El Tribunal de Cuentas detecta irregularidades en la contabilidad del PP y Ciudadanos

El informe de fiscalización corresponde al ejercicio 2017 y reclama la devolución de subvenciones concedidas para gastos de seguridad a 11 fuerzas políticas

Fachada del Tribunal de Cuentas, en Madrid.
Fachada del Tribunal de Cuentas, en Madrid.Jaime Villanueva

El Tribunal de Cuentas ha hallado irregularidades en la contabilidad del PP, Ciudadanos y el Partido Feminista, una formación extraparlamentaria, por lo que estudia la posible imposición de sanciones. Se trata de ingresos de procedencia no identificada y escasa cuantía en el caso del PP y el Partido Feminista, pero sensiblemente mayores en el caso de Cs. Por otra parte, el tribunal ha impuesto la devolución de distintas sumas a Podemos, IU o En Comú y otros ocho formaciones por subvenciones para elementos de seguridad que no se adquirieron ni ejecutaron.

Las infracciones o incumplimientos atribuidos al PP se refieren a que en una cuenta bancaria que no figura en su contabilidad se registraron varios ingresos en efectivo por un importe total de 3.130 euros que no han sido identificados, lo que supone una presunta transgresión de la ley de financiación de los partidos políticos. Igualmente, en el caso de Ciudadanos figuran ingresos de cuatro donaciones de personas físicas, recibidas en la misma fecha, cada una de ellas por el importe máximo de 50.000 euros, que procedían “todas ellas de una misma cuenta bancaria de titularidad conjunta de dos de los donantes”. Por ello, “se considera que habría podido excederse el límite máximo de donaciones en cómputo anual”, fijado también en la ley de financiación de partidos políticos.

En cuanto al Partido Feminista, se hace constar: “Mo han sido identificadas las personas físicas que han realizado aportaciones que figuran en las cuentas anuales del Partido Feminista, integrante de la federación Izquierda Unida, por importe conjunto de 3.987 euros”. Esta constatación también implica una presunta vulneración de la citada ley de financiación de los partidos.

El informe también recoge que varios partidos no utilizaron ese año las subvenciones que se les habían proporcionado para gastos relacionados con el establecimiento de sistemas de seguridad, por lo que se les exige que devuelvan las cantidades no invertidas para dicho fin. Las formaciones afectadas son Podemos (229.861,84 euros), Izquierda Unida (32.495,97 euros), Barcelona en Comú (24.726,51 euros), Esquerra Unida i Alternativa (12.615,36 euros), Compromís (14.347,04 euros), Anova (12.969,61 euros), Nueva Canarias (6.848,56 euros), Partido Aragonés (8.757,18 euros), Unión del Pueblo Navarro (3.807,74 euros), Foro (3.046,10 euros) y EH Bildu (45,71 euros). Algunos de estos partidos, como Podemos, ya procedieron a la devolución en 2021 vía ingreso al Tesoro Público.

El Tribunal de Cuentas incluye asimismo en su informe una recomendación en el sentido de que debería reequilibrarse la financiación pública y privada de los partidos. El texto subraya que en la cuenta de resultados del ejercicio 2017 de cada una de las formaciones políticas fiscalizadas, “el promedio que ha representado la financiación pública ha sido del 72% y la financiación privada del 28%, lo que pone de manifiesto la conveniencia de equilibrar el peso que cada una de ellas habría de representar en el total de la financiación con objeto de evitar una excesiva dependencia de los ingresos de origen público que pueden verse sometidos a variaciones significativas en función de los resultados electorales”. También destaca que esta situación supone el riesgo de “incurrir en situaciones de insolvencia, como se ha observado en algunas de las formaciones políticas fiscalizadas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS