Felipe VI se reúne con empresarios españoles durante una visita relámpago a Nueva York

El Monarca también ha mantenido un encuentro con el secretario general de la ONU

El Rey, reunido este jueves en Nueva York con miembros de la Cámara de Comercio España- EE UU.
El Rey, reunido este jueves en Nueva York con miembros de la Cámara de Comercio España- EE UU.JUSTIN LANE (EFE)

Felipe VI ha visitado este jueves Nueva York, en un viaje relámpago de apenas 24 horas durante el que ha mantenido un encuentro con empresarios españoles. Tras la reunión, el Rey ha almorzado con el secretario general de la ONU, António Guterres, y por la tarde tenía previsto recibir la medalla de la Foreign Policy Association, una asociación centenaria sin ánimo de lucro cuyo objetivo es dar a conocer las relaciones exteriores en EE UU.

El Rey ha inaugurado la agenda con un desayuno de trabajo con miembros de la Cámara de Comercio España-EE UU, que impulsa las relaciones económicas entre los dos países. Fundada en la Gran Manzana en 1959, está reconocida como Cámara Oficial por el Ministerio de Economía.

Al encuentro, celebrado en un club privado de Manhattan, han acudido una veintena de representantes de empresas españolas, pertenecientes a los sectores de infraestructuras, energía, banca y finanzas, moda y alimentación. La actual coyuntura económica de EE UU, marcada por la expansión tras la pandemia pero también por desafíos como la elevada inflación y el temor a una hipotética recesión, inquieta a la comunidad de emprendedores. Estos han manifestado a Felipe VI su preocupación por la tensión en las cadenas globales de suministro, lo que dificulta la importación de determinados productos, así como la tendencia creciente al proteccionismo en el mercado estadounidense, que tiende a privilegiar a la empresa local y en el que las firmas extranjeras se enfrentan además a un marco regulatorio complejo.

Pero además de riesgos, EE UU ofrece muchas oportunidades de negocio, han constatado ante Felipe VI los emprendedores. Uno de los proyectos estrella del presidente Joe Biden, la ley de infraestructuras, ha sido especialmente valorado en la reunión por las oportunidades de colaboración entre los sectores público y privado que ofrece, y en sectores clave como el de las infraestructuras. La clara apuesta del presidente Biden por las energías limpias, dentro de un programa que supondrá una inversión total de 1,2 billones de dólares, es un imán para empresas como Iberdrola, que mediante su concesionaria local, Avangrid, participa en numerosos proyectos en marcha como una de las principales compañías proveedoras de renovables. FCC es la cuarta más importante en reciclaje y tratamiento de residuos.

Las trabas burocráticas, como la concesión de visados, fueron otro de los temas tratados, así como el traspaso de profesionales mediante un programa específico de visas, en sectores, según manifestaron los asistentes al encuentro, muy cualificados y necesitados de profesionales como el de la ingeniería. Los prolongados trámites de concesión de visados, así como un marco regulatorio complejo, derivado de la duplicidad de Administraciones -el marco federal y el estatal, que a veces se solapan-, provocan en última instancia una alta rotación de personal, cuando lo que requieren estos sectores es no sólo atraer, sino retener el talento. Las empresas no siempre encuentran en el mercado local a los profesionales que necesitan, subrayaron los interlocutores.

Tras la reunión con los empresarios, el Rey se dirigió a la sede de Naciones Unidas para mantener una entrevista privada con Guterres sobre asuntos de actualidad, con especial atención a la guerra de Ucrania. Felipe VI y Guterres celebraron a continuación un almuerzo privado en la sede del organismo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por la tarde, como último acto de la agenda, don Felipe ha recibido una de las medallas que concede la Foreign Policy Association. En su discurso de agradecimiento, el Monarca ha transmitido sus condolencias por la masacre de Texas a las familias de las víctimas y las autoridades de EE UU, a quienes envió “un mensaje de profunda tristeza, repulsión y condena”. A continuación, pasó revista a los desafíos de la comunidad internacional, a la cabeza de ellos la recuperación de la pandemia y, sobre todo, la guerra de Ucrania, “que nos ha devuelto los oscuros recuerdos del pasado”. “La injustificada e ilegal invasión rusa de Ucrania, que está causando incontable miseria y sufrimiento, está en la mente de todos mientras hablo”, subrayó. Para fortalecer la respuesta a amenazas de estas características, don Felipe abogó por reforzar las relaciones transatlánticas “entre Europa, América del Norte y Latinoamérica”. Tras la ceremonia, estaba previsto que regresara a España.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS