Podemos y la UDEF cruzan reproches en el ‘caso Neurona’

Los agentes afean a la formación que esta no les facilite acceso a su Facebook, y el partido los acusa de extralimitarse

Pablo Iglesias, líder de Podemos en las elecciones generales de abril de 2019, en una imagen de archivo.
Pablo Iglesias, líder de Podemos en las elecciones generales de abril de 2019, en una imagen de archivo.

Podemos y la Unidad de la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) cruzan nuevos reproches en el caso Neurona, donde se investiga la contratación de la consultora por parte del partido para las elecciones generales de abril de 2019. En un escrito remitido al juez Juan José Escalonilla, los agentes afean a la formación que no les hayan permitido acceder a su perfil de Facebook. Por su parte, la fuerza política ha respondido con acusaciones a los investigadores de excederse en sus funciones, según consta en otro documento enviado al instructor.

En este sumario, abierto en el verano de 2020, el magistrado trata de dilucidar si Podemos pagó cerca de 360.000 euros a Neurona por unos trabajos que no tenían ese valor y que incluían la difusión de vídeos en sus redes sociales. Por ello, la UDEF quiere entrar al perfil de Facebook: “Sin el mencionado acceso, no pueden ser comprobados los datos técnicos sobre las publicaciones”, argumentan los agentes. Sin embargo, el partido afirma que esa iniciativa no responde a ninguna petición de Escalonilla y que, además, no servirá de nada porque la red social elimina esos datos “transcurrido [un tiempo] desde la publicación”.

Larga batalla

La UDEF y Podemos mantienen una larga batalla. En un reciente informe, los investigadores incidían en señalar irregularidades en el contrato. Y, además, en este último escrito enviado al juez, fechado el 21 de marzo, los agentes reprochan también a Podemos que, para contrarrestar sus pesquisas, hayan presentado estudios periciales elaborados por un técnico próximo a la formación: “Ha sido contratado por la formación para la ejecución de diversos trabajos”.

Unas palabras que no han sentado nada bien en la fuerza política. En su contestación, el partido acusa a la UDEF de comportarse como una “acusación más” y pide al juez que inste a los agentes “a comportarse en las investigaciones que desarrolle por orden judicial con la debida neutralidad esperable de las instituciones públicas en un Estado de derecho”. Podemos también solicita al magistrado que “limite” sus indagaciones a “aquellos extremos que le sean solicitados” por Escalonilla. “Por otro lado, y esto es lo más grave, se realiza una investigación sobre la trayectoria profesional del [perito], un tercero ajeno al procedimiento, que no nos consta que haya sido reclamada ni autorizada por el juzgado”, dice la formación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS