Yolanda Díaz suma a Bernie Sanders

La vicepresidenta primera se reúne con el senador, referente de la izquierda, en su visita a EE UU, en la que se verá con representantes del nuevo sindicalismo. “Las derechas no suman en España”, afirma

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en su reunión con el senador Bernie Sanders, este miércoles en Washington.
La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en su reunión con el senador Bernie Sanders, este miércoles en Washington.Gabinete de Comunicación Ministerio de Trabajo y Economía Social (Gabinete de Comunicación Ministerio de Trabajo y Economía Social/EFE)

Yolanda Díaz ha sumado a Bernie Sanders a su causa la mañana de este miércoles en Washington. Al menos, así se desprende del relato que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo ha hecho de su encuentro con el senador de Vermont, gran referente de la izquierda en Estados Unidos. “Desde que soy ministra, he tenido reuniones importantes, y esta me ha recordado a la que celebré con el Papa, sobre todo por la conexión inmediata que ha surgido”, ha dicho a un grupo de corresponsales españoles al término de una comparecencia conjunta con el secretario de Trabajo Martin Walsh, con el que ha firmado un Memorando de Entendimiento entre ambos países en materia laboral.

“Sanders ha quedado muy impresionado por los avances que hemos hecho en España en asuntos como la Ley de los riders o la de trabajo a distancia y ambos hemos quedado en tener un encuentro inmediatamente con nuestros equipos para seguir colaborando en ensanchar la democracia, en la protección de los derechos humanos, en continuar avanzando en nuestras agendas comunes”, ha añadido Díaz, que regaló a Sanders una copia de To Walk Alone in the Crowd, traducción al inglés de la novela híbrida Un andar solitario entre la gente, de Antonio Muñoz Molina.

El veterano senador, que se enfrentó (y perdió) en las primarias demócratas al actual presidente, Joe Biden, es el personaje de mayor relieve en la “cargadísima agenda” de Díaz durante su minigira estadounidense, con paradas en Washington y Nueva York, donde ha priorizado los asuntos laborales y sindicales.

El otro plato fuerte de la visita es la reunión que el jueves tiene en Nueva York con una estrella ascendente de la izquierda estadounidense, el trabajador de Amazon Chris Smalls, quien, junto a Derrik Palmer, logró que los empleados de un almacén de la empresa de logística en Staten Island se sindicalizaran, asunto nada fácil en el país del neoliberalismo.

Smalls se ha convertido en la cara de un nuevo sindicalismo que lucha por los derechos de los trabajadores en grandes compañías como Starbucks o Apple, algunos de cuyos representantes laborales también se verán con Díaz. “Uno de los grandes temas de debate de nuestro tiempo pasa por la necesidad de fortalecer el sindicalismo, porque eso engrandece las democracias. Conozco muy bien el sindicalismo en España y en el mundo, y esta nueva tendencia en Estados Unidos toca estudiarla muy de cerca, por más que las experiencias estadounidense y española sean muy distintas. Las nuevas realidades requieren nuevas formas de relación sindical, y aquí ya las estamos viendo nacer”, ha afirmado.

En clave de política interna, Díaz también se ha referido a la encuesta del CIS que se dio a conocer este martes, y que da un triunfo del PP sobre el PSOE con un margen de dos puntos. “A las encuestas les doy valor porque reflejan tendencias. El PP ha crecido y el espacio que represento, también, cuatro puntos. Eso habla claramente de que las derechas no suman, y no van a gobernar en España. Se abre una nueva década de progresismo. Sumar [el proyecto político que presentó en Madrid el pasado 8 de julio] es una apuesta porque eso sea así, y por motivar a la gente, que, pese a lo que dicen, está con muchas ganas de participar en política”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tras su parada en el Departamento de Trabajo, donde ha firmado un documento, una declaración de intenciones que persigue “hacer cumplir las normas del salario mínimo”, “fortalecer la voz de los trabajadores en el lugar de trabajo” o ”garantizar sus derechos en la economía de plataformas”, entre otros puntos, Díaz tenía previsto verse con la congresista Ilhan Omar (Minnesota), una de los nombres con mayor proyección del ala más izquierdista del partido, que venía de protagonizar el martes, junto a Alexandria Ocasio-Cortez un acto de desobediencia civil por la sentencia del Tribunal Supremo contra el derecho al aborto, que acabó en arresto. Omar, musulmana, forma parte de The Squad (la pandilla), grupo formado por seis representantes (cinco mujeres, entre ellas, Ocasio-Cortez, y un hombre), que defienden las políticas más progresistas en el Capitolio.

Díaz, que este miércoles por la noche preveía reunirse con miembros de la comunidad española en la capital, tiene cita el viernes en la sede de la ONU y también se entrevistará, antes de emprender regreso a Madrid, con Deborah Archer, presidenta de la American Civil Liberties Union (ACLU), organización de referencia en este país en la lucha por los derechos civiles.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Iker Seisdedos

Es corresponsal de EL PAÍS en Washington. Licenciado en Derecho Económico por la Universidad de Deusto y máster de Periodismo UAM / EL PAÍS, trabaja en el diario desde 2004, casi siempre vinculado al área cultural. Tras su paso por las secciones El Viajero, Tentaciones y El País Semanal, ha sido redactor jefe de Domingo, Ideas, Cultura y Babelia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS