El PP cede a Vox un puesto en la Mesa del Parlamento andaluz y espera a cambio “generosidad”

La Cámara autónoma estrena una legislatura marcada por la mayoría absoluta de los populares

El presidente en funciones de la Junta, Juan Manuel Moreno, saluda a los diputados del PP, antes de la sesión de constitución del Parlamento andaluz.
El presidente en funciones de la Junta, Juan Manuel Moreno, saluda a los diputados del PP, antes de la sesión de constitución del Parlamento andaluz.Alejandro Ruesga Sanchez

Han pasado 40 años desde que el 21 de junio de 1982 se constituyó por primera vez el Parlamento de Andalucía en los Reales Alcázares de Sevilla. De aquella lejana fecha hasta este jueves, solo una cosa se repite, inalterable: un húmedo, espeso e insoportable calor. Porque la mayoría absoluta de los socialistas de entonces ha trocado, cuatro décadas después, en una contundente mayoría absoluta del Partido Popular tras las elecciones andaluzas del 19 de junio. Con 58 de los 109 escaños, el PP estrena un nuevo ciclo político en el que ejercerá el control total en la Mesa de la Cámara y en el Gobierno autónomo.

Esos 40 años ha tenido que esperar el PP para tener un presidente del Parlamento: el exconsejero de Salud, Jesús Aguirre, que fue elegido por los 58 votos del grupo popular y 51 en blanco (PSOE, Vox, Por Andalucía y el Grupo Mixto en el que debuta la diputada Teresa Rodríguez, de Adelante Andalucía). Los 11 presidentes de la Cámara que lo precedieron fueron del PSOE, de Izquierda Unida y de Ciudadanos

La Mesa del Parlamento, como ha ocurrido en todas las ocasiones anteriores, se ha pactado entre todos los grupos. El Reglamento de la Cámara estipula que todos los grupos tienen derecho a representación. El PP, al que le correspondían cinco puestos, ha cedido una vicepresidencia a Vox, una decisión de la que no ha hecho sangre el PSOE, aunque su secretario general, Juan Espadas, ha dicho que estará vigilante para que la representante de Vox acuda a los actos conmemorativos del 28 de febrero, Día de Andalucía, y de Blas Infante, Padre de la patria andaluza. El PSOE se queda con dos puestos en la Mesa (una vicepresidencia y una secretaría); Vox, con uno; y Por Andalucía (integrada por seis partidos), con otro puesto con voz pero sin voto.

El todavía presidente en funciones, Juan Manuel Moreno, ha afirmado esta mañana que la cesión a Vox se debe a su decisión de gobernar desde el primer momento “con generosidad” y ha negado que haya reclamado alguna contraprestación a la extrema derecha. Pero Moreno sí espera una cierta reciprocidad: “Espero que esa generosidad sea correspondida en algunas de las iniciativas políticas que presentemos”, ha dicho.

La portavoz de Vox, Macarena Olona, ha negado cualquier “mercadeo”. “No estamos sometidos a precio. Tendemos la mano a Juanma [Moreno] para una oposición leal, pero no rendida, y para dar la mejor versión de nosotros mismos”. En declaraciones a los periodistas antes de tomar posesión del escaño, ha lamentado “haber tenido que ejercer una oposición tan dura” en el Congreso, obligada, según ella, “por las circunstancias”. Y en lo que parece un propósito de enmienda, ha asegurado: “No saben las ganas que tengo de hacer oposición con la mejor de las sonrisas y la mano tendida. Vengo de ser un miembro de todo lo contrario”.

El futuro Gobierno andaluz

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El debate de investidura de Moreno como presidente de la Junta se celebrará el miércoles, 20 de julio, y el jueves, 21; el sábado, 23, tomará posesión en el palacio de San Telmo, y ya entonces adelantará algún nombre del nuevo Gobierno andaluz. Como ya anunció Moreno, el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, no repetirá en el Gobierno parar dedicarse de lleno a su puesto como coordinador del PP nacional, pero mantendrá por el momento su acta de diputado y será propuesto senador por la comunidad. También saldrá del Ejecutivo el consejero de Hacienda, Juan Bravo, con rumbo a Madrid y con doble acta (diputado autonómico y senador). Y Aguirre deja vacante Salud y Familias.

La líder de Vox en Andalucía, Macarena Olona, saluda al presidente en funciones de la Junta, Juan Manuel Moreno, antes del inicio de la sesión de constitución del Parlamento autónomo.
La líder de Vox en Andalucía, Macarena Olona, saluda al presidente en funciones de la Junta, Juan Manuel Moreno, antes del inicio de la sesión de constitución del Parlamento autónomo.Alejandro Ruesga Sanchez

“Un contrapunto de frescura”

Horas antes de que comenzara el pleno que inaugura la XII legislatura, Moreno afirmó que el Parlamento es una “institución sobria” a la que le vendría bien como “contrapunto” la “simpatía y frescura” de su próximo presidente. Pero, sin ser un patio de colegio, las primeras votaciones para elegir a los encargados de dirigir la Cámara andaluza han transcurrido en un ambiente animado y muy distendido.

Olona está curtida en las sesiones de control de Gobierno del Congreso, pero poco queda en el resto de sus compañeros de filas de la actitud apocada con la que entraron hace cuatro años, cuando se estrenaron como diputados en el Parlamento andaluz —y en cualquier otro parlamento de España―. Como entonces, eso sí, sus 14 diputados han incluido la coletilla de “y siempre por España”, cuando han jurado su cargo. Los representantes de Por Andalucía y Adelante Andalucía también han incorporado en la fórmula de promesa distintas expresiones vinculadas con la defensa de la soberanía del pueblo andaluz, la defensa de las personas más vulnerables, el futuro de los más jóvenes y los que nada tienen o la lucha contra la desigualdad.

Pero el gran protagonista de esta sesión ha sido el nuevo presidente del Parlamento. Acostumbrado a recibir el aplauso de los suyos, esta mañana también ha visto cómo los 57 diputados de su partido se ponían en pie tras ser confirmado en su nuevo cargo. Antes, también había recibido el abrazo de los representantes del PSOE.

Aguirre ha pedido a los diputados que sean capaces de “ofrecer soluciones a los ciudadanos”.“Espero que la XII legislatura sea la del diálogo y el acuerdo y que sea tranquila y fructífera”, ha dicho. Ha concluido su alocución, que no ha llegado ni a los cinco minutos, aludiendo a Manuel Clavero, el político que puso a Andalucía en igualdad con las llamadas comunidades históricas, y otra de las figuras de referencia del líder del PP andaluz, al que se ha referido como un “símbolo de la dignidad del pueblo andaluz”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS