciones generales de abril de 2019. Pero esta parte ha dado un giro en los últimos meses. En un principio, el juez sospechaba que Podemos pagó a Neurona más de 360.000 euros por unas labores que nunca llegó a realizar. Esa tesis viró el pasado noviembre, después de que Escalonilla diese por acreditado que parte de los trabajos se ejecutaron. A raíz de ello, el magistrado encargó un informe pericial para valorar estos proyectos y compararlos con el precio abonado.

Pero el ministerio público también ha mostrado sus reticencias sobre este informe. “Entendemos que la formación puede contratar con los proveedores que considere oportuno y es posible que no pueda determinarse con fiabilidad el coste”, dijo en su escrito del 3 de enero. Sobre este extremo vuelve a pronunciarse a la hora de pedir la finalización de la instrucción: “Una vez que ha quedado acreditada la prestación del servicio por parte de Neurona después de la realización de varias pruebas periciales y testificales; la única diligencia necesaria a practicar, y que ya ha sido acordada, es la relativa a la tasación”, ha informado este jueves la Fiscalía de Madrid: “Por tanto, entiende que no procede acordar la prórroga”.

La pelota se encontraba en el tejado de Escalonilla. El juez tenía que acordar primero si ampliaba el plazo de la instrucción. Según le indicaron Podemos y la fiscal, podía no hacerlo y, una vez que se practicasen las pruebas que faltan, acordar si archiva el caso o si procesa a alguien. Por ejemplo, así se encuentra la investigación de la supuesta caja b del PP de Madrid, según acordó esta misma semana la Audiencia Nacional.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El fleco pendiente: el 'caso Niñera'

Al caso Neurona le queda otro fleco pendiente. El juez Juan José Escalonilla remitió otras tres derivadas a sendos juzgados para que se instruyeran por separado, entre las que se encontraba el denominado caso Niñera —donde se investiga si Irene Montero, actual ministra de Igualdad, utilizó a una asesora del partido, Teresa Arévalo, para cuidar de uno de los tres hijos que tiene en común con Pablo Iglesias—. Pero la Audiencia Provincial ordenó que volviera la causa a Escalonilla. Según afirma la Fiscalía, aún está pendiente de que se cumpla este trámite.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS