Pedro Sánchez comparecerá el día 30 en el Congreso para explicar el viraje sobre el Sáhara

El presidente aprovechará el pleno del Congreso con motivo del Consejo Europeo de esta semana para explicar el cambio de postura con Marruecos

Pedro Sánchez y José Manuel Albares, la semana pasada en el Congreso.
Pedro Sánchez y José Manuel Albares, la semana pasada en el Congreso.Emilio Naranjo (EFE)

Al final surtió efecto la presión de Unidas Podemos para lograr que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparezca cuanto antes en el Congreso para explicar el volantazo de España respecto al Sáhara Occidental, que ha molestado mucho al socio minoritario de la coalición. El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, había asegurado a primera hora que Sánchez tenía previsto comparecer en el Congreso de los Diputados la próxima semana para explicar este cambio de posición. Sin embargo, en La Moncloa lo desmentían y aclaraban que Sánchez pensaba acudir al Congreso tras la decisiva reunión del Consejo Europeo en Bruselas de este jueves y viernes, como es habitual, pero no había aún fecha cerrada ni estaba garantizado que fuera la próxima semana y el día 30, como había apuntado Echenique. Horas después, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la portavoz, Isabel Rodríguez, ha confirmado que Sánchez irá el 30 al Congreso para hablar del Consejo Europeo y del Sáhara, como quería Unidas Podemos.

La Moncloa claramente intentaba evitar que Unidas Podemos marcara la agenda del presidente, pero finalmente, al menos desde el punto de vista mediático, es lo que ocurrió. El Gobierno tiene el 29 un Consejo de Ministros clave donde se aprobará un paquete de medidas para hacer frente a la crisis energética y la inflación. Antes, Sánchez viajará mañana a Ceuta y Melilla y en las ciudades autónomas hablará por primera vez del acuerdo con Marruecos. Este asunto fue el dominante en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. La portavoz evitó dar explicaciones sobre los detalles y se concentró en defender que el acuerdo es bueno para los intereses españoles. “Para el Gobierno este es un buen acuerdo en lo que se refiere a trabajar en estabilidad política, la integridad territorial y la prosperidad económica”.

El Ejecutivo ya ha dejado caer varias veces que este acuerdo se hace para garantizar la integridad territorial, así que a la portavoz le preguntaron si acaso Marruecos la ponía en juego, esto es, si amenazaba con invadir Ceuta y Melilla u ocupar las aguas de Canarias. “Lo conveniente es mirar hacia adelante. Estamos satisfechos de este acuerdo que significa recomponer las relaciones con un país amigo”, señaló Rodríguez, dejando así abierta esa posibilidad. La portavoz también insistió en que el Gobierno confía en que este acuerdo no implique represalias de Argelia. El Ejecutivo confirmó el sábado a través de fuentes gubernamentales que se había avisado al Gobierno argelino de esta negociación, pero ahora no quiere insistir más en esa cuestión para no incomodar a Argel en un momento especialmente delicado.

Las explicaciones de Sánchez llegarían al menos una semana después de las que tiene previsto dar este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares. Al solicitar Sánchez la comparecencia por iniciativa propia después del Consejo Europeo, podrá evitar perder la votación sobre este asunto ante la más que probable unión de la oposición y de los socios habituales del Gobierno para forzar las explicaciones del presidente sobre el nuevo posicionamiento de España ante el Sáhara Occidental y Marruecos.

Unidas Podemos, que no ha registrado la comparecencia de Sánchez como sí lo han hecho hasta 13 partidos políticos del Congreso, insiste en su rechazo frontal al giro que ha dado el Ejecutivo en apoyo a Marruecos, aunque también añade que no va a romper la coalición de gobierno.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Echenique ha recordado que el PSOE llevaba en el programa electoral la defensa de que el pueblo saharaui decidiera su autodeterminación, tal y como figura en las resoluciones de la ONU, y “es obvio que ha cambiado de postura”. “Hay dos posiciones: una respetar el derecho de autodeterminación que figura en las resoluciones de la ONU, y está en el programa electoral del PSOE y que defiende Unidas Podemos; y otra opción totalmente distinta, que es apoyar que sea una provincia más de la dictadura marroquí con un nivel de autonomía que habría que fijar”, ha puntualizado el portavoz de la formación morada en el Congreso.

Pero, pese a la crisis, Unidas Podemos no baraja romper con los socialistas, entre otros motivos, porque se considera “una pieza clave y la única garantía” para asegurar que el Gobierno siga haciendo políticas progresistas. Y, además, ha subrayado que creen que serán clave para que en las próximas elecciones se pueda revalidar la mayoría progresista e impedir un Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal.

Al igual que Echenique, la ministra de Defensa, Margarita Robles, no ve motivos para la ruptura de la coalición ni ha dado pistas sobre la comparecencia de Sánchez. En una entrevista en TVE, Robles ha descargado las explicaciones en Albares y ha dejado claro que la postura de España en política exterior la define el presidente del Gobierno. “Este es un Gobierno de coalición”, ha insistido.

Por otra parte, el expresidente del Gobierno José María Aznar ha tachado de “error histórico” el giro sobre el Sáhara, que manda un “mensaje de debilidad” a Marruecos. “Lo pagaremos muy claro”, ha dicho en una entrevista en RNE. Además, ha afeado al Gobierno que haya cambiado la posición histórica de España respecto a la excolonia ”sin consenso ni debate” y sin haber argumentado por qué está ahora que el plan de autonomía marroquí para la antigua colonia española es “la base más seria y realista” para una solución.

Banderas del Polisario en el Congreso

Varios diputados de Unidas Podemos han mostrado banderas de la República Árabe Saharaui Democrática, así como varias melfas (pañuelo que viste de cuerpo entero a las mujeres saharauis) para protestar por el cambio de postura del Gobierno español sobre el Sáhara Occidental. La protesta, breve, se ha producido mientras intervenía la diputada de Unidas Podemos Sofía Fernández Castañón. En la tribuna de invitados se encontraban varios representantes del pueblo saharaui. "Nosotros seguimos apostando por el referéndum para la libre determinación del pueblo saharaui", ha dicho la parlamentaria. La protesta apenas ha durado cinco minutos, ha sido levantada voluntariamente y se ha acabado definitivamente cuando la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha pedido la retirada de las banderas y los símbolos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS