La sombra del desacuerdo planea en las negociaciones de la coalición de izquierdas en Andalucía

Yolanda Díaz, rodeada de dirigentes de Podemos, Izquierda Unida, Más País, Alianza Verde, Iniciativa del Pueblo Andaluz y Equo, insta a todos ellos a “sumar, sumar y sumar”

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, junto al ministro de Consumo, Alberto Garzón, este jueves en la Feria de Sevilla.
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, junto al ministro de Consumo, Alberto Garzón, este jueves en la Feria de Sevilla.PACO PUENTES

La penúltima negociación para lograr una candidatura conjunta de las izquierdas a las elecciones andaluzas del 19 de junio se ha apurado este jueves en el lugar perfecto para aparentar, para ver y ser visto: la Feria de Sevilla. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, rodeada de dirigentes de Podemos, Izquierda Unida, Más País, Alianza Verde, Iniciativa del Pueblo Andaluz y Equo, instó a todos ellos, en unas declaraciones en la Portada del Real, a “sumar, sumar y sumar”. A su lado, estaba el coordinador de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón. “Me gustaría que Andalucía no se coloque de espaldas al signo de los tiempos”, expresó Díaz.

La vicepresidenta segunda se paseó por el ferial y visitó las casetas de UGT, del Ayuntamiento, Comisiones Obreras, la SER y La Pecera (la caseta del PCE, partido en el que milita) con una patulea de supuestos socios detrás y al lado, bebiendo mucha agua y coca-colas, nada de alcohol, negociando y cada poco rato haciéndose fotos de unidad. Al concluir la jornada, la vicepresidenta Díaz cogió el AVE de regreso a Madrid sin saber si la suma es más bien una resta y sin que haya trascendido avances determinantes en las negociaciones. Durante toda el día, la posibilidad de que Podemos vaya por su cuenta y el resto por otra sobrevoló en una fiesta en la que “la gente se presenta no como es, sino como quiere aparentar que es”, en palabras del escritor Francisco Robles en La Feria de las vanidades.

Los partidos en liza llevan negociando desde enero pasado para formar una coalición, como la que ya pactaron para las elecciones de 2018 y que acabó con 11 diputados pertenecientes a Podemos expulsados del grupo Adelante Andalucía por tránsfugas. Es decir, el proyecto de unidad de la izquierda fue un fracaso. Desde entonces han ido a trompicones hasta llegar al último minuto para registrar el nombre de la coalición, probablemente Por Andalucía. El plazo acaba a las 23.59 minutos de la noche del viernes.

El único problema que ha habido siempre en las negociaciones es la posición de cada partido en las listas y el nombre del candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía. Podemos metió presión en la negociación al abrir un proceso de primarias para elegir a Juan Antonio Delgado, “guardia civil, andaluz, del pueblo de Camarón de la Isla, diputado en el Congreso por Cádiz de Unidas Podemos y carnavalero” reza en su cuenta de Twitter; pero esa no es la apuesta ni de IU ni de Más País.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Estos dos partidos, casi siempre recelosos entre ellos, se han entendido en la recta final. Más País ha logrado que su coordinadora, Esperanza Gómez, que ya fue diputada y senadora por Podemos, encabece la lista por Sevilla, un puesto seguro. Y ha cedido en su pretensión inicial de que el candidato a la Junta fuera un independiente. Así lo quería también Yolanda Díaz, pero ningún independiente al que se lo han ofrecido ha querido. La presión sobre el exdirigente del Partido Andalucista y analista político en medios de comunicación Javier Aroca ha sido constante desde hace tiempo, pero especialmente intensa en los últimos días. “No es no”, aseguran que han oído decir al que fuera viceconsejero de Turismo. La apuesta de IU y del partido de Íñigo Errejón para liderar electoralmente la coalición es la portavoz de Unidas Podemos en el Parlamento andaluz, Inma Nieto, con la que Díaz se paseó por el Real agarrada por la cintura.

Desde IU y Más País acusan a Podemos no solo de “intentar imponer” a su candidato, sino de marcar el terreno a Yolanda Díaz en su pretensión de formar un frente amplio de izquierdas para las futuras elecciones generales, toquen cuando toquen. “Lo que se está dirimiendo no es Andalucía, sino cómo se conforma el nuevo espacio liderado por Yolanda Díaz para las generales. Podemos quiere contar ya con un peón en Andalucía”, aseguran fuentes de la negociación.

Desde Podemos acusan a IU y Más País de conchabarse para presentar un reparto de las listas que consideran “poco equitativo” como si fuera un “plato de lentejas” y se lamentan del tiempo invertido en una negociación que, de no cerrarse antes de la media noche del viernes, acabará en otro estrepitoso fracaso. Teresa Rodríguez, la líder de Anticapitalistas, se lo veía venir y ya hace meses decidió volar por su cuenta y amarrar su escaño por la provincia de Cádiz con un proyecto “andalucista de izquierdas”.

Todo deberá quedar despejado a punto de sonar la campana: desde hace días y en previsión de lo peor hay dos modelos escritos para inscribir la coalición: en uno están los representantes legales de Podemos y en el otro, no.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS