La Fiscalía pide tres años de cárcel a un joven por escribir “españolismo es fascismo” en una estatua de Colón en Valladolid

El ministerio público reclama otros dos años de prisión por robos en la sede del partido de extrema derecha Democracia Nacional

Pablo F. D., en primer plano, con polo rojo, junto a miembros de la plataforma por su absolución posan este viernes junto al monumento a Cristóbal Colón en Valladolid.
Pablo F. D., en primer plano, con polo rojo, junto a miembros de la plataforma por su absolución posan este viernes junto al monumento a Cristóbal Colón en Valladolid.EUROPA PRESS (Europa Press)

La Fiscalía solicita tres años y tres meses de cárcel para un joven por arrojar en 2019 pintura roja y escribir “españolismo es fascismo” en una estatua de Cristóbal Colón en Valladolid. El ministerio público reclama también para el acusado, perteneciente a la asociación castellanista y republicana Yesca, una pena de dos años de prisión por unos robos en la sede vallisoletana del partido de extrema derecha Democracia Nacional. El supuesto responsable, Pablo F. D., tiene 22 años y tenía 20 cuando ocurrieron los hechos que se le imputan, de los que se declara inocente. El joven ha censurado el “proceder inquisitorial y selectivo” y la “búsqueda de venganza” del fiscal por un castigo que cree “desproporcionado” porque el monumento está “en perfecto estado”.

El juicio se celebrará el próximo lunes en el Juzgado de Instrucción Número 6 de Valladolid. La sanción que pide la Fiscalía, además de la condena a cárcel, incluye una multa de 3.650 euros y la inhabilitación “para profesión y oficio educativos” por siete años. Según el relato de la representante del ministerio público, el Día de la Hispanidad de 2019, en la madrugada del 12 de octubre, esta persona y “otros individuos no identificados” se acercaron al monumento “provistos de unos recipientes y unos huevos que contenían un líquido de color rojo”.

El grupo arrojó esta pintura al conjunto y el acusado habría escrito en ese mismo color “españolismo es fascismo”, el nombre Yesca y “anagramas alusivos al comunismo y al anarquismo”. El escrito fiscal recoge que el presunto causante de los hechos “es un militante activo del colectivo Yesca de Valladolid, vinculado al partido Izquierda Castellana, de ideología castellanista y republicana”.

El documento asegura que la acción venía determinada por la voluntad de “generar una predisposición contra los valores históricos que el conjunto escultórico representa, contra los ciudadanos que puedan sentirse identificados con ellos o albergar sentimientos de patriotismo hacia el país al que pertenecen, estigmatizando a quienes pudiera exteriorizar estos sentimientos”. Asimismo, el “acto vandálico” se grabó y se difundió en redes sociales.

El acusado se enfrenta también a un supuesto delito de robo con fuerza por adentrarse en enero de 2020 en la sede vallisoletana de Democracia Nacional. Allí habría pintado de rojo las paredes y banderas españolas. La Fiscalía cree que estos hurtos —que incluían la enseña del partido neonazi griego Amanecer Dorado, plantillas con el yugo y la flecha falangistas, pegatinas con la leyenda “Amanecer Dorado” o “Viva la unidad de España”— respondían a la “animadversión a los partidos políticos de ideología opuesta a la suya, a los que el grupo Yesca califica como fascistas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El acusado ha censurado la elevada petición de pena y ha apreciado un proceder “inquisitorial y selectivo” en la Fiscalía, pues no piensa que ese acto vandálico suponga “un delito de odio contra los sentimientos de los ciudadanos españoles”, sino “una acción de protesta ante la lectura fanática y xenófoba que se hace del pasado colonial”. A su entender, la Fiscalía busca un castigo “ejemplarizante”. Su postura en el juicio consistirá en reiterar su inocencia ante un proceso “revanchista” que ha definido como “el juicio político más importante de los últimos años en Valladolid”. El joven contará con el apoyo este viernes de diversos representantes de colectivos sociales vallisoletanos en el centro social okupado La Molinera y prevé también que antes del juicio del lunes se convoque una concentración en su respaldo.

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS