Feijóo provoca una foto con víctimas del terrorismo en pleno debate de la ley de memoria para sugerir su desacuerdo

Los populares contactaron con las asociaciones el martes para convocarlas a un encuentro este jueves. Algunas se desmarcan de la cita y hablan de “falta de respeto”

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, se reúne en el Congreso con casi una veintena de asociaciones de víctimas del terrorismo, el mismo día que se vota en el pleno del Congreso la ley de memoria democrática, este jueves.
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, se reúne en el Congreso con casi una veintena de asociaciones de víctimas del terrorismo, el mismo día que se vota en el pleno del Congreso la ley de memoria democrática, este jueves.DIEGO PUERTA (PP) (DIEGO PUERTA (PP))

El pasado martes, en torno a la una de la tarde, mientras Pedro Sánchez intervenía desde la tribuna del Congreso de los Diputados en la primera jornada del debate sobre el estado de la nación, varias asociaciones de víctimas del terrorismo recibieron un mensaje del PP a través de la aplicación Whatsapp. El texto, al que ha tenido acceso EL PAÍS, lo enviaba Ana Vázquez, la responsable de Interior de la dirección del partido, e invitaba a “una reunión con todas las asociaciones y organizaciones de Víctimas de Terrorismo con el presidente Feijóo, este jueves 14 a las 11h en la segunda planta del Congreso de los Diputados”. El mensaje no indicaba el motivo del encuentro, al que finalmente han asistido 19 asociaciones, según el listado facilitado por el PP. Los populares aseguran en un comunicado que la reunión ha servido para “reivindicar el espíritu de Ermua”, y subrayan que se ha celebrado “en el día en que se debate en el Congreso la Ley de Memoria Democrática, pactada entre el Gobierno y Bildu, formación que sigue sin condenar el terrorismo”. El PP improvisó, por tanto, esta reunión con solo dos días de antelación, sin especificar el motivo, y la hizo coincidir con la votación de este proyecto legislativo. Varias asociaciones, como Covite, la Asociación 11-M de Afectados del Terrorismo y la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (Acvot), declinaron su asistencia por diferentes motivos. Las dos primeras critican la “utilización” de las víctimas por parte del PP. Otras asociaciones asistentes han aplaudido la iniciativa.

Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite y hermana de Gregorio Ordóñez, político del PP asesinado por ETA en 1995, decidió no acudir a la reunión, subrayando su extrañeza por una “convocatoria apresurada y por WhatsApp, sin orden del día”, lo que considera “una falta de respeto”. La presidenta de Covite ha mostrado este jueves su “decepción” por “la utilización de las víctimas y de una cosa tan sagrada como el lazo azul, que es patrimonio de todos”, en referencia al símbolo que lucieron los diputados del PP durante la primera jornada del debate sobre el estado de la nación, así como por el minuto de silencio por el asesinato de Miguel Ángel Blanco que pidió la portavoz del PP, Cuca Gamarra, durante su intervención. “Los que dieron plantón a las víctimas el día del homenaje del Congreso fueron ellos, ¡todo es un circo! ¡Es un numerito!”, se indigna. “Igual que apropiarse del espíritu de Ermua, que representa la unidad contra el terrorismo sin ideología”, añade. “Denota desconocimiento y falta de respeto a las víctimas. Utilizaron el minuto de silencio para confrontar de forma partidista. Lo han hecho siempre, pero yo creía que esto con Feijóo iba a cambiar”.

Una convocatoria sin asunto ni orden del día

El PP reconoce que la reunión no tenía orden del día y asegura que se ha celebrado hoy, pero que “pudo haber sido en otro momento”, según fuentes del equipo de Feijóo, aunque en el comunicado que el partido hizo al término del encuentro se vincula la iniciativa a la votación de la ley de memoria democrática. En un primer momento, fuentes del PP habían explicitado que la reunión se celebraba “en el marco del 25º aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco”, pero eso no figuraba en la convocatoria a las asociaciones, que no definía los motivos de la cita, y tampoco aparece en el comunicado posterior. Seis asociaciones han confirmado a EL PAÍS que fueron convocadas este martes, aunque la diputada Ana Vázquez asegura que otras fueron contactadas antes.

Algunas asociaciones, como Covite, critican la utilización de las víctimas del terrorismo contra la ley de memoria democrática, aunque no les gusta que esta haya sido acordada, entre otros partidos, con EH Bildu. “Me parece indecente que se haya pactado con Bildu, pero utilizar a las víctimas del terrorismo para negar derechos a otras víctimas [las del franquismo], que también tienen derecho a la memoria, la reparación y la justicia, no me gusta”, subraya Consuelo Ordóñez.

Eulogio Paz, presidente de la Asociación 11-M afectados del Terrorismo, también recibió la convocatoria el pasado martes y por WhatsApp. Paz detalla que rechazó acudir porque ya tenía comprometida su asistencia a otro evento y porque, además, no se especificaba el orden del día. “No se puede convocar con solo dos días y sin especificar para qué”, dice. Recuerda que justo aquel día su asociación había hecho público un comunicado en el que pedía, precisamente, que no se usara a las víctimas del terrorismo “como argumento para oponerse” al proyecto de ley de memoria democrática y recalcaba que las víctimas del franquismo también “tienen derecho, como cualquier otra, a ser reconocidas y reparadas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

José Vargas, presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (Acvot), ha sido otro de los ausentes a la reunión con Núñez Feijóo. Según asegura en conversación telefónica, el motivo fue también la premura de tiempo entre la convocatoria y el encuentro. “Para este miércoles teníamos organizado un acto en recuerdo a dos víctimas de un atentado”, explica. En su caso, Vargas se sitúa en contra de la ley de memoria democrática, que él tilda de “desmemoria”. “No se puede equiparar a víctimas y asesinos”, asevera. No obstante, el presidente de Acvot se muestra crítico con el PP y el resto de partidos. “Hay mucho postureo cuando se trata de hablar de víctimas”, critica, y pone como ejemplo el homenaje institucional a las víctimas que se celebró el pasado 27 de junio en el Congreso y en el que, destaca, el hemiciclo mostró gran parte de sus escaños vacíos, incluidos los ocupados por la dirección del PP.

Los que sí han acudido al encuentro con Núñez Feijóo han sido Joaquín Vidal, presidente tanto de la Asociación Andaluza de Víctimas del Terrorismo como de la federación que aglutina a las asociaciones autonómicas; y Daniel Portero, de Dignidad y Justicia (y diputado regional del PP). Ambos fueron convocados también el martes pasado y aplauden la iniciativa. Vidal puntualiza que, si bien se ha hablado de la ley de memoria democrática, también se han tocado otros temas relacionados con las víctimas. Sobre la ley, que reconoce no haber leído completa, sostiene que “daña a las víctimas porque les toca en la herida”. Más contundente se muestra Portero, para quien el proyecto del gobierno “pretende meter en el mismo saco a los que murieron por defender el orden democrático con aquellos querían atentar contra él”.

Maite Araluce, presidenta de la AVT, asistente también al encuentro, agradece a Feijóo “que haya tenido la deferencia” de escucharles, “cosa que no ha tenido el presidente [Pedro] Sánchez”. Araluce critica la ley de memoria porque “los etarras van a ser considerados como víctimas” y destaca que Feijóo se ha comprometido a derogarla. En la ley de memoria democrática no hay ni una sola referencia a los miembros de ETA.

El PSOE ha reaccionado con indignación a la reunión convocada por Feijóo, que define como “irresponsable, lamentable y una manipulación partidista”. El exlehendakari y hoy diputado Patxi López ha comparecido para acusar al PP de Feijóo de “traspasar todas las líneas que no se deben cruzar” y advertirle de que “no todo vale en esa inhumanidad”, y ha interpelado a los populares sobre qué podría pasar si se insiste en enfrentar a unas víctimas con otras. López, enfurecido, ha recordado que ya hay una ley de víctimas del terrorismo aprobada y un memorial en Euskadi, impulsados por el PSOE, y ha concluido: “Las víctimas son patrimonio de sí mismas, cada una es un mundo, pero son un referente común y compartido de todos y no de parte”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS