La marca Por Andalucía fue registrada por un alto cargo del PP de Málaga en 2021

La denominación fue incluida en el Registro de Patentes y Marcas y, por tanto, no condiciona que ahora se haya usado con fines políticos para bautizar la nueva confluencia de izquierdas andaluzas

La candidata de Por Andalucía a la presidencia de la Junta, Inmaculada Nieto, y el representante de Podemos, Juan Antonio Delgado, durante la presentación de la coalición en Sevilla este miércoles.
La candidata de Por Andalucía a la presidencia de la Junta, Inmaculada Nieto, y el representante de Podemos, Juan Antonio Delgado, durante la presentación de la coalición en Sevilla este miércoles.alejandro ruesga

Por si la recién nacida coalición de las izquierdas andaluzas no tuviera bastantes problemas con el encaje jurídico para incluir en el futuro grupo parlamentario a los dos —Podemos y Alianza Verde― que no llegaron a tiempo de presentarse en la Junta Electoral de Andalucía (JEA), el propio nombre de la confluencia, Por Andalucía, se ha convertido en la última anécdota. Ese mismo nombre, según ha adelantado La Sexta, fue registrado en 2021 por el secretario de Organización del PP de Málaga, Carlos Ortiz, en el Registro de Patentes y Marcas con un plazo de exclusividad de cinco años. Desde la formación política restan trascendencia política a esa inscripción, que ha trascendido justo un día después de presentarse la confluencia, y alegan que en el Registro de Partidos Políticos no hay ninguno con esa denominación y que su regulación nada tiene que ver con el de marcas y patentes que regula el tráfico mercantil. Fuentes consultadas de la JEA avalan la interpretación de la coalición política.

“Por Andalucía estaba previamente en el registro de marcas y patentes, que regula el tráfico mercantil, las marcas comerciales, etcétera. Este registro tiene un régimen distinto al de las coaliciones o partidos políticos. Por tanto, no hay incompatibilidad, son ámbitos muy distintos. Ninguna norma electoral establece como requisito ni registrar ni tener dominio de la denominación en el registro de marcas”, señalan fuentes de Por Andalucía, que llaman la atención sobre el hecho de que “otros partidos políticos comparten también denominación con marcas y patentes que están registradas en el registro de marcas”.

Fuentes de la Junta Electoral de Andalucía indican a este diario que a la hora de inscribir un partido político o una coalición se confirma con el registro de partidos del Ministerio de Interior y nunca con el registro de patentes y marcas que, subrayan, “no tiene valor ninguno en la Administración electoral”. Las mismas fuentes subrayan que si llegara alguna reclamación ante el organismo se estudiaría, en todo caso, informa Lourdes Lucio.

Carlos Ortiz inscribió Por Andalucía en el Registro de Patentes y Marcas el 11 de marzo de 2021 y su registro fue autorizado el 18 de noviembre. Pudo empezar a utilizar esa marca desde el 27 de diciembre de ese mismo año. Ortiz incluyó el término en la clase 45, que recoge los “servicios de grupos de presión política”. Este epígrafe, según el abogado David Maeztu, experto en derecho de patentes y marcas, es el que permitiría a su titular “el ejercicio de sus derechos de exclusividad para cualquier uso que exceda el de la mera formalización del nombre en la papeleta electoral”. Lo que implicaría, de acuerdo con Maeztu, que podría oponerse a la difusión o la comercialización de productos por parte de la confluencia.

“El registro de patentes y marcas regula el tráfico mercantil, las marcas comerciales, etcétera. Y tiene un régimen distinto al de las coaliciones o partidos políticos. Por tanto, no hay incompatibilidad, son ámbitos muy distintos, ninguna norma electoral establece como requisito ni registrar ni tener dominio de la denominación en el registro de marcas”, asegura el jurista Francis Jurado.

Ha habido casos en el pasado de particulares que se han adelantado a los partidos en el registro de las marcas en el Registro de Patentes, como sucedió con Guanyem Barcelona y Guanyem València, pero en ese caso, se hizo bajo otro epígrafe, el 16, sobre papelería, por lo que, de facto, tampoco pudo impedirse nada. Cuando Vox empezó a tomar fuerza, los responsables del diccionario del mismo nombre, también lamentaron la coincidencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS