El juez envía a prisión al sospechoso de las muertes de Bilbao

Nelson David M. B., de 25 años, se entregó el jueves en una comisaria, pero defiende su inocencia

Agentes de la Ertzaintza trasladaban al detenido por su presunta vinculación con los asesinatos de hombres en Bilbao tras registrar un piso en la localidad guipuzcoana de Irún (Gipuzkoa), el viernes.Foto: JUAN HERRERO (EFE)

El juez ha decretado este sábado prisión provisional para Nelson David M. B., de 25 años, señalado por la Policía como el sospechoso principal de la serie de muertes de hombres ocurridas entre septiembre y octubre de 2021 en Bilbao. El encarcelado se entregó voluntariamente en la comisaría de Irún el jueves por la noche, después de que su nombre y su fotografía circulase desde ese día por la mañana por varios medios de comunicación y saltase luego a las redes sociales. En un principio, él declaró que no tenía nada que ver con el asunto y se prestó a colaborar con la Policía.

El vice lehendakari primero y consejero de Seguridad del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, confirmó el viernes que la Ertzaintza investiga cuatro muertes y dos tentativas de asesinato en Bilbao, y todas, en principio, con el mismo proceder: las víctimas, todos hombres, conocían al agresor por medio de aplicaciones de contactos. La pista de Nelson David M. B. empezó a ser seguida por la Policía cuando, en diciembre del año pasado, tras un forcejeo en una casa en el centro de Bilbao, el presunto autor de las muertes huyó dejando una bolsa con éxtasis líquido y cierta documentación. Esta documentación implicaba presuntamente a Nelson David M. B.

La Policía comenzó a sospechar en octubre de un asesino en serie, cuando el hermano de una víctima comprobó que la cuenta corriente del fallecido, en teoría por causas naturales, estaba siendo vaciada. Un análisis posterior y más exhaustivo de la sangre del fallecido reveló que había muerto por tomar una gran cantidad de éxtasis líquido. La policía comenzó entonces a analizar más pormenorizadamente las otras muertes.

La noticia generó la alarma —y el miedo— en la comunidad gay de Bilbao. Las visitas a páginas web de los colectivos LGTBI donde se incluían consejos para mejorar la seguridad en caso de utilizar estas aplicaciones para ligar se dispararon. Incluso, hubo críticas en redes sociales sobre la lentitud de la Ertzaintza en informar de las muertes.

Nelson David M. B., de nacionalidad colombiana, llegó a España hace más de tres años. Desde febrero, residía en Irún, donde trabajaba como recadero en la pollería de la madre de su novia. Antes, según la Policía, había vivido en Bilbao.

La Policía interrogó al sospechoso el viernes. También ese día registró, durante más de tres horas, el piso en Irún donde vivía. Este sábado por la mañana pasó a disposición judicial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS