La Ertzaintza detiene a un hombre que acudió a comisaría para negar su participación en las muertes en serie de Bilbao

El varón asegura que vio su retrato publicado en medios de comunicación y que quiere colaborar con la investigación

Agentes de la Ertzaintza patrullan en un calle de Bilbao.
Agentes de la Ertzaintza patrullan en un calle de Bilbao.Irekia

Un hombre ha acudido la tarde de este jueves a una comisaría de la Ertzaintza en Irun (Gipuzkoa) tras ver su imagen publicada como sospechoso de los asesinatos en serie en Bilbao y ha negado su implicación en las muertes, según fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco. El varón, de quien no ha trascendido la identidad, ha mostrado su disposición para colaborar en el caso, señalan fuentes del Ejecutivo autonómico. Tras su declaración, la policía autonómica lo ha detenido para avanzar en unas investigaciones que son secretas.

La Ertzaintza había ampliado de cuatro a ocho las muertes, todas con características semejantes, de varones, que supuestamente el autor de los crímenes había localizado a través de una red de citas. La Policía autonómica seguía la pista a N. D. M. B., que se hacía llamar Carlos, un joven colombiano de 25 años que llegó a España hace “más de tres años” y habías solicitado asilo, según fuentes policiales. Los primeros datos de quien se ha convertido en supuesto asesino se los dejó él mismo atrás en su huida, y tras el forcejeo en la casa de la que podía haberse convertido en su quinta víctima conocida. Dentro de la mochila que olvidó en la casa, los policías vascos encontraron documentación y éxtasis líquido, la droga que aparentemente usaba para anular la voluntad de sus víctimas.

La Ertzaintza, competente en el País Vasco, había pedido ayuda a la Policía Nacional, competente en asuntos de Extranjería, para conocer datos del investigado y de su estancia en España, “por donde se ha movido bastante en los más de tres años que lleva aquí”, aseguran fuentes policiales.

El juez que lleva el caso ha decretado el secreto de sumario y ha dictado una orden de busca y captura contra el presunto homicida, “que no residía de manera habitual en el País Vasco”, según la policía vasca. De hecho, la Ertzaintza amplió el foco a otros lugares, como Madrid y Alicante, donde trata de determinar si pueden haberse registrado muertes en similares circunstancias. Por su parte, la comunidad LGTBI ya se ha movilizado y ha denunciado los hechos como una secuencia de ataques homófobos mortales.

Las cuatro primeras muertes investigadas en el caso ocurrieron en Bilbao, en un lapso de dos meses, entre septiembre y octubre de 2021. La primera pista que dirigió la investigación contra un único sospechoso fue la muerte, el pasado 18 de octubre en el Casco Viejo de la capital vizcaína, de un hombre de 43 años que murió en su domicilio, aparentemente de forma natural. Una semana después, su hermano puso en conocimiento de la Ertzaintza que, después de morir su familiar, se había extraído dinero de su cuenta bancaria. Esa denuncia puso en alerta a la policía.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Meses después, otro varón puso en conocimiento de la policía vasca que había sufrido un intento de homicidio, también en el Casco Viejo. Relató a los agentes que se había citado con un hombre en su casa y que este se abalanzó sobre él y comenzó a besarlo. Luego, sin mediar ninguna discusión, el agresor intentó estrangularlo, aunque durante la pelea pudo zafarse de él y pedir auxilio. El atacante, siempre según el testimonio del denunciante, se marchó precipitadamente de casa, pero se dejó una mochila con documentos y un recipiente que supuestamente contenía GHB, más conocida como “éxtasis líquido”, una sustancia narcótica que provoca desde somnolencia y obnubilación a depresión respiratoria, alucinaciones y coma.

Las averiguaciones de la policía encontraron nexos entre ambos hechos y sospechan que podrían estar relacionados con al menos otras tres muertes registradas en el mismo barrio de Bilbao entre septiembre y octubre de 2021, unas sospechas que después se han ampliado a los ocho fallecimientos que se investigan ahora.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS